Archivos diarios: octubre 8, 2015

Los pioneros cubanos y el Che

Por: Diana Concepción / @AucaenCayoHueso

Su imagen resulta familiar para cada niño cubano. Un cuadro colgada en la pared de la casa, el abuelo que compartió con él en la Sierra, las anécdotas de quienes salieron a saludarlo en su paso por la Caravana de la Libertad, aquel memorable enero de 1959, junto a Fidel.

Antes de entrar en la escuela, ya los niños cubanos conocen el lema pioneril. Una vez en las aulas, son muy pequeños para comprender cuánto significado tiene exclamarlo, pero desde entonces el alma se estremece al decir: “Pioneros por el Comunismo, Seremos como el Ché”. No podría ser otro el sueño de cada pionero cubano, que aspirar a ser como él.

Tampoco resulta raro que una de las primeras poesías que aprendemos, y se nos queda grabada para toda la vida, sea: “Dos goticas de agua clara, cayeron sobre mis pies, las montañas están llorando, porque mataron al Che…”.

Este 8 de octubre en cada escuela cubana muchos pequeñines recibieron por primera vez la pañoleta que los distingue como pioneros cubanos. Es un momento especial que vive la familia cubana. En esos instantes de alegría, emoción y hasta algunas lágrimas, también honramos al Che.

 

Leer al Che en tiempos de actualización

https://i2.wp.com/www.cubahora.cu/uploads/imagen/2014/11/04/che-fabrica.jpg

Por: José Armando Fernández Salazar / Cubahora

El cuentapropismo tiene sus historias. Desde la familia que renunció en pleno a su vida profesional para dedicarse a vender pizzas, hasta la del gafe que va por su decimocuarto negocio fallido. La de aquel grupo de arrendadores que reunió parte de sus ganancias para ayudar a la rehabilitación de una sala oncológica infantil o la de vendedores sin ley que lucran con la necesidad de sus paisanos.

El cuentapropismo está de moda. Siempre me encuentro con alguien que tiene un negocio en mente, que ahora va por un crédito o espera un dinerito de un primo lejano. Ya son más de 500 mil los cubanos que ponen los frijoles, o a veces algo mejor, sobre la mesa de su familia teniendo como única o principal fuente de ingresos el trabajo no estatal.

La actualización del modelo económico y social, sin renunciar a la propiedad social sobre los medios de producción, ha ampliado esta y otras formas de gestión, como las cooperativas y la inversión extranjera. Se trata de mecanismos que tienen el propósito de incentivar el desarrollo de las fuerzas productivas con el ánimo de construir un socialismo próspero y sustentable, que es como decir construir el socialismo a la cubana. Lee el resto de esta entrada

El Che es mucho más que una moda

El mercado es una maquinaria fría y pragmática, ajena a toda idea que no sea la propia idea del mercado. Es imposible escapar absolutamente del juego del mercado, porque darle la espalda implicaría salir del entramado más elemental de las relaciones sociales. La mayoría de nosotros a lo que más podríamos aspirar es a no permitir que el mercado nos impusiera estándares inamovibles. Pero seamos claros: hasta el mismo hecho de escapar de los estándares del mercado significa una posición dentro del mercado: tengo que vestirme, tengo que calzar, tengo que comer…

Aterricemos: pongamos uno es un comunista convencido y militante, y tiene a Ernesto Guevara como ejemplo a seguir, si quiere ponerse un pullover con la imagen del guerrillero tendrá que pagarlo en una tienda. Y los pulóveres que venden en la tienda están allí porque una empresa los fabricó y tiene ingresos a partir de la imagen del Che. Obviemos a dónde van los ingresos por la comercialización de esa imagen, puede que tengan un fin noble. Pero ahora mismo, en Cuba, es muy difícil que uno pueda acceder a un artículo que lleve al menos la firma del Che Guevara si no tiene unos cuantos pesos convertibles en el bolsillo.

Aquí hay, sin dudas, cierto conflicto. El Che se erige en símbolo universal del enfrentamiento a las veleidades del mercado, del capitalismo global. Lo más seguro es que él mismo rechazaría la mercantilización a ultranza de su imagen. Le parecería una superficialidad. Un acto banal. La simplificación de una ideología. Lee el resto de esta entrada

A propósito del 8 de octubre: Che, más allá del mito

Por: Homar Garcés / Aporrea

El 11 de octubre de 1967, Walt Rostow, asesor del presidente estadounidense Lyndon Johnson, le envía a éste un memorando donde analiza las implicaciones del ajusticiamiento de Ernesto Che Guevara: “Su muerte marca la desaparición de otro de los agresivos revolucionarios románticos… En el contexto latinoamericano, tendrá un gran impacto en descorazonar futuros guerrilleros”. A pesar de la sensación de triunfo que embargó a los sectores dominantes estadounidenses y latino-caribeños del momento, la desaparición física del Comandante Guevara no impidió que se mantuviera latente la lucha de resistencia de los pueblos de nuestra América por su liberación nacional.

Médico de profesión, pero revolucionario internacionalista de convicción, más allá del mito, el Che representa un ejemplo permanente de pensamiento y de acción en pos de la construcción de un modelo de civilización de nuevo tipo, como lo demostrara en diversos momentos de su vida, reivindicando una tradición de lucha revolucionaria que diera comienzo con el proceso independentista de las naciones de nuestro continente. En él no tenían cabida los prejuicios chovinistas exhibidos por algunos seudo revolucionarios para quienes la revolución es un proceso a desarrollarse fronteras adentro de sus países, sin llegar a comprender a cabalidad la dimensión de la lucha anticapitalista y antiimperialista al lado de todos los demás pueblos del planeta. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: