Casi dos millones de niños y jóvenes comienzan hoy curso escolar en todas las escuelas de Cuba

Desde las ocho de la mañana de este lunes, hora local, las aulas de las escuelas cubanas dejaron atrás el silencio del periodo vacacional, para recibir a casi 2 millones de estudiantes.

Este será un periodo no exento de grandes responsabilidades, en pos de lograr una educación a la altura de demandas urgentes en materia de formación de valores y calidad de la docencia.

Disímiles transformaciones se implementarán en el panorama educativo durante este periodo; y al mismo tiempo, otras se deberán fortalecer. El propósito: solidificar una educación heredera de paradigmas pedagógicos sustentados en los nombres de los extraordinarios patriotas y maestros Félix Varela, José de la Luz y Caballero, Enrique José Varona, Rafael María de Mendive y su discípulo José Martí.

La efectividad de una organización docente flexible, pero que no limite la preparación y conducción del alumnado; el control y la exigencia de quienes deben velar por el cumplimiento del horario y el reglamento escolar; y la verdadera conjunción de todos los factores para hacer valer, en la praxis, “que la escuela sea el centro cultural más importante de la comunidad”, serán las cartas de triunfo en el empeño de todos por perfeccionar la educación.

Se necesitará de un apadrinamiento pertinente para los más de 4 mil jóvenes graduados de las escuelas pedagógicas quienes desde hoy impartirán clases, y coadyuvarán a paliar la situación de la cobertura docente. La calidad de los egresados, su estabilidad, la rigurosidad de su superación, y sobre todo, la responsabilidad y amor con que asuman el magisterio, consis­tirán los medidores en el análisis de cuánto puedan brindar, de todo lo que se espera de ellos.

Las universidades tendrán también enormes compromisos: ellas son la antesala donde termina de moldearse el profesional, donde debe adquirir una amplia visión cultural y las herramientas para decidir y pensar por sí mismo, con criterios propios y bien fundamentados, a los cuales pueda acceder por la vía del desarrollo intelectual.

Ellas emprenden el desafío de sacar provecho a la integración de saberes. Estará en sus docentes la capacidad de brindar una formación integral, y tomar como divisa la sentencia del endocrinólogo español Gregorio Marañón: “El médico que solo sabe de medicina, ni de medicina sabe”.

Este año se prevé llevar la Historia Patria a todas las carreras, así como hacer más atractiva la enseñanza del Marxismo Leninismo, pero ello debe venir acompañado de métodos pedagógicos para entrenarse en el análisis y desterrar la repetición y el aprendizaje memorístico.

Por encima de todo, será indispensable la función de la familia, en compartir con la escuela la responsabilidad de la formación de sus hijos, y no dejar caer sobre la institución escolar todo el peso de una maltrecha o adecuada educación.

Acerca de aucalatinoamericano

Auca en Cayo Hueso: Debates y reflexiones desde latinoamerica.

Publicado el septiembre 1, 2014 en Cuba, Educación, Sociedad y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: