A llenar las alcancías.

Por: Arthur Gonzalez.

Todo hace indicar que la grave y sostenida crisis económica que afecta a los Estados Unidos y muy especialmente al sur de la Florida, incitó a los miembros de las organizaciones contrarrevolucionarias que viven del viejo cuento de que van a eliminar a la revolución cubana, para iniciar una nueva campaña de recolectar dineropara “ayudar a los disidentes”.

Como si la gente fuera boba o estúpida, la denominada Fundación para los Derechos Humanos en Cuba, integrada por un grupo de pícaros selectos que llevan viviendo del invento desde hace medio siglo, se les ocurrió la “magnífica idea” de celebrar una actividad para sacarle el dinero a los tontos que aun se dejan embaucar, mediante una denominada “Fiesta Tropical”, en la cual los invitados pagarán la entrada a un costo de 150 dólares y podrán participar en una subasta de artículos donados (entiéndase usados) por los patrocinadores de dicha actividad.

O sea, que además de pagar la entrada deberán pagar los artículos de segunda mano. Negocio redondo para los patrocinadores y supuestamente el dinero recaudado será remitido a la contrarrevolución en Cuba.

Parece que el presupuesto de 20 millones de dólares que aprueba anualmente la Casa Blanca, no alcanza para la buena vida que se dan los “vive bien” de Miami y ahora a inicios del nuevo año fiscal, cuando se avecinan las fiestas navideñas, necesitan de dinero fácil para las cenas pascuales de cada uno de ellos, pues es sabido que a la Isla solo llegan migajas.

Los que hoy peinan canas puede que se recuerden del programa humorístico de la TV cubana “San Nicolás del Peladero”, libreto costumbrista de la época batistiana en Cuba, donde el alcalde Plutarco Tuero y su eterno contrincante Montelongo Cañongo, se disputaban la supremacía de quien robaba más al heraldo público, haciendo malabares en el aire con tal de engañar a los ingenuos del pueblo.

Algo similar se percibe a diario en Miami, donde los que emigraron cargaron además de sus ropas y zapatos, con las marañas y triquiñuelas que hacían antes de marcharse de la Perla de las Antillas.

Veremos en qué termina el tal “Fiesta Tropical”. Quizás algunas muchachas le pasen el cepillo a los actuales politiqueros y los despelucen con solo dos movimientos de mocha, como los cortadores de caña. Pero lo cierto es que el dinero se quedará en los bolsillos de los astutos organizadores.

Acerca de aucalatinoamericano

Auca en Cayo Hueso: Debates y reflexiones desde latinoamerica.

Publicado el octubre 19, 2012 en Política. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: