Pepe Antonio: su machete vibra aún

Por Víctor Joaquín Ortega

Han dado resultado las recomendaciones de Charles Knowles, gobernador de Jamaica, quien visitó la capital de Cuba en son de paz en 1756, y aprovechó para detectar fallas en la defensa y otros deslices. Invaden los ingleses. Sus navíos atacan el 6 de junio de 1762 el torreón de Bacuranao y el de Cojímar; desembarcan en esa región por la playa de Los Sardineros.

Le toca el turno a la Bahía de La Habana: error de los hispanos al hundir tres barcos para impedir que la flota enemiga pueda arribar: con eso obstaculizan la salida de las naves propias.

Hay quienes ponen alas a sus pies pero no para luchar. Entre ellos, la máxima autoridad de la Isla: Juan del Prado Portocarrero. Otros batallan con bravura. Luis de Velasco, al frente del Morro, que no es tomado hasta el 30 de julio; en el enfrentamiento sucumbe el valiente oficial español. Sobre la urbe caen entre bombas y granadas 3 070; en su defensa mueren 3 700 hombres.

Golpean a los agresores las milicias dirigidas por regidores criollos. Fuerte oposición presentan los batallones de pardos y negros. No les resulta fácil a los sitiadores que piden y reciben refuerzo de su colonia de América del Norte.

En primera línea: ¡Pepe Antonio! La historia recoge que se nombra José Antonio Gómez Bullones. Nació en Guanabacoa el 10 de diciembre de 1704. Cuando el ataque, alcalde mayor provincial de la Santa Hermandad que equivale a jefe de la Guardia Rural, cuerpo actuante contra salteadores y diversos bandidos.

Durante la conflagración, su primera misión es logística: recoger el ganado, colectar alimentos, y con ellos apoyar a los defensores. Su segunda labor: perseguir a los ingleses y hacerle todo el daño posible. El uso del machete como arma pesa en sus logros durante cinco combates, cuatro de ellos triunfales.

En su brega a lo muerde y huye, les ocasiona más de 100 bajas e incluso captura número considerable de prisioneros. Después, cumple una tercera: custodiar Guanabo cuando los ocupantes salieron de allí.
Una enfermedad –¿cólera o dengue?– lo atrapa y es conducido a la zona de Peñalver donde fallece el 26 de julio de 1762. Se dice que esa epidemia existió y se llevó vidas, porque los invasores la motivaron al enterrar los cadáveres de manera superficial.

Los españoles se rinden el 12 de agosto. Llegaría el vandalismo de los vencedores que no respetaron escuelas ni iglesias, y se instalaron en muchas de las más refulgentes mansiones. Si bien hubo apertura del comercio, a partir de una visión y una sociedad más avanzadas que la hispana, solo era un cambio de metrópoli, tan explotadora y cruel la una como la otra.

La actitud de Pepe Antonio es un importantísimo hecho para la Mayor de las Antillas, muy por encima de los resultados. El Museo de Historia de Guanabacoa guarda el machete utilizado por este hombre en sus cargas; en otros momentos estas alcanzarían relieve supremo contra la tiranía de España. Cuba aún no era nación, mas aquel combatiente resultó muestra de coraje, honor y de amor al suelo donde se nace, en crecimiento del criollismo al patriotismo. Hemos heredado los valores más altos del Patriota Insigne de Guanabacoa.

Para escribir este trabajo se contó con el generoso y esclarecedor apoyo del Museo Municipal de Guanabacoa y, en especial, del historiador e investigador Marcos Rodríguez.

Acerca de aucalatinoamericano

Auca en Cayo Hueso: Debates y reflexiones desde latinoamerica.

Publicado el junio 11, 2012 en Política. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: