EL DUENDE .(#Cuba, #EEUU,#España.)

https://i2.wp.com/www.elduendemiami.com/images/stories/nuevas/duende.jpg

Por: El Duende.

El “negocito” de  caer preso en Cuba.

Me  llama  por  teléfono desde  la ciudad  de Hialeah  un  oyente  de Radio-Miami para decirme  a  manera  de  comentario  algo que  le   informaron  de  Cuba  unos  familiares  suyos  de  la  ciudad  de  Santa  Clara,  vecino  del ya famoso  “Coco”  Fariñas  el  campeón  mundial  en  huelgas  de  hambre.  Me dice : .En cualquier parte  del  mundo es  una  verdadera tragedia verse envuelto en problemas con la ley  y  en consecuencia  ir  a  para con sus  huesos a la cárcel. Así  es  en todas  partes  menos  en  Cuba,  si  el que  cae preso  dice  ser  un  “Disidente” opositor al  gobierno  cubano.

Y agrega  el  oyente  de El Duende : “Desde  que  se  estableció  la  nueva  medida  de  que  a  los  “Disidentes”  se  les  paga   a destajo de acuerdo  a  las actividades  que  realicen- con una  bonificación  extra- si como consecuencia  de  su acción,  son  arrestados  por  las  autoridades  de  la  isla. El  campeón  en  ese  nuevo  negocio  de  “cuentapropista”  es  un  cubano  del  pueblo  de  Placetas  que  dice  tener en  su  haber  un  record  de  275  arrestos  con  un  número  igual  de  apariciones  del  caso  en  la prensa  extranjera”.

Con  la  ventaja  que en ese  tipo  de  “negocito” privado    el  cuentapropista que  opera  con  una  inversión capitalista  extranjera,   hasta  ahora  no tiene  que pagar  impuestos.  Digo  yo.

 

                         La Conjura contra  el Cardenal Ortega.

Se  ha dicho  que desde  que  se  instauró en Roma el Papado,  la  Iglesia  juega siempre  con dos  caras.  Con  lo  que al  final  siempre  gana,  porque  a fin de cuentas  apostó   a los  dos  bandos.

Yo no lo creo así aunque   los  hechos  parecen confirmarlo. Al margen  de  lo  que  piense  el Papa  en  el Vaticano,  que  le  ha  dado  todo  su apoyo  al Cardenal  Jaime Ortega  en el ejercicio de  su misión pastoral,   lo cierto  es  que  dentro  de la  Iglesia  Católica  cubana  hay  evidentes signos  de  corrientes  en  pugna  que se manifiestan  tanto  en  la isla  como  en Miami.

En Miami  la  cabeza  visible  de  una conspiración  contra  el Cardenal  cubano  tiene  su  foco  en  la Ermita  de la Caridad desde donde   un  cura  llamado  Rumín  rumia  sus  intrigas  contra  la  jerarquía de  la  Iglesia  de  la  isla utilizando  como  peón  a un sacerdote  de  allá  con no mucho  talento  pero de   sobradas  ambiciones  y vocación  de  protagonismo  publicitario, que  desde  hace  rato  está  jugando  al “ curita travieso” . Como  el  del  cuento del  ratón  que  le pone  cascabeles  al  gato  sin que  por  ello  pague  las  consecuencias,  porque  para  eso estará  allí  el buen   Cardenal  que  saldrá  en su auxilio  en caso  de  que  al  gato  le molesten  los  cascabeles.

De que  al  Cardenal  Jaime  Ortega le  están  tratando  de  serruchar  el  piso,   entre  el  cura Rumín  de  Miami  y  el  cura  de  Cuba  José Conrado, de eso no  me  cabe  la  menor  duda. Lo  que  no he  podido  saber todavía   es  qué  papel  tiene  en  esta  intriga  de  sotanas  el Obispo  polaco  de Miami  Monseñor  Wenski  que  al  parecer  juega  a las  dos bandas, diciendo que apoya  al  Cardenal Ortega  a la  vez  que  le  da  alas  al  curita   Rumín . Mientras  tanto  en  Roma  el  Papa  se  informa  y  calla.

                          Antecedentes del “Embargo”  a  Cuba.

Siempre se ha dicho  que  los  acontecimientos  de  hoy , por más  que nos parezcan nuevos,   no son más  que  la repetición  de  otros  hechos  que  ya  han  acontecido  antes, a  través  de  los  años y   a veces   siglos,  que han  sido  recogidos por   la  historia

Ahí tenemos  la  llamada  “Ley  del  Embargo”  a  Cuba  decretada  por  el  gobierno  de  Estados Unidos hace  ya medio  siglo que tuvo  como antecedente  la carta  que  le  enviara  el Secretario  de  Guerra  de los  Estados Unidos  J.C Breckenridge  al  Jefe  del  Ejercito de  la nación norteamericana   Nelson A. Miles  a fines  del  pasado Siglo  XIX, poco  antes  de  la  intervención  militar  de Estados Unidos  en  Cuba en el  año  1898  cuado  ya  los  Mambises  cubanos  estaban a  punto  de  derrotar  a  las  fuerzas  militares  de  España  en  la isla.

La carta  a que  hacemos referencia nos  ofrece  el  antecedente  histórico  de  la  razón  y fines  verdaderos   de  la  llamada “ Ley  de  Embargo  a  la  Republica  de  Cuba”  hoy  vigente  en  la  legislación  norteamericana. Dice  así  este documento  histórico:

“La anexión de territorios a nuestra República, ha sido hasta ahora la de vastas regiones con muy escasa población y fue siempre precedida por  la invasión pacífica de nuestros  emigrantes, de modo tal  que la absorción y amalgama de la población existente ha sido fácil  y  rápida. El problema antillano se nos presenta bajo dos  aspectos: Uno  está  relacionado  con la isla  de Cuba y otro  con Puerto Rico; también  nuestras aspiraciones y la política que debemos observar en cada caso, difieren. Cuba, con un territorio mayor tiene una población mayor  que Puerto Rico. Esta  consiste de  blancos, negros y asiáticos  y sus mezclas. Los  habitantes son generalmente indolentes y apáticos. Es evidente que la inmediata anexión  de estos  elementos  a nuestra propia Federación sería una locura y, antes de hacerlo, debemos limpiar  el país, aun cuando eso sea por la aplicación de los mismos métodos que fueron aplicados por la  Divina Providencia en las ciudades  de Sodoma y Gomorra.”

“Debemos destruir todo lo que esté dentro  del radio de acción  de  nuestros  cañones. Debemos concentrar  el bloqueo, de modo que el hambre y su eterna compañera, a peste, minen  a la población civil y diezmen al ejército cubano”.

Este  ejército debe ser empleado  constantemente en   reconocimientos y acciones  de  vanguardia, de  modo que sufra entre dos  fuerzas, y sobre él recaerán las empresas peligrosas  y desesperadas.  Ayudemos con nuestras armas  al  gobierno  independiente que  será constituido, aunque  informalmente, mientras  esté  en minoría.”

“Resumiendo: Nuestra política debe ser siempre apoyar  al más  débil contra el más fuerte, hasta que hayamos obtenido el exterminio de ambos a fin de anexarnos a la Perla  de las  Antillas”.

Esta carta  del  Secretario  de  Guerra  de  los  Estados  Unidos  Breckenridge  enviada   al  Jefe  del  Ejercito de  la nación norteamericana   Nelson A. Miles en el año 1898  revela  en  todo su  inhumano  pensamiento  lo que  el gobierno norteamericano  de  entonces tenía  como  su  política  más  pérfida  hacia  Cuba.

Con  ese  mismo  espíritu  de  odio  exterminador  de  fines  del  Siglo XIX  fue  que  Estados  Unidos  decreto  hace  50 años  la Ley de  Embargo  contra Cuba,  una  política  que  sigue vigente  en pleno  Siglo XXI  a  pesar  del  rechazo  mundial  a tan criminal  legislación  norteamericana.

Si  la  historia debiera  servir para  algo  es  para  no  repetir  los  errores  y  horrores  del  pasado. Ahí  se  las  dejo  y  los pongo a  pensar.

Y hasta  mañana martes  amigos  de El  Duende  que con mi gallo  me  voy cantando a mi tumba fría. Bambarambay.

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .