Una ciudad generosa en Bienal de La Habana

Por: Maylín Vidal.

En una esquina de un abandonado sitio de la barriada habanera de El Vedado, una original y creativa ciudad es levantada por 12 jóvenes artistas cubanos y su profesor, quienes buscan construir su modelo ideal de convivencia.
Es la cuarta generación del proceso artístico-pedagógico Las pragmáticas, creado por el profesor René Francisco Rodríguez, Premio Nacional de Artes Plásticas 2010, con estudiantes de tercer año del Instituto Superior de Arte (ISA).

Desde el 12 de mayo último, un día después de inaugurada la Bienal de La Habana, comenzaron a erigir esta urbe con toques futuristas.

“Aquí se construye una Ciudad generosa” reza un cartel a la entrada del lugar, donde salta a la vista un molino de madera que hace recordar las aventuras del ingenioso hidalgo. El molino de viento es el puesto de mando, el centro de información comandado por Rene Francisco.

En su interior cuelgan cuadros con mensajes de textos de escritores y pensadores latinoamericanos. También se ofrecen otros servicios, explica el principal gestor de esta iniciativa a Prensa Latina. A ciertas horas del día, dijo, se convierte en una heladería en la que una mujer atiende los pedidos.

Cada integrante del proyecto deja volar su imaginario social -tema al que esta dedicada la cita de las artes visuales- para concebir su hogar. Ocho mujeres y cinco hombres, 13 diseños con poéticas y estéticas distintas, pero con un jardín común, apuntó el artista.

Llevan 20 días de trabajo y han ido sumando a jardineros, arquitectos, ingenieros, carpinteros e incluso historiadores y escritores de la isla. De eso se trata, explicó, de levantar una ciudad que nos una en un proyecto común.

Rutas que colindan entre sí conducen a los visitantes a los hogares concebidos por jóvenes como Alejandra Oliva, Guillermo Cárdenas o Anabel A Zenea.

Esta última convirtió su vivienda en una campana de fibrocemento climatizada, con sonido en su interior, en la que el espectador siente la sensación de estar en lo profundo de un pozo, al escuchar el sonido de gotas cayendo.

En la intersección de la imaginaria calle Loynaz, la joven Jenny Real rinde homenaje a la poeta cubana Dulce María Loynaz con su pequeña glorieta de madera, donde instaló en su centro una luz amarilla. Quise homenajear a mi autora preferida, a la época que vivió cuando por primera vez, siendo niña, conoció la luz eléctrica, refirió a Prensa Latina.

Las pragmáticas pedagógicas de Rene Francisco comenzaron hace más de dos décadas. Ya han pasado 20 grupos, detalló. La idea fue crear una pedagogía a la intemperie, confrontar un espacio como por ejemplo ahora El Vedado, y mejorar la vida espiritual de las personas.

Hasta el 12 de junio el público podrá disfrutar de esta ciudad que cada día toma vida con diversos perfomances y otras propuestas artísticas.

Acerca de aucalatinoamericano

Auca en Cayo Hueso: Debates y reflexiones desde latinoamerica.

Publicado el mayo 24, 2012 en Cultura. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: