#Cuba tendrá nueva ley de inversión extranjera. (#Miami,#Madrid)

Tomado de Progreso Semanal:

Por: Javier Ortiz

Nuevos tiempos, nuevas reglas. Cuba va a tener una nueva ley de inversión extranjera, según aseguró el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parilla, durante una reciente entrevista concedida en Tokio a la televisora japonesa NHK.

El canciller cubano dijo que la nueva ley entrará en vigor dentro de poco aunque no definió un plazo específico, de acuerdo con la página NHK World. Rodríguez Parrilla detalló que la nueva legislación procurará una excepción fiscal de diez años para las utilidades ganadas por las compañías, así como de los gastos en personal.

No es la primera vez que un alto funcionario cubano hace referencia a la demorada y para algunos anhelada nueva legislación que regulará la inversión extranjera en Cuba. En julio de 2012 Yamila Fernández, directora de Finanzas del Ministerio de Comercio Exterior e Inversión Extranjera (MINCEX) había anunciado su promulgación para finales de aquel año.

Pasados casi doce meses el canciller cubano no dio fechas precisas para su estreno pero cabe suponer que no se dilate mucho más allá de la inauguración de la Zona Especial de Desarrollo del Mariel, prevista para enero de 2014.

mariel_puerto

El proyecto del Mariel nació respaldado por el Decreto-Ley 313 del Consejo de Ministros , de septiembre de 2013. En esa norma queda explicitado que uno de los objetivos de la Zona será precisamente “atraer la inversión extranjera”. El artículo 57 especifica que los inversores en Mariel no tendrán que pagar impuestos sobre utilidades (durante diez años), ni sobre las ventas (por un año). Tampoco deberán tributar el impuesto por la utilización de la fuerza de trabajo, entre otras obligaciones que serán eximidas.

El Mariel se perfila como el alfa, el punto de partida, de un cambio en la forma en que funciona la inversión extranjera en el país. Se trata de una especie de zona franca e industrial con 465 kilómetros de extensión alrededor de un puerto con capacidad para recibir embarcaciones postpanamax y convertirse en uno de los más importantes del Caribe.

El ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de Cuba, Rodrigo Malmierca, visitó entre septiembre y octubre de 2013 varios países para presentar la Zona del Mariel a posibles inversores. Abarcó desde Rusia, Vietnam y China, hasta el cercano México.

El 3 de noviembre de 2013, en su discurso durante la inauguración de la XXI Feria Internacional de La Habana, Malmierca dio algunas señales acerca de transformaciones comentadas en Japón por Bruno Rodríguez. Afirmó que “estamos trabajando con mucha dedicación con la actualización de la política hacia la inversión extranjera,  convencidos de que el capital foráneo debe jugar un papel importante en nuestros esfuerzos.”

Agregó que “una vez aprobada esta política esperamos contar con una cartera de proyectos por sectores, que facilite la identificación de socios serios, con interés de asociarse con empresas cubanas en búsqueda del beneficio mutuo.”

La ley de la inversión extranjera vigente data de 1995. Bajo su mandato, con mucha cautela y una política selectiva hacia el capital extranjero, Cuba avanzó en sectores tan fundamentales como el turismo buscando capital, tecnología y mercado. Las modalidades que permite esa norma son las empresas mixtas, los contratos de asociación económica internacional, donde se incluyen los contratos a riesgo, y las empresas de capital totalmente extranjero.

Hasta 2002 las llamadas Asociaciones Económicas con el Capital Extranjero (AECE) tuvieron una tendencia creciente, pero a partir del 2003 se produjo una disminución sistemática. Según los economistas Omar Everleny y Pavel Vidal en este comportamiento influyeron varios factores: los no cumplimientos del objeto social aprobado, las pérdidas en los balances financieros de algunas entidades, el no honrar las cifras de exportación acordadas a otros mercados, entre otras causas, y el giro hacia nuevos socios extranjeros como Venezuela, China y Brasil. “Todo ello dentro de una tendencia más general de la política económica de regreso a la centralización y en que se detiene el proceso de apertura de los años noventa.”

En 1992 la Constitución cubana había sido reformada, permitiendo y reconociendo en el país otras formas de propiedad aparte de la estatal. En febrero de 2013, Raúl Castro anunció una nueva reforma constitucional, para actualizar e incorporar a la Carta Magna cubana el espíritu de las reformas que se plantean en el horizonte.

El Presidente de Cuba dijo que “en concordancia con los acuerdos del 6to Congreso, será preciso armonizar los postulados de la Constitución de la República con los cambios asociados a la paulatina implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.” Pero de esta reforma tampoco ha trascendido nada hasta el momento.

La aprobación de una nueva legislación para regular la inversión extranjera no es un objetivo explícitamente declarado en los Lineamientos del 6to Congreso del Partido Comunista de Cuba, la hoja ruta de las transformaciones económicas emprendidos por el gobierno de Raúl Castro desde 2011.

Aún así, el punto 98 de ese documento indica “perfeccionar las regulaciones y los procedimientos de evaluación, aprobación e instrumentación de la participación de la inversión extranjera, haciendo a la vez más ágil el proceso. Se establecerá un riguroso control sobre el cumplimiento de las regulaciones, los procedimientos y los compromisos contraídos por la contraparte extranjera al constituirse cualquiera de las modalidades de la inversión extranjera.”

La inversión extranjera en Cuba ha sido caracterizada por analistas como un factor crítico para el despegue de la economía cubana, que al parecer volverá este año a crecer por debajo del 3 por ciento. Al decir de Everleny y Vidal, “la necesidad de ahorro externo e inserción internacional, obligarán, tarde o temprano, a cambiar radicalmente la política cubana hacia la inversión extranjera dentro del proceso de reforma en curso, en especial, transformar la visión oficial de la misma como ‘complemento de la inversión nacional’ por aquella otra que la sitúe como elemento fundamental de los esfuerzos de inversión y crecimiento.”

Javier Ortiz, periodista del sistema informativo de la Televisión Cubana.

Progreso Semanal/ Weekly autoriza la reproducción total o parcial de los artículos de nuestros periodistas siempre y cuando se identifique la fuente y el autor.

3 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .