Alegría que brota de la esperanza

Una alegría que brota de la esperanza dejaron en la afición los equipos femenino y masculino cubanos de voleibol clasificados para los Campeonatos Mundiales, en Italia y Polonia, respectivamente.

Melissa Vargas y el resto del conjunto convencieron en la Ciudad Deportiva, aún cuando los especialistas locales no lanzaron campanas al viento anticipadas, porque Trinidad y Tobago vino a La Habana precedida de intenciones bien fundadas: ganar el boleto mundialista apoyada en varias jugadoras activas en ligas foráneas.

El Campeonato Mundial para mujeres (octubre) será a continuación del varonil, por ello hablaremos hoy de los muchachos, quienes antes de competir en la lid del orbe del 30 de agosto al 21 de septiembre, rivalizarán en la Liga Mundial a partir del 6 de junio.

Mejor no lo pudieron hacer frente a República Dominicana los alumnos de Rodolfo Sánchez en el Coliseo. El mentor mostró autoridad, combinó la exigencia con la alentadora palmada en la espalda tras una buena acción; eso es primordial, calzar en una mano el guante certero de la disciplina y en la otra la sedosa piel para animar.

VIRTUDES PARA MOLDEAR

Al joven equipo cubano la euforia lo desborda por momentos y la concentración le abre paso a los errores propios, como aconteció en el segundo set del partido decisivo ante los dominicanos por el boleto al Mundial.

Después de salir adelante en esa manga, diversas pifias no provocadas por el adversario volcaron el marcador en contra de los anfitriones y los condujeron al sobreesfuerzo por empatar. Los nuestros perdieron 24-26, en desafío que después ganaron 3-1.

Solo las horas sobre la cancha pulen esa desazón por terminar rápido los pasajes del juego y, para lograrlo, en ocasiones se afincan en algún pase anunciado, combinación descifrada con anticipación por el oponente.

Los quisqueyanos exhibieron un físico inferior al de los locales, y no soportaron más allá del cuarto tiempo la tensión y el ataque despiadado. Los dos choques entre ambas escuadras se decidieron en cuatro parciales, matizados por cartones finales abiertos a favor de los anfitriones.

El equipo Cuba, si mantiene su máxima de que los atacadores auxiliares cumplan su papel clave en la ofensiva, entonces el opuesto y capitán Rolando Cepeda hallará un respiro, aunque su función siga siendo marcar la mayor cantidad de puntos, lo que se le facilita al liberarlo de la responsabilidad de recibir el servicio.

EL JUEGO POR LAS ESQUINAS

Osmany Uriarte y Javier Jiménez exhiben clase para consolidarse como atacadores por las esquinas. Jiménez debe de trabajar sobre la recepción del balón, para no ser sustituido cuando rota por las posiciones zaguera por Denny Hernández, pues ese cambio resta poder al elenco. Cuando el rival descubre fallas en algunos de los receptores, lo castiga con el saque interesado en perturbar sus entradas a rematar.

Isbel Mesa va tomando una dimensión superior como central, posición donde el avance quizá es más lento que en las restantes, por la esmerada técnica exigida, sobre todo al bloquear. Recordemos que Pavel Pimienta y luego Robertlandy Simón lo hicieron poco a poco hasta ser reconocidos entre los mejores del mundo.

El par de Mesa, David Fiel, atesora menos experiencia, aunque forman un dueto con más de dos metros de altura, el segundo aún necesitado de incrementar su corpulencia para disputarles bolas en la malla a gigantes de la elite universal. Ambos emplean un servicio flotado, y harían mayor daño si experimentan con uno saltando y rasante a la malla.

Al mismo tiempo, el medio de la net pudiera ser mejor aprovechado por el pasador Leandro Macías, de buenas manos (lo vimos realizar un pase fabuloso de espaldas desde la zona cinco a la dos para Cepeda), conocedor de que Mesa y Fiel son efectivos por la posición tres.

El líbero novato Yonder García se ve rápido, pero como factor determinante para garantizar el recibo y la defensa del campo, tiene, a sus 20 años de edad, un caudal de conocimientos por delante.

Un apunte final. Este elenco ha carecido de una reserva capaz de asumir en un momento determinado del partido el papel de regular, sin mermar la calidad del juego. Los auxiliares Luis Jimeno, Denny Hernández, Abraham Alfonso, los centrales Liván Osoria y Danger Quintana (ahora lesionado), el pasador Nicolás González, junto a otros que para la Liga Mundial tal vez integren la nómina, componen un valioso grupo en el que Rodolfo Sánchez ha depositado todas sus esperanzas.

Acerca de aucalatinoamericano

Auca en Cayo Hueso: Debates y reflexiones desde latinoamerica.

Publicado el mayo 27, 2014 en Cuba, Deporte, Internacionales, Salud, Sociedad, Variado y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: