Relaciones Cuba-EE.UU.: Realismo vs. falsa objetividad

por Arnaldo Musa

Relaciones Cuba-EE.UU.: Realismo vs. falsa objetividad

 Gestos semejantes habían augurado lo que acaba de pasar ahora, en el sexto año de la presidencia de Barack Obama, todo había quedado en eso, ahogados por la estricta aplicación del injusto bloqueo

The New York Times preparó el importante paso dado por Obama, con permiso, por supuesto, del establishment. Varios editoriales, comentarios e informaciones de sus principales reporteros indicaron el giro actual de los vínculos diplomáticos entre Estados Unidos y Cuba, cortados malévola e inopinadamente por Washington hace más de medio siglo, con el fin de causar el Armagedón en la Isla. Ello demostró su ignorancia sobre el pueblo cubano y su máximo líder, Fidel Castro.

Aunque en anteriores ocasiones gestos semejantes habían augurado lo que acaba de pasar ahora, en el sexto año de la presidencia de Barack Obama, todo había quedado en eso, ahogados por la estricta aplicación del injusto bloqueo y de medidas extraterritoriales que multaban con cifras multimillonarias a bancos y empresas que tuvieran el más mínimo contacto con Cuba.

Con Obama el consenso a esta decisión ha sido mayor, con reconocimiento oficial y público del fracaso de las medidas adoptadas contra Cuba, del aislamiento cada vez mayor de Estados Unidos y la incongruencia de que Estados Unidos no tuviera relaciones con el archipiélago antillano, a solo 90 millas de sus costas, y sí con China y Vietnam, nación esta última donde perecieron 70 000 agresores norteamericanos.

Sin dudas, pesaron en la decisión el reconocimiento de las oportunidades comerciales que perdía EE.UU. al respecto, en un momento en que Cuba elevaba aún más su prestigio con el socorro médico a las víctimas del ébola en África, y el Imperio era inundado con el desprestigio de una ola racista, del que el propio Obama se consideró víctima.

Mentalidad troglodita

Aunque los primeros seres pensantes trogloditas quizás fueran más humanos, el pensamiento de los hoy minoritarios seres de la mafia de procedencia cubana fue superado inobjetablemente, y ahora habrá que ver cómo se procede en el futuro con el restablecimiento paulatino y pleno de las relaciones y la eliminación del bloqueo, superada la lógica euforia por la nueva situación y, sobre todo, la liberación de los tres héroes antiterroristas que todavía guardaban injustamente prisión en cárceles norteamericanas.

Repetir que la liberación de nuestros héroes fue augurada por Fidel en junio del 2001, con su frase «¡Volverán!», hace recordar que en relación al restablecimiento de relaciones con Cuba hubo indicios de que el presidente John F. Kennedy (JFK) lo pensaba hacer, por lo que fue asesinado en 1963 por gente en el gobierno estadounidense que lo consideraba traidor por no haber invadido a la Isla, cuando tuvo la oportunidad y le fue solicitado. Eso nunca se lo perdonaron.

En este contexto, la periodista norteamericana Julia Sweig relató que en una entrevista que le hiciera al Comandante en Jefe, Fidel habló de sus muchos contactos posteriores con miembros de la familia Kennedy, incluso con su sobrina Maria Shriver. «Ella es la que se casó con Schwarzenegger», dijo. «El mundo es un lugar muy pequeño», subrayó y, posteriormente, comentó que «Kennedy era muy joven».

Para Sweig, Fidel se refería a que nunca se sabría lo que habría sucedido si JFK hubiese vivido un poco más. «Probablemente, haya reservado para Kennedy, en su propia mente, la posibilidad de la grandeza. Es algo completamente fascinante y frustrante para él», opinó la periodista.

Esta vez, la ocasión fue aprovechada por Obama, cuando a veces uno piensa que son dimes y diretes para todo quedar igual, pensando que The New York Times (NYT) había perdido desde hace años el hálito de esa aparente objetividad, del que hacía gala.

No es algo festinado, porque NYT ha sido escogido repetidamente por el establishment para presentar situaciones en las que no apelaría a otras fuentes menos creíbles, como el poderoso ente Murdoch, con 127 periódicos y la cadena televisiva Fox.

Ejemplos sobran, que valdrían un extenso comentario, pero hay que recordar que NYT fue el abanderado de la política preconizada por el principal Estado terrorista contra el terrorismo desde los aún no muy bien aclarados atentados del 11 de septiembre del 2001 contra las neoyorquinas Torres Gemelas y el Pentágono, en Washington.

Asimismo, la preparación de los falsos argumentos para atacar, invadir y virtualmente diseccionar a Iraq, sumiéndolo en una lucha sectaria; así como la política contra Rusia para achacarle todos los males que ocurren en Ucrania, y ocultar que fue el propio Estados Unidos quien alentó, armó, preparó y financió a golpistas y fascistas para tomar el poder allí, y así llevar sus tropas a las cercanías de las fronteras rusas, con el consiguiente peligro de una hecatombe nuclear. Y estos son solo algunos detalles de una falsa objetividad, que el pasado día 17 fue vencida por el realismo.

Acerca de aucalatinoamericano

Auca en Cayo Hueso: Debates y reflexiones desde latinoamerica.

Publicado el diciembre 23, 2014 en Cuba, Internacionales, Política y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Reblogueó esto en La Esquina Roja y comentado:
    Relaciones Cuba-EE.UU.: Realismo vs. falsa objetividad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: