El Salvador: Avance en terreno minado

Por: Arnaldo Musa / Cubasi

Lo que parecía a primera vista imposible, se ha estado logrando en el curso del último año en El Salvador: la disminución paulatina de la todavía alta violencia, con la consiguiente incorporación de un gran número de jóvenes a diversas áreas de estudio y el avance en la creación de más de 250 000 nuevos puestos de trabajo.

Me decía un colega que la derecha se está quedando sin argumentos para atacar la política del presidente Salvador Sánchez Cerén de incorporar a diferentes sectores de la sociedad salvadoreña en la búsqueda de acciones para combatir la delincuencia.

Hasta la Embajada de Estados Unidos tuvo que cambiar su discurso y reconocer públicamente lo atinada de la política oficial para tratar que la juventud no se incorpore a las pandillas o maras, ofreciéndole sanas oportunidades de estudio y trabajo.

Incluso, le empresa privada ha respondido afirmativamente al esfuerzo gubernamental, y solo queda un sector millonario de esta y el ultraderechista partido ARENA —responsable de innumerables crímenes— como únicos entes adversos al plan El Salvador Seguro.

No obstante, la situación sigue siendo de urgencia, al mantenerse la racha de homicidios y grupos gangsteriles en disputa, con buen entrenamiento militar.

Incluso, una de estas pandillas tiene en su poder armas pesadas y otros instrumentos modernos de muerte, con los cuales ha asaltado comisarías policiales y puestos del ejército, a la vez que controlan territorios donde el narcotráfico es práctica común.

Reinado de la violencia

Más de dos décadas después de haber concluido una guerra civil que dejó 75 000 muertos, El Salvador, de seis millones de habitantes, es hoy uno de los países más violentos del mundo con una tasa de más de 60 homicidios por cada 100 000 habitantes. Solo este año, y a pesar de una ligera disminución como señalamos, en el primer semestre, se han registrado más de 250 ataques de pandillas contra las fuerzas de seguridad, lo cual genera más violencia y represión en la que la mayoría de las víctimas es inocente.

Con un promedio de casi dos enfrentamientos por día, el conflicto entre las pandillas y las fuerzas de seguridad ya tiene tono de guerra de baja intensidad. Ambas partes han aumentado sus agresiones desde el rompimiento de la tregua entre pandillas el año pasado.

Los titulares de los medios de la derecha, además del conteo enfermizo de las víctimas mortales producto de la delincuencia, han ido en la lógica de invisibilizar las acciones del gobierno, o negar la existencia de las mismas, con lo que coinciden los objetivos desestabilizadores de esta reacción con los propósitos de los jefes de grupos delincuenciales.

No obstante estos escollos, Sánchez Cerén ha mantenido una política firme e incorporado al plan un proyecto que contempla 124 acciones y una inversión de más de 2 000 millones de dólares en cinco años, para lo cual ya tiene el apoyo de Naciones Unidas y el compromiso al efecto de la Organización de Estados Americanos y la Unión Europea.

No es fácil lidiar en una nación tan pequeña en la que hay 70 000 pandilleros, 10 000 de ellos en prisión, la mayoría de los cuales son resultado de graves problemas sociales creados e irresueltos por anteriores gobiernos de la derecha, que sí han contribuido a la inequidad y la desigualdad.

Acerca de aucalatinoamericano

Auca en Cayo Hueso: Debates y reflexiones desde latinoamerica.

Publicado el octubre 5, 2015 en Integración Latinoamericana, Internacionales, Política y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: