Adrián Oliva Entre la traición, el golpismo latinoamericano, los viajes y la dolce vita

Adrián Oliva Por Javier Larraín P.

La traición
Adrián Oliva siempre juega pensando en él mismo. Traicionó a Mario Cossío, al MNR, a Carlos Mesa, a Tuto Quiroga, a Manfred Reyes Villa, a la bancada de oposición que llegó a dirigir hace unos años, entonces: ¿por qué desestimar que en esta pasada pueda traicionar –como de costumbre– a Tarija?
Cuando lo conocimos, era un oscuro funcionario del gonismo que logró colarse en el gobierno de Carlos Mesa como Viceministro del Interior, cargo que dejó sin pena ni gloria.
Con Goni, en su mala hora –y Carlos Mesa de salida–,se refugió detrás de Mario Cossío para seguir aprovechando de la cosa pública. En esta época su avidez por el dinero lo llevó a la venta irregular de resoluciones para vidrios Rayban, que se vendían –incluso tiempo después– bajo la firma de Adrián Alcázar, en clara omisión de su apellido paterno: Oliva. Su gestión como Viceministro de Gobierno en esa gris y triste época también se caracterizó por una corrupta gestión a causa del indebido manejo de los llamados “gastos reservados”, muchos de los cuales se emplearon para la compra de vagonetas a sobreprecios.
Instalado en Tarija, como parte del equipo de confianza de Cossío, se aprovechó ¡y mucho! del dinero de los tarijeños, por medio de licitaciones –y jugosas comisiones– que, junto a su pareja, se adjudicaban para la construcción de caminos. En palabras sencillas, le preocupó más engordar su billetera antes que el desarrollo del pueblo tarijeño.
Cuando le tocó la mala hora a la agrupación ciudadana de Cossío, nuestro –a esta altura– “dudoso candidato” no dudó un segundo en alinearse con Manfred Reyes Villa y su nuevo partido, Convergencia Nacional; gracias a este último –y a esa fuerza política– es que logra cumplir su anhelado sueño de ser diputado nacional el año 2009.
Pero, como si fuera su historia parte de un inusitado y tragicómico guión, una vez más se apresuró a traicionar a su partido, y a sus colegas parlamentarios, para buscar su beneficio personal y figurar en las tapas de periódicos y pantallas de televisión.

El golpismo latinoamericano
Su ambición logró conectarlo con lo más rancio de las derechas de América y Europa. Durante sus años en el Congreso fue el diputado de oposición que más veces viajó al exterior, sin importar cuál fuera la causa: lo mismo podía ser para sumarse a una jornada de oración con Barack Obama o para denunciar al gobierno de la Revolución Bolivariana.
En aquel periodo también tuvo la posibilidad de viajar a Europa, tomando contactos con partidos de la ultraderecha, llegando a establecer conexiones directas con familiares de los miembros de la banda de Eduardo Rózsa, aparato que fuera ultimado en Santa Cruz en 2009.
En esos años, además, pasó a ser uno de los más estrechos colaboradores de la Embajada de Estados Unidos en Bolivia. Así, estando en La Paz, recibió dinero de esta legación para
viajes y viáticos, siempre a través de diferentes ONG vinculadas a la extrema derecha latinoamericana y europea como: Unoamérica, Konrad Adenauer y la fundación Federico Demmer de Tarija (esta última funciona hasta el día de hoy bajo la dirección de Javier Campero Paz), a las que habría que sumar alguna “ayuda”, para el pago de pasajes, conseguida por Javier Flores, el “Vendedor de Ilusiones”, a través de la Iglesia Ultra Conservadora de EE.UU.
Como si esto fuera poco, estableció vínculos con los nefastos derechistas y golpistas venezolanos Henrique Capriles Radonsky y María Corina Machado. Aunque aquí hay que precisar que ya en esta etapa de su carrera política Oliva sabía como captar dinero pues su mentor, el prófugo del caso terrorismo, Hugo Acha, le había enseñado unas cuantas malas mañas.

Los viajes
Como diputado de Convergencia Nacional viajó tanto que provocó la furia de su propia bancada. En 2012, a pesar de ser el jefe de la bancada, abandonó a sus colegas en muchas oportunidades por viajar a eventos internacionales a cambio de acceder a financiamientos para líderes de oposición. Como era de esperar, lejos de manejar esos fondos de manera transparente y equitativa, los utilizó de forma deliberada, compartiéndolos apenas con un puñado de opositores. Por estos motivos fue denunciado por sus propios colegas de oposición (Osney Martínez, Norma Piérola y otros) que lo acusaron de favorecer al MAS con sus “escapadas” y de recibir dineros a nombre de la oposición. Viajó tantas veces que se ausentó a la mayor parte de las sesiones parlamentarias, ganándose el apodo de “Canciller”.
Su conducta torcida y desleal lo llevó a quedar al margen de su propia bancada y sin apoyo partidario alguno para las elecciones nacionales del pasado año. En efecto, perdió la posibilidad de ser reelecto como diputado, a pesar de que en el extranjero había asegurado a sus financistas que su liderazgo y popularidad le permitirían ser el nuevo líder de la oposición contra Evo Morales.

La dolce vita (parte dos)
Como una película de mal gusto el “candidatito” está decidido a consumar una nueva traición al pueblo tarijeño, al que jura querer y defender, pero del que nunca se acordó cuando se dedicaba a viajar al exterior para asegurarse dinero y financiamiento para sus actividades. En los últimos cinco años apenas volvió a hablar de Tarija y los tarijeños hasta que, de repente, decidió recobrar su “preocupación”, todo eso cuando comprendió que ningún partido de oposición le permitiría seguir de vividor en el Congreso
He ahí el perfil de Adrián Oliva, el candidato que quiere ser gobernador para seguir dándose una dolce vita llena de placeres suntuosos, viajes al exterior y financiamientos oscuros.
Su posición favorita en las encuestas –de la noche a la mañana– podría tener como base alguna mano negra, aunque subestima a que el MAS pueda tener bastantes elementos sobre su relación con los terroristas separatistas.
¿Será por todo lo anterior que al MAS no le preocupa ni interesa combatir la campaña de Adrián Oliva en Tarija? Son los tarijeños quienes deben preocuparse de no elegir a este oscuro traidorzuelo pues de salir electo, más temprano que tarde, desfalcará la Gobernación y sus regalías hidrocarburíferas velozmente viajarán a cuentas radicadas en el exterior por medio de “fondos golondrinas” que le permitirán seguir viviendo su dolce vita

 

Acerca de aucalatinoamericano

Auca en Cayo Hueso: Debates y reflexiones desde latinoamerica.

Publicado el marzo 26, 2015 en Uncategorized y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. LA OBRA MAESTRA DE ESTOS INCAPACES ES PARECER JUSTOS SIN SERLO. NO DEJAREMOS QUE ESTOS MALEANTES NOS DEJEN SIN FUTURO DE NUEVO.

  2. si que eres un payaso socialista, con grandes dotes de imaginación y estupidez. Para guionista de parodias un10.

  3. Chonchocoro te espera Linera

    Pffff
    Qué payasada, masista narco sos cómplice de corruptos.
    Y por suerte estás de ida.

  1. Pingback: Adrián Oliva Entre la traición, el golpismo latinoamericano, los viajes y la dolce vita | Noticias de mi Tierra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: