Archivos diarios: marzo 5, 2014

EL fallo de Rubén Blades

Silvio Rdoriguez colgó esta afilada misiva de Guillermo Rdguez Rivera en su blog Segundacita, acá se las dejo:

Las verdaderas revoluciones son siempre difíciles. Che Guevara sabía algo de eso y decía que, en las verdaderas, se vence o se muere, porque una revolución no es una tranquila, pacífica obra de beneficencia, como cuando las encopetadas damas de la alta sociedad salen a hacerle caridad a los que no tienen justicia.

Una revolución es un vuelco, una ruptura, un abrupto cambio de perspectiva. Es cuando los oprimidos dejan de creer en que los que mandan –los que los oprimen– tienen la verdad de su lado, y piensan que el mundo puede ser diferente de como ha sido hasta entonces. Lee el resto de esta entrada

LIBERTAD

Demasiado el peso de la verdad! Free the Five, YA!!!!!!!

Reino Unido niega VISA a René González

LONDRES, marzo 4.— El Gobierno del Reino Unido negó el visado al antiterrorista cubano René González, invitado a la Comisión Internacional de Investigación sobre el caso de los Cinco, que se celebrará los días 7 y 8 de marzo en Londres. Lee el resto de esta entrada

Raúl en VENEZUELA

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, llegó a las 8:10 de la mañana de este miércoles a Caracas, para unirse a los actos en conmemoración al primer aniversario de la muerte del presidente Hugo Chávez, ocurrida el pasado 5 de marzo de 2013. Lee el resto de esta entrada

Con Chávez bien cerca

Aquel día parecían tejerse cadenas humanas a lo largo de la carretera rumbo al municipio de Sandino, en Pinar del Río. Nadie quería dejar de ver a Fidel; nadie quería perderse a Chávez. Era el 21 de agosto de 2005 cuando el entonces Presidente de Venezuela confirmaba al máximo guía de la Revolución Cubana un deseo cumplido: «Ya soy pinareño». Todos recuerdan a ambos líderes en el yipi descapotable, mientras saludaban a un mar de pueblo a ambos lados de la calle; nadie olvida el Aló, Presidente con la usual jarana llanera, el recuento histórico y la visión de futuro; o el bálsamo que trajo a más de cien familias, gracias a la inauguración de la Villa Bolívar, una de las obras de la Revolución sudamericana en suelo patrio. Cada cual tuvo su pedacito de Chávez, pero a aquella periodista, que en la inesperada parada de San Juan y Martínez quiso fungir de escolta y con los brazos abiertos intentaba salvaguardar al líder de la enervada afluencia de público, ese día nunca se le olvida. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: