Archivos diarios: octubre 20, 2015

La Bayamesa, primera canción cubana (Letra y Video)

Por: Diana Concepción / @AucaenCayoHueso

Este 20 de octubre, Día de la Cultura Nacional, fecha que llena de júbilo y orgullo a todos los cubanos, se impone recordar a “La Bayamesa”, considerada la primera canción cubana, musicalizada por Francisco Castillo y Carlos Manuel de Céspedes, años antes de iniciar la Guerra de Independencia.

El poeta José Fornaris puso letra a esa bella melodía que trascendió rápidamente entre los cubanos y el mundo, por su cargado lirismo, a la vez que transmitía el ímpetu patriota que ha caracterizado a nuestro pueblo desde aquellos tiempos.

Inspiradas en su letra también surgieron otras Bayamesas, entre ellas nuestro insigne Himno Nacional, compuesto por Perucho Figueredo. Sin embargo, el tiempo no ha borrado de la memoria de los cubanos aquel tierno susurro que decía:

¿No te acuerdas gentil bayamesa,
Que tu fuiste mi sol refulgente
Y risueño en tu lánguida frente
blando beso imprimí con ardor?

¿No te acuerdas que en un tiempo dichoso
Me extasié con tu pura belleza,
Y en tu seno doblé mi cabeza
Moribundo de dicha y amor?

Ven y asoma a tu reja sonriendo;
Ven y escucha amorosa mi canto;
Ven, no duermas acude a mi llanto;
Pon alivio a mi negro dolor.

Recordando las glorias pasadas
Disipemos, mi bien, las tristezas;
Y doblemos los dos la cabeza
moribundos de dicha y amor.

Video “La Bayamesa”, por David Blanco, Diana Fuentes y Buena Fe:

Cuba libre, una lección de historia y cubanía

Por: Maya Quiroga / Cubahora

En 1898, cuando la conflagración hispano cubana era una causa prácticamente perdida para España, se produjo la intervención norteamericana en la contienda bélica, un hecho que se conoce desde el punto de vista histórico como la primera guerra de carácter imperialista.

Como parte de la política de la Fruta Madura, ya desde 1895, la potencia imperial había comenzado a desplegar una gran propaganda internacional con el objetivo de sensibilizar a la opinión pública contra los horrores de la guerra que se libraba en Cuba para derrocar al colonialismo español.

Pero, ¿cuál era el verdadero trasfondo de esa labor humanitaria? El hecho era que habían crecido las inversiones de monopolios norteamericanos en Cuba y el azúcar de la Mayor de las Antillas era vital para un segmento de la economía norteamericana. Los Estados Unidos se habían convertido en el principal socio comercial cubano y como resultado de la guerra la producción azucarera en la Isla había decrecido.

Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: