MINSAP: No existe en Cuba ningún caso sospechoso de ébola

No existe hasta el momento ningún caso sospechoso de ébola en nuestro país, ni cubano ni extranjero, ratificaron las autoridades del Ministerio de Salud Pública.

Ante el reciente brote de ébola en África Occidental —el más fatal de la historia desde que se descubrió esta enfermedad en 1976; y que se ha expandido rápidamente— mantener y reforzar la vigilancia en las fronteras cubanas para evitar la introducción de esta y otras enfermedades es una prioridad para las autoridades sanitarias.

 

Así señaló?a Granma Niurka Mo­­li­na Águila, jefa del Departa­mento de Control Sanitario In­ter­na­cional del Ministerio de Salud Pública. “Si bien Cuba no tiene vuelos directos con los países don­de se ha documentado la transmisión del virus, su introducción puede darse a través de viajeros internacionales, preferentemente por vía aérea”.

 

“De ahí que se estreche la vigilancia para todas las personas procedentes de África y otros continentes de riesgo como América del Sur, Amé­rica Central, y el Sudeste Asiá­tico; y fundamentalmente para aquellos ciudadanos de los países que han reportado casos de ébola; como Nigeria, Liberia, Guinea Co­nakry, Sierra Leona y recientemente Repú­blica Democrática del Con­go”, ex­plicó la especialista.

 

Respecto a las medidas de control, la entrevistada indicó que los pasajeros procedentes de estos países, aun cuando no presenten ningún signo de alarma, están siendo so­metidos a vigilancia epidemiológica por un periodo de 21 días en el Instituto de Medicina Tropical Pe­dro Kourí (IPK).

 

“De verificarse con las autoridades de inmigración que estos ciudadanos no han estado con un mes de anterioridad en sus países de origen, entonces entran a Cuba de forma natural”, precisó.

 

Asimismo, Molina Águila explicó que se mantienen las líneas de control sanitario establecidas para todas las personas que arriben al país, como la declaración general de sanidad de la nave en un primer momento, y la declaración de sanidad del viajero.

 

De detectarse una persona con sospechas de ébola durante esta primera línea de seguridad, o mediante la vigilancia de temperatura, esta se envía inmediatamente al  IPK o a los hospitales designados en cada provincia.

 

Igualmente —dijo— se mantiene con posterioridad una comunicación constante con los lugares donde van a estar estas personas como son las escuelas latinoame­ricanas, hoteles o casas de alojamiento.

 

“Mantenemos contacto diario con cada uno de los aeropuertos del país, todos con salas de aislamiento y donde los trabajadores tienen pleno conocimiento de qué medidas tomar ante un posible caso de la enfermedad. Cuentan además con un equipo básico de salud y los medios de protección necesarios para enfrentar una persona con pa­tología similar al ébola”, refirió la jefa del Departa­mento de Control Sanitario Inter­nacional.

 

“Para nosotros es imprescindible la vigilancia con estrecho rigor en todas las fronteras, incluidos los puertos. Estamos preparados y trabajando conjuntamente con el res­to de los organismos como los Mi­nisterios de Relaciones Exte­riores, Comercio Exterior, Turismo y Edu­cación”.

 

La entrevistada subrayó que las autoridades de salud mantienen es­trecho contacto con los colabora­dores cubanos presentes en Sierra Leo­na y Guinea Conakry, dos de las naciones afectadas por la epidemia; y ratificó que hasta la fecha ninguno de ellos ha tenido contacto con al­gún paciente sospechoso de ébo­la. Asimismo se refuerzan las medidas de seguridad y prevención, por lo que se les ha dotado de los me­dios de protección necesarios; aun cuan­do se mantienen trabajando alejados del brote.

 

ÉBOLA: SITUACIÓN INTERNACIONAL

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en su hoja de ruta del 8 de septiembre del 2014, reportaba 4 269 casos (sospechosos, probables y confirmados) y 2 288 falle­cidos, mientras alertaba que el in­cremento de los enfermos continuaba aceleradamente en los tres países con transmisión generalizada e intensa: Guinea, Liberia y Sierra Leona.

 

Asimismo, la organización señalaba como naciones con transmisión localizada a Nigeria y Senegal; y a Benin, Burkina Faso, Costa de Marfil, Guinea Bissau, Malí, Se­negal como los países que comparten fronteras terrestres con áreas de transmisión activa.

 

En tanto, el brote de ébola en República Democrática del Congo, según la OMS, no guarda relación con los brotes del virus en África del oeste.

 

La directora general de la OMS, doctora Margaret Chan hizo un llamado en Ginebra a las naciones del mundo para dar una respuesta masiva de emergencia y convocó a los trabajadores de la salud a ayudar a África en el enfrentamiento de la epidemia.

 

“Estamos muy conscientes del hecho de que cualquier número de casos y muertes que nos están in­formando es una subestimación”.

 

Nuestro país acudió a este llamado inmediatamente, como ya se dio a conocer en la prensa nacional, y enviará una brigada de 165 colaboradores, que voluntariamente marcharán a Sierra Leona para unirse al esfuerzo global de la OMS contra el ébola. Este grupo estará constituido por 62 médicos y 103 enfermeros con más de 15 años de experiencia profesional.

 

CONOCER EL VIRUS

 

De acuerdo con la OMS la En­fermedad Viral de Ébola —anteriormente conocida como fiebre he­morrágica del ébola— es una en­fermedad grave con una tasa de letalidad de hasta un 90 % y para la cual no existe un tratamiento aprobado específico ni vacuna con li­cencia disponible para su uso en seres humanos o animales.

 

Tiene un periodo de incubación entre dos y 21 días, etapa en la que no resulta contagioso, pero una vez que aparecen los primeros síntomas: fiebre repentina, debilidad intensa, dolor de cabeza, garganta y en los músculos, vómitos, diarrea y erupción cutánea; entonces se requiere proceder inmediatamente al aislamiento del paciente para evitar la propagación de la enfermedad. De ahí la importancia de la vigilancia. Provoca deterioro de la función renal y hepática, y en una fase avanzada hemorragias tanto internas como externas.

 

La transmisión persona a persona mediante el contacto directo con fluidos y/o secreciones corporales de las personas infectadas se considera como el principal modo de transmisión; la cual ocurre mientras persista en la sangre de los pacientes, aunque ya hayan cesado los síntomas de la enfermedad.

 

En pacientes cuyo contagio, por ejemplo, fue mediante el semen, se han encontrado evidencia del virus hasta siete semanas después de de­saparecer los síntomas del mismo.

 

La OMS alerta que la propagación de la enfermedad entre y dentro de países limítrofes que registran la mayoría de los casos, se debe a la alta circulación transfronteriza, los problemas en la identificación y seguimiento de los contactos, prácticas no óptimas de prevención y control de infecciones, existencia de cadenas de transmisón que no han sido detectadas, y creencias y prácticas culturales arraigadas en comunidades afectadas que favorecen el contagio.

 

Acerca de aucalatinoamericano

Auca en Cayo Hueso: Debates y reflexiones desde latinoamerica.

Publicado el septiembre 16, 2014 en Integración Latinoamericana, Internacionales, Salud, Sociedad, Solidaridad y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: