El asesino probado del #Che resucita la vieja calumnia contra #Fidel Castro: ¿nuevas órdenes de la #CIA?

Cubainformación – Basado en un texto de Norelys Morales Aguilera – Blog “Isla mía” (Cuba).- El asesino del Che Guevara es Félix Rodríguez Mendigutía, criminal que cuenta con un larguísimo historial de acciones contra la Revolución cubana al servicio de la CIA. Hace unos días, al cumplirse 46 años de la ejecución del Che Guevara -cuya orden fue dada por él-, era entrevistado en la CNN. Allí, volvía a resucitar la vieja calumnia de que fue Fidel Castro quien envió a Guevara a Bolivia para ser “eliminado”.

Texto adaptado

El asesino probado del Che resucita la vieja calumnia contra Fidel Castro: ¿nuevas órdenes de la CIA?

Cubainformación – Basado en un texto de Norelys Morales Aguilera – Blog “Isla mía” (Cuba).- El asesino del Che Guevara es Félix Rodríguez Mendigutía, criminal que cuenta con un larguísimo historial de acciones contra la Revolución cubana al servicio de la CIA.

Félix Rodríguez, alias “El Gato”, interviene frecuentemente en las televisiones de Miami, vanagloriándose de sus actividades terroristas en Cuba, en Vietnam y en varios países de América Latina. Meses atrás, aparecía ensalzando a la bloguera Yoani Sánchez. Y hace unos días, al cumplirse 46 años de la ejecución del Che Guevara -cuya orden fue dada por él-, era entrevistado en la CNN. Allí, volvía a resucitar la vieja calumnia de que fue Fidel Castro quien envió a Guevara a Bolivia para ser “eliminado”.

Hay pruebas incontestables de que fue la CIA quien envió a Rodríguez a asesinar al Che. En un documento, desclasificado en 1993, se lee que Félix Rodríguez, alias Capitán Ramos, ordenó al Sargento boliviano Terán la ejecución del Guerrillero. El propio Rodríguez lo confesaba, en 1998, a la revista española Cambio 16. Allí leemos: “Mandé a Terán que cumpliera la orden. (…) dispararle (a Guevara) por debajo del cuello, porque tenía que parecer muerto en combate”.

Si hay algo que –ni ayer la CIA, ni hoy los grandes medios- perdonan a la Revolución cubana es la unidad política que mantiene. Una unidad como la que, en su día, mantuvieron el Che Guevara y Fidel Castro, que fue más allá de su estrecha relación de amistad. Unidad que llevó –por cierto- a Fidel Castro, como jefe de Estado, a enfrentarse con la línea estratégica que mantenía la Unión Soviética, opuesta a la lucha armada del Che en Bolivia.

Por cierto, el Sargento Terán, quien obedeció la orden de ejecutar al Che, en el año 2006 se benefició de una de las miles de operaciones gratuitas de la visión que realiza la cooperación médica cubana en Bolivia, dentro de la llamada Operación Milagro. Una paradoja de la historia que bien valdría para un impactante reportaje periodístico. Si es que a algún medio de prensa le interesara.

Texto original

Félix Rodríguez fue el asesino del Che por orden de la CIA, pero quisiera cambiar la historia

Norelys Morales Aguilera – Blog “Isla mía” (Cuba).- Cuando hay pruebas suficientemente abrumadoras de que la muerte de Ernesto Guevara, el Che, fue ordenada por la CIA, se aparece en este aniversario 46 el agente designado para el asesinato, con la peregrina declaración de que fuera “mandado a eliminar” por Fidel Castro de acuerdo con una entrevista a CNN del ejecutor de la orden, Félix Rodríguez Mendigutía. [1]

El título que emplea la televisora estadounidense, cuyo accionar no necesita de explicaciones, da una primera pista: “A 46 años de la muerte del Che”.

Durante ese lapso han intentado vilipendiar esa figura paradigmática en ideales y actuación humana, pero han podido, lo mismo que sucede contra Fidel Castro, cuya palabra guiadora les continua dando pavor.

Y, el ex agente de la CIA, que se sabe marcado por el asesinato, decide que puede cambiar el peso del crimen que carga, acudiendo con la CNN a la llamada propaganda negra, aquella que presenta hechos de manera selectiva y omite otros deliberadamente para sustentar una conclusión (Sic).

Rodríguez Mendigutía, oculta la verdad y acusa a Fidel Castro en una jugada burda y tan poco ética como puede adjudicársele a un asesino, cuando los hechos lo sitúan en el lugar del crimen que fraguó la CIA.

Desde mucho antes de que Ernesto Guevara de la Serna se convirtiera en líder del movimiento guerrillero cubano y posteriormente latinoamericano, los perros de presa del gobierno yanqui le seguían las huellas para eliminarlo, afirma el periodista Amaury E. Del Valle, quien consultó una amplia bibliografía. [2]

Ya en 1954, cuando Guevara se encontraba en Guatemala, entonces encabezada por el nacionalista Jacobo Arbenz, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) comenzó sus primeras pesquisas sobre “un médico de nacionalidad argentina a quien debemos abrir un expediente”.

Cuando poco después los aviones y mercenarios de la Agencia, pagados y auspiciados por la United Fruit Company, convirtieron el pequeño país latino en un infierno de metralla y muerte, el joven argentino intentaría junto a un grupo de amigos organizar la resistencia armada a la invasión.

Entonces, la CIA ya no alertaría sobre “abrir un expediente”. En un informe secreto desclasificado por los propios Estados Unidos, los agentes afirmaron que: “Lo mejor es que comencemos a abrir una guerra a este hombre”.

Y así fue. Al reaparecer Ernesto Guevara en las montañas de la Sierra Maestra cubana, en 1957, varios periodistas o “simpatizantes” que visitaron a los insurgentes tuvieron como misión específica espiar en especial al conocido como el Che, ya fuera para el Buró Federal de Investigaciones, la CIA o el Departamento de Estado. También  lo revelaron dos investigadores norteamericanos, Michael Ratner y Michael Steven Smith en su libro Che Guevara and the FBI, basado en cientos de documentos secretos desclasificados por el FBI en 1997.

En un memorando de la Casa Blanca del 11 de mayo de 1967, el consejero presidencial Walt Rostow informó al presidente norteamericano Johnson en una corta nota sobre “los esfuerzos de Estados Unidos por seguir los movimientos de Guevara”, y le aclaraba que su supuesta “desaparición de Cuba puede ser ‘operacional’, y no absoluta como la CIA creía al principio”.

Aquí aparece una referencia velada a contradicciones que nunca existieron entre la máxima dirección de la Revolución cubana y el Che, la cual, por demás, apoyó incondicionalmente la gesta liberadora del Guerrillero, como lo reconoció un cable de inteligencia de la propia CIA, con fecha 17 de octubre de 1967, que resume informaciones recolectadas entre septiembre del 66 y junio del 67, donde destaca la posición vertical del Comandante en Jefe Fidel Castro, incluso en desacuerdo con la dirigencia en aquel entonces de la ex URSS, que se oponía al intento guevariano en Bolivia.

Rodríguez Mendigutía da la orden de matar al Che

Félix Rodríguez, alias Capitán Ramos, alias “El Gato”, ordenó al Sargento Jaime Terán asesinar al Che. Lo confesó a la revista española Cambio 16, edición del 18 de diciembre de 1998: “Salí y mandé a Terán que cumpliera la orden. Le dije que debía dispararle por debajo del cuello porque tenía que parecer muerto en combate”. [3]

Asustado, Terán no llega a disparar sobre el Guerrillero Heroico.

– ¡Dispara cojudo, dispara!, le grita Rodríguez a Terán.

Terán sigue sin disparar y sale de la escuelita.

Rodríguez grita amenazas y le ordena terminantemente entrar de nuevo y cumplir con la orden.

Terán, finalmente, dispara.

Entonces, el agente de la CIA Félix Rodríguez imitando cobardemente a unos militares presentes, dispara hacia el cuerpo del Guerrillero Heroico.

¿Qué sentido tiene hoy que Rodríguez Mendigutía renueve la hipótesis de contradicciones entre Che y Fidel, que desembocarían en el imposible de que lo mandara a asesinar y ocultar la prueba de hidalguía que les diera Guevara a sus asesinos cuando intentaban quebrar su bravura?

Pues, revivir lo que fue un supuesto de la CIA pone al asesino del Che en el foco mediático en búsqueda de una resonancia que nunca tuvo, como peón que ha sido. Incluso, Félix Rodríguez en su casa de Miami exhibe los trofeos de un asesino, incluyendo los calzones de una guerrillera y las fotos de él al lado de George Bush.

Falsimedia le complace. Los fanáticos le seducen, pero nadie podrá contra la verdad: La CIA mandó a ejecutar a Ernesto Guevara mediante Félix Rodríguez Mendigutía.

Notas

[1] http://cnnespanol.cnn.com/2013/10/09/al-che-lo-mando-a-eliminar-fidel-castro-dice-el-hombre-clave-en-su-captura
[2] http://www.lafogata.org/che/nuevos/c13.htm
[3] http://www.cubadebate.cu/opinion/2003/10/07/felix-rodriguez-mendigutia-el-hombre-que-asesino-al-che/ 

Acerca de aucalatinoamericano

Auca en Cayo Hueso: Debates y reflexiones desde latinoamerica.

Publicado el octubre 18, 2013 en Cuba, Historia, Variado y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: