Cambio en jefatura obispal en #Cuba es “normal”.

La salida del Cardenal Jaime Ortega de la  vicepresidencia de la Conferencia Episcopal de Cuba, es un “proceso normal”  dentro del sistema electoral establecido y no está necesariamente vinculado a  su retiro, opinó este lunes un portavoz de la Iglesia.

 “Creo que las elecciones en la pasada Asamblea ordinaria de la COCC  reflejan un proceso normal. Ha habido cambio de responsabilidades en algunas  comisiones episcopales, otros titulares fueron reelegidos”, dijo a la AFP,  Orlando Márquez, portavoz del Arzobispado de La Habana, que encabeza Ortega.
Un Informativo publicado la pasada semana por la Conferencia de Obispos  Católicos de Cuba (COCC), dijo que en las elecciones fue ratificado Dionisio  García, Arzobispo de Santiago de Cuba, como presidente, mientras que el Obispo  de Santa Clara (centro), Arturo González, ocupó la vicepresidencia que retuvo  Ortega por cinco años.
Ortega, de 77 años, presentó su renuncia en 2011 poco antes de cumplir los  75 años al papa Benedicto XVI. Pero ni el Pontífice ni su sucesor, el papa  Francisco han tomado una determinación al respecto.
“Mientras el Papa Francisco no nombre su sucesor, y hasta donde conozco el  Papa no ha hablado con ningún periodista sobre esto, el cardenal Ortega seguirá  conduciendo la Iglesia en La Habana”, agregó Márquez.
Sin embargo, dijo, Ortega “mantiene su responsabilidad en la Comisión de  Cultura, en lo que ha trabajado fuertemente, y su membresía en otras  comisiones”.
Sacerdote en 1961, obispo en 1978, Arzobispo de La Habana en 1981 y  cardenal en 1994, Ortega ha desempañado un papel de liderazgo en la Iglesia en  Cuba, ocupando la presidencia de la COCC por tres períodos: 1988-1998 y  2001-2004.
Fue el anfitrión de dos visitas papales a Cuba, la de Juan Pablo II en 1998  y la Benedicto XVI en 2012.
Pero sobre todo fue el iniciador, en mayo de 2011, de un inédito diálogo  con el presidente Raúl Castro, en el que también participó Dionisio García,  cuyo resultado más palpable fue la liberación de unos 130 presos políticos y un  mayor espacio para la actividad pastoral de la Iglesia.
El cardenal “es consciente de que un día también será sustituido, como  otros antes que él, y la Iglesia continuará, no hay nada nuevo en eso”, dijo  Márquez.

Acerca de aucalatinoamericano

Auca en Cayo Hueso: Debates y reflexiones desde latinoamerica.

Publicado el noviembre 19, 2013 en Cuba, Política, Religión y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: