Crucifijo que regaló Morales al Papa es réplica que hizo Luis Espinal y representa a los humildes

Evo Morales y el Papa Francisco

El crucifijo formada con la hoz y el martillo es uno de los obsequios que recibió el papa Francisco de manos del Presidente Evo Morales a su llegada a Bolivia, es una réplica de un tallado elaborado por el propio sacerdote jesuita Luis Espinal, y simboliza su compromiso con las luchas sociales y los más humildes.

“La cruz que le regaló el presidente Morales al Papa en Palacio de Gobierno es una representación de la que hizo el padre Luis Espinal, lleva la hoz que utilizan los campesinos, un martillo que utilizan los trabajadores como los carpinteros, ambos símbolos representan a los más humildes”, explicó la ministra de Comunicación, Marianela Paco.

El papa Francisco, en su visita apostólica a Bolivia, rindió homenaje a la figura del jesuita español Luis Espinal, asesinado en 1980 por paramilitares por su compromiso con las luchas sociales en el país. Francisco rezó el miércoles en la curva de la autopista en La Paz, en el lugar en el que fue asesinado el sacerdote y pidió por el eterno descanso de su alma.

Morales le entregó también la distinción ‘Luis Espinal’, que fue creada por la Asamblea Legislativa Plurinacional para reconocer a quien profese una fe religiosa y se destaque por defender a los pobres, los marginados y los enfermos, además de la máxima condecoración el ‘Cóndor de los Andes’.

El pontífice recibió también un cuadro que representa a la Virgen del Socavón, elaborado con el grano de quinua; una fina vestimenta adornada con motivos de las culturas andinas bolivianas; el  Libro del Mar, que reúne los argumentos históricos y jurídicos de la demanda marítima boliviana presentada a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya; y la biografía suya “Mi vida, de Orinoca a Palacio Quemado”.

Compromiso con los más necesitados

Luis Espinal, sacerdote jesuita, nació en España en 1932. A los 16 años, ingresó en la Compañía de Jesús, con la que se trasladó como misionero a Bolivia. En 1971 adquirió su nueva nacionalidad, la boliviana. Durante los años en los que vivió en el país, se caracterizó por su compromiso con los más necesitados, pero también por sus críticas a la Iglesia. “Tal vez, tienen razón al hablar del “opio del pueblo” porque hemos desencarnado nuestra fe”, escribió en una ocasión.

En 1979, Espinal fundó, en La Paz, el semanario “Aquí”, en el que ahora se le homenajea como un mártir, un héroe del pueblo y un símbolo de la Teología de la Liberación.  A través del periodismo, Espinal se dedicó a defender la lucha social, como forma de lograr una sociedad más justa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .