La multipremiada cineasta Estela Bravo recorre Sudáfrica con su obra

La multipremiada cineasta estadounidense Estela Bravo conmemoró en la capital sudafricana el aniversario 20 de las relaciones Cuba-Sudáfrica y dijo estar feliz de compartir su extensa obra fílmica con el público de la Nación del Arcoiris.

Quedé muy impresionada con la muerte de Nelson Mandela. Cuando él falleció yo estaba en Estados Unidos y la prensa de allá no hizo ninguna mención de Cuba, a su amor por Cuba, comentó la realizadora nacida en Nueva York.

En ese sentido nosotros hicimos este cortometraje que traemos a Sudáfrica, Mandela y Fidel (Castro), porque queremos destacar esa relación especial que había entre estos dos grandes hombres y estadistas, señaló Bravo.

El fin de semana visitamos la Fundación Mandela, en Johannesburgo, fue un evento importante y una plática muy provechosa con las autoridades del Centro Memorial, se interesaron por nuestros documentales, acotó.

La realizadora norteamericana, quien viaja acompañada de su esposo, el reconocido catedrático en medicina Ernesto Mario Bravo, dijo que en la Fundación descubrió a un Mandela perfeccionista, con una caligrafía impecable y amante de los detalles.

En su diario, devuelto a él muchos años después por un excarcelero, se puede observar como Nelson Mandela lo anotaba todo con extrema minuciosidad. También vimos la condecoración José Martí recibida por Mandela en Cuba, indicó la realizadora.

Entre una gran obra cinematográfica, Bravo trajo a Sudáfrica cinco documentales como propuestas de exhibición: Mandela y Fidel, Cuba y Sudáfrica después de la batalla, Operación Peter Pan, La Última Colonia (sobre la independencia de Namibia) y Mandela en Jamaica.

La primera de estas producciones fílmicas ya está programada para presentarse en centros institucionales y sindicales, y en al menos una universidad de Sudáfrica a finales de este mes. Además, la cinta será vista en Western Cape y otras provincias.

Mandela y Fidel es una película que creemos muy buena para que la gente joven de Sudáfrica pueda acceder a una nueva ventana de conocimiento sobre los nexos cordiales entre los dos líderes, y por ende, entre los dos países amigos históricos, apuntó Bravo.

“Estamos muy felices de estar aquí, la última vez que estuvimos fue en el año 1998 cuando Fidel Castro vino y habló en el Parlamento, y nosotros estuvimos cuando él fue a visitar a los médicos cubanos en aquella memorable ocasión”, recordó la renombrada documentalista.

Aquella vez el líder histórico de la Revolución cubana le dijo a sus compatriotas profesionales de la salud que “ayudando a Sudáfrica ustedes están ayudando a Cuba”, comentó Estela Bravo.

La primera vez que estuve cerca de Mandela fue el día de la independencia de Namibia (1990), un mes después que salió de la cárcel, y además en otra ocasión viajé en el mismo avión de Madiba, cuando él visitó Jamaica, recordó.

En noviembre último el IX Festival de Cine Latinoamericano y Caribeño de Johannesburgo exhibió una de las grandes obras documentales de esta realizadora comprometida con las causas progresistas, el documental Fidel, la historia no contada.

Bravo intercambió experiencias profesionales ayer con diplomáticos de la embajada de Cuba en Pretoria, integrantes de la brigada médica cubana en este país y otros representantes de la isla, una actividad encabezada por el embajador Carlos Fernández de Cossío.

Viajamos acá para conmemorar los 20 años de las relaciones Cuba-Sudáfrica, e invitados por la Fundación Nelson Mandela y el Congreso de los Sindicatos, explicó por su lado Ernesto Mario Bravo, argentino, militante comunista, quien fue combatiente clandestino en su país.

Él fue el estudiante protagonista en 1951 del llamado Caso Bravo, uno de los episodios de tortura policial sucedidos en Argentina durante la primera presidencia del general Juan Domingo Perón.

La obra fílmica de Estela Bravo -nacida en 1933 y con más de dos veintenas de cintas- ha sido exhibida por las cadenas PBS (Estados Unidos), CBC (Canadá), Ch4 (Reino Unido), RAI (Italia), Canal Plus (Francia) y ABC (Australia), entre otras televisoras.

Recibió en 1997 el premio Un solo mundo, otorgado por la Comunidad Europea y la BBC a la mejor producción exhibida por la televisión británica en ese año por el documental Los excluibles cubanos (1996). Igualmente, fue galardonada con la más alta distinción del Urban World Film Festival, en Nueva York, por el documental Fidel, la historia no contada.

En una retrospectiva del National Film Theater de Londres se le reconoció como una de las más destacadas documentalistas del mundo.

Acerca de aucalatinoamericano

Auca en Cayo Hueso: Debates y reflexiones desde latinoamerica.

Publicado el febrero 24, 2014 en Cultura, Internacionales y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: