EL DUENDE DE MIAMI. DEL MAS ALLA

Traducido del más allá por Max Lesnik.

Final de la Convención Republicana

Hoy  vamos  a  reducir  nuestra  intervención en el  programa  de  Radio-Miami  a  solo  una  nota, a manera  de  comentario  de apenas  unos  minutos- no tuvimos  tiempo para escribir mas- porque  nos acostamos  bien tarde  en  la  noche  viendo por  televisión  la Convención Republicana  de Tampa  en la que   el  candidato   presidencial Mitt  Romney  aceptaba la nominación  de  su Partido   para  la más  alta magistratura  de  los  Estados  Unidos.

Todas  las  convenciones  presidenciales  norteamericanas son  siempre iguales ,   sean  Republicanas  o  Demócratas,  porque  al  parecer están  diseñadas  bajo  un  mismo  patrón no muy  diferente  al   espectáculo  que  nos  describiera   magistralmente  el  apóstol cubano José  Martí,   cuando   estuvo  presente en  una  de  ellas  a  finales  del Siglo XIX  cuando  ejercía  la  profesión periodística  en New  York,  a la vez  que  trabajaba  febrilmente  por  organizar  el  movimiento  revolucionario  con vista  a  la  independencia  de  Cuba.

En  esta  Convención  Republicana  de Tampa   en su día  de cierre, tanto  Mitt  Romney  como  el resto  de  las  figuras  que  hablaron  al  publico- en  su inmensa  mayoría  blancos de ideas muy  conservadoras- fueron  cada  uno  a  lo suyo,  es  decir,  a  sacarle  partido a  la  ocasión,  como  si  el subconsciente les  dijera que    la victoria  estaba  cantada para  el  Partido  contrario-  los  Demócratas   de  Obama-  y  que había  que  subir  al  escenario  para  cada  cual   sacarle  provecho  al momento, pensando  más  en  el  futuro  personal   de  cada uno  de  ellos ,  que en  las  elecciones   presidenciales que  ya  están  al  doblar  de  la  esquina.

Jeb Bush  lo que hizo   en su  discurso  ante  la Convención  Republicana,  fue defender  a  su  hermano el  ex  presidente George Bush,    de  los ataques  que  le hacen  los  Demócratas,  que  lo  culpan  del desastre  en  la  economía  que heredó  el Presidente Obama.

El actor  Clint Eastwood   fue  a  promover  su  imagen  y sus  películas como   “ llanero “ ya  que  con la excepción  suya,  el  resto  de  Hollywood  está al  lado  de  Obama. Aquí le  ha tocado hacer  esta vez  el  papel  del  “malo  de  la  película”.

El  Senador  Marco  Rubio, como  los  demás,  también  fue  a  lo  suyo.  Promoverse  para  el  futuro como  la  figura  estrella  hispana  del  Partido  Republicano, aunque  para  el resto  de los  latinos,  Rubio no es  uno  de  ellos,  porque  en  su discurso  no dijo  nada  de  Inmigración para no  ponerse  a  mal  con  la audiencia derechista  que  odia  a  los  hispanos. Y  si  se  trata  de  Cuba,   Marco  Rubio  usó  la tribuna  de la  Convención  de Tampa para convertirse  en  el cubano  más  prominente  de  los  Estados  Unidos, dejando  bien  atrás  al resto  de  los  políticos  cubano-americanos  que  tienen escaños  legislativos   en  el  Capitolio de  Washington.

Por  lo  demás  poco  o nada    impactó al  gran  público televidente  la noche  final de  la  Convención Republicana  de  Tampa.  El  piso  del  coliseo  donde se  celebró  el  evento  Republicano  de  anoche,  no  era ciertamente  representativo  del  pueblo  norteamericano  de  estos  tiempos. Más  bien  parecía  que lo que  estábamos  viendo,  era  una  película  de  una  Convención  presidencial  de  los  años  50,  antes  de  que  se promulgaran  los  derechos  Civiles  en  los  Estados  Unidos. No  vimos  ni una  sola  cara  negra ante  la  pantalla  de  la  televisión.  Los  hispanos  que  se  presentaron,  eran  en su  inmensa  mayoría de origen  cubano, todos  bien  blanquitos   por  cierto,  como si el color  aceitunado  de  los  mejicanos ,  centro  y  sudamericanos,  no  tuviera  espacio  en  una Convención  Republicana  convocada  para  proclamar  a  un  futuro  Presidente  de  los Estados  Unidos.

En resumen,  diremos  que  la Convención  Republicana  de  Tampa tuvo  el mismo  colorido que el de  todas  las  Convenciones,  pero  como en  ninguna  anterior,  dejó  en  el  ambiente  tanta sensación  de  derrota. A  lo  mejor  me  equivoco  en mi  juicio pero  por  lo  quien vi  en  la  televisión,  los  que  participaron  en  la  Convención  Republicana  de  Tampa  no  constituyen  una  verdadera  representación  de lo  que  hoy  es el  pueblo  de  los  Estados  Unidos.  Quizás   por  eso  cada  uno  de  los  oradores  que  subió  a  la  tribuna- Jeb Bush, Clint  Eastwood  y  Marco Rubio- fueron   solo  a  promover  lo  suyo  pensando  en su futuro,  dejando  a  Romney  en  solitario  defendiendo  una  visión  de  su  país  que  nada  tiene  que ver  con  la  realidad de  hoy.

Lastima  de Mitt  Romney. Nadie  debiera  tener  una  mala  opinión  de  su  persona,  pero  me recuerda  al  personaje  de  la  novela  “The Ugly Américan“,  “El  Americano  Feo”.  Por eso   no me gustó para  nada   lo  que vi en  la  Convención  Republicana  de Tampa. ¡Lo  malo  no  es  Romney, sino  lo  que  le rodea!

Y hasta  el  próximo  martes amigos de  El  Duende,  porque  el lunes  en    Estados  Unidos  es “Labor Day”,   el  día  del  trabajo  y no  tenemos  programa  radial.  Hasta entonces s pues  que  con mi gallo  me  voy cantando a m tumba fría, Bambarambay.

Acerca de aucalatinoamericano

Auca en Cayo Hueso: Debates y reflexiones desde latinoamerica.

Publicado el agosto 31, 2012 en Humor. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: