Fernando González en Cuba: el regreso de un héroe

Fermando GonzálezLa Habana, (PL) La llegada del antiterrorista Fernando González a esta capital llenó de júbilo a la población del país, que continua el reclamo por el regreso de los otros tres héroes cubanos aún prisioneros desde 1998 en cárceles norteamericanas. Fue el 27 de febrero, cuando Cuba pudo al fin celebrar la salida de prisión de Fernando, tras cumplirse íntegramente la condena impuesta, que le privó de la libertad por 15 años, cinco meses y 15 días, como resultado de un amañado proceso judicial en contra suya y de sus cuatro compañeros de causa.En esa jornada, González abandonó el centro correccional federal de Safford, en Arizona, y fue puesto a disposición de los servicios de inmigración estadounidenses para iniciar el proceso de deportación hacia Cuba.

Su verdadera liberación ocurriría al día siguiente, al arribar a la isla al filo del mediodía.

Yo salí de la prisión y me estaba esperando un grupo de personas de inmigración que me retuvieron, me arrestaron prácticamente, dijo el Héroe de la República de Cuba.

Interrogado por Prensa Latina sobre el impacto de salir del presidio, refirió que sólo se sintió libre cuando bajó del avión, pues incluso hasta ese momento lo mantuvieron esposado.

“No sentí la sensación de la libertad al traspasar la puerta de la prisión, que es posible la experiencia que sientan otros, la sensación de la libertad mía es cuando el avión aterrizó aquí y me bajé por la escalerilla, esa es la verdadera sensación de libertad para mí”, expresó al tocar suelo patrio.

Fernando fue arrestado por las autoridades estadounidenses el 12 de septiembre de 1998, junto a René González, Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero, cuando daban seguimiento a grupos extremistas que desde territorio norteamericano planeaban y ejecutaban acciones violentas contra Cuba.

En la actualidad, de los cinco antiterroristas, excepto René y el propio Fernando, quienes se hallan en Cuba tras cumplir íntegramente sus respectivas condenas, los demás siguen prisioneros en penitenciarías de Estados Unidos, pese a una amplia campaña mundial que reclama su liberación.

DE REGRESO EN SUELO PATRIO
A su llegada a La Habana, González fue recibido por el presidente cubano, Raúl Castro, por miembros del Buró Político del Partido Comunista de Cuba y del Consejo de Estado.

El encuentro con Raúl Castro inició con un saludo militar y un abrazo: El Héroe de la República de Cuba volvió a estar a la orden, y el también General de Ejército lo estrechó fuerte.

ÂíBienvenido a la Patria!, le dijo Raúl, quien le comentó que había visto unas fotos de su estancia en Angola como internacionalista: “Estás igualito”, jaraneó.

Después, juntos, fueron al encuentro con los miembros del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba. Otra vez los saludos infinitos y la broma del Presidente: “No me le den muy duro por la espalda que le faltan millones de abrazos”.

Fernando pide la palabra, quiere agradecer: “es tremendo el esfuerzo que se hace por nosotros, lo digo a título personal, pero estoy convencido de que transmito el parecer de los tres compañeros que quedan allá, que en definitiva, somos de un solo pensamiento…”

Siempre estuvimos convencidos de que ese esfuerzo cotidiano va a estar ahí hasta que todos y cada uno de nosotros estemos de regreso adonde pertenecemos, aseveró.

Quienes estamos agradecidos somos nosotros y todo el pueblo de Cuba, afirmó Raúl Castro.

Lo que han hecho ustedes es una verdadera proeza, un verdadero esfuerzo, dijo el presidente cubano.

Al grupo se unió René González, el primero de los Cinco (como se le conoce internacionalmente al caso) en ser liberado tras cumplir condena y regresar a Cuba.

De nuevo otro efusivo abrazo, y después la llamada telefónica de Antonio Guerrero, quien desde la injusta prisión en Estados Unidos se hizo presente en este momento histórico, de nuevo la emoción alcanzó límites indescriptibles.

FERNANDO GONZALEZ EN CUBA
Las primeras palabras de gratitud de Fernando González -ante la prensa congregada en el aeropuerto internacional José Martí- fueron para sus hermanos de lucha que aún se hallan presos en Estados Unidos.

Cuando todavía no había movimiento de solidaridad, compartir con ellos en los momentos difíciles fue una fuente de energía, afirmó.

Por lo tanto, mi primer agradecimiento es para ellos, que no me están escuchando, no me van a escuchar, no me van a ver, pero me van a leer. Y ese agradecimiento â�”aclaróâ�”, por supuesto incluye a René.

Asimismo, Fernando agradeció a las autoridades cubanas y “a todos los que por tantos años han estado trabajando en la campaña por la liberación de todos nosotros”.

Hay mucho por hacer, creo que todos lo sabemos y todos estamos en la mejor disposición de hacerlo, enfatizó.

Por otra parte, Fernando consideró un honor su encuentro con Raúl Castro y manifestó que “es un gesto que me compromete en la lucha por el regreso de mis otros hermanos (…) y que lo llena a uno de humildad y gratitud”.

Menos de 48 horas después de que Fernando tocara suelo patrio, Cuba festejó el sábado con un multitudinario concierto, en la histórica escalinata de la Universidad de La Habana, el regreso del Héroe, quien fue testigo de la cálida acogida de su pueblo.

Señaló que este encuentro demostró que entre los jóvenes de la isla están presentes las enseñanzas de Fidel y llamó a continuar la lucha por la liberación de sus tres compatriotas que aún cumplen injusta condena en prisiones estadounidenses.

Reafirmó además su “gratitud infinita por estos 15 años de apoyo y muestras de amor que sé que no cesarán hasta que Gerardo, Ramón y Tony estén de regreso”.

Reiteró su satisfacción por el retorno a su país, al manifestar que “ni las más creativa de las imaginaciones podía haberme preparado para lo que estoy experimentando desde que descendí por la escalerilla del avión en el que regresé a la Patria”.

Porque estar aquí en Cuba, estar aquí con la familia, es una felicidad que es inmensa y a la misma vez le falta un pedazo, y es el pedazo que queda reservado para que cuando en este mismo lugar estén Ramón, Gerardo y Tony, entonces la felicidad será completa, aseveró.

Mientras tanto -dijo- el papel nuestro será hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que esa realidad llegue lo más pronto posible y podamos entonces reunirnos los Cinco, y reunirnos todos con nuestras familias, y disfrutar realmente de la verdadera felicidad total cuando estén los cinco aquí.

Tomado de Prensa Latina

Acerca de aucalatinoamericano

Auca en Cayo Hueso: Debates y reflexiones desde latinoamerica.

Publicado el marzo 4, 2014 en Contrarrevolución, Cuba, Historia, Política y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: