Bolivia en la mira: WikiLeaks revela que EEUU financió con 4 millones de dólares el golpe contra Evo

Tomado de: Cambio

El escritor, periodista e investigador noruego, Eirik Vold, realizó un análisis, desde la perspectiva geopolítica, de los intereses que tiene Estados Unidos (EEUU) sobre América Latina y Bolivia según los cables difundidos por la organización WikiLeaks. De acuerdo a la información proporcionada por el experto, Bolivia ocupa el octavo lugar en el ranking de países con mayor cantidad de documentos filtrados por el WikiLeaks con 14.000 documentos filtrados. Según los datos revelados Venezuela encabeza la lista de documentos filtrados en América Latina.

Asimismo, sostuvo que en el caso de Bolivia la información revelada es muy limitada, sin embargo, esta establece que el Gobierno de Estados Unidos trabajó una serie de acciones en contra del presidente Evo Morales y, entre el 2006 y el 2008 financió con 4 millones de dólares a los sectores opositores para gestar el Golpe Cívico Prefectural de la Media Luna y los agentes que promovieron el separatismo el año 2009.

“Los cables WikiLeaks, se tratan de los intentos por parte de los diplomáticos de Estados Unidos en La Paz de extorsionar al gobierno de Evo Morales y a Bolivia con la amenaza de cortar la ayuda de desarrollo económico y aceptar continuar con las políticas anteriores de los modelos neoliberales”, señaló ante conversatorio realizado en la Casa Argandoña contó con la asistencia de líderes políticos, periodistas y movimientos sociales y fue organizado por el Ministerio de Comunicación en la ciudad de Sucre.

“Más que todo (se destinaban fondos) a través de Usaid, la cifra que manejo en este momento es de más de 4 millones de dólares, que se les dieron a los prefectos de la Media Luna (Santa Cruz, Pando, Beni y Tarija), antes del intento de separatismo”, afirmó el investigador.

El dato está incluido en los más de 14.000 documentos oficiales del Gobierno de los Estados Unidos y que fueron relevados por WikiLeaks, a los cuales Vold tuvo acceso.

Luego de que el presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera vencieron el refrendo revocatorio del 10 de agosto de 2008, al que lo llevaron las fuerzas de oposición en el país, se puso en marcha el golpe cívico prefectural.

El 14 de agosto de 2008, los prefectos opositores de Santa Cruz, Rubén Costas, de Pando, Leopoldo Fernández, de Beni, Ernesto Suárez, y de Tarija, Mario Cossío, decidieron impedir que las autoridades nacionales lleguen a los distintos aeropuertos de esos departamentos.

“Estos prefectos promovieron grupos de choque, junto con sectores cívicos y fuerzas fascistas políticas, para agredir e impedir el traslado de los gobernantes legítimos a cuatro departamentos: Pando en el norte, Beni en el noreste, Santa Cruz en el oriente y Tarija a en el sur”, señala García Linera en el texto Cómo se derrotó al golpismo Cívico-Prefectural.

Vold refirió que los fondos que se desembolsaron desde Estados Unidos tenían el objetivo de “mejorar su estrategia en contra del Gobierno nacional”.

“En este caso, la intención es declarada por parte de los Estados Unidos, el apoyo de esos cuatro millones de dólares es para apoyar la actuación estratégica de los gobernadores o prefectos separatistas en contra del Gobierno nacional”, insiste Vold.

De acuerdo con la pesquisa realizada por el investigador noruego, esta acción fue parte de una seguidilla de tareas que el aparato estadounidense delimitó para ejecutar en Bolivia, con el fin de socavar la gestión de Morales.

De hecho, en los cables desclasificados señalan que las fuerzas de la oposición patrocinaron reuniones con personeros de la Embajada de Estados Unidos y que desde algunos medios de comunicación se promovió una campaña de desacreditación contra el referendo constitucional del 10 de agosto de 2008.

Ángel Luis Bilbao Torrico, viceministro de Gestión Comunicacional, indicó que la investigación de Vold confirma las denuncias que formuló el Gobierno nacional.

“Los cables son pruebas contundentes que salen de la propia Embajada de Estados Unidos en países como Bolivia, Ecuador y Venezuela”, apuntó.

El embajador de Ecuador, Ricardo Ulcuango, dijo que la estrategia estadounidense apunta a apropiarse de los recursos naturales, como el litio, en el caso de Bolivia, y que por ello se ataca a los gobiernos progresistas que han sentado soberanía en sus naciones.

Vold sistematizó y analizó la información de WikiLeaks y así, puso al descubierto el espionaje que realizó EEUU a través de sus delegaciones diplomáticas en todo el mundo recolectando información de líderes políticos, dirigentes sindicales, autoridades, organizaciones no gubernamentales entre otros, la misma que era envida al Departamento de Estado como información clasificada.

Los documentos publicados por WikiLeaks ponen también, al descubierto las acciones que realizó el gobierno de los EEUU para mantener su hegemonía en la región latinoamericana, en particular en los países de gobiernos progresistas que defienden y protegen sus recursos naturales, la dignidad y soberanía de sus territorios.

 

Acerca de aucalatinoamericano

Auca en Cayo Hueso: Debates y reflexiones desde latinoamerica.

Publicado el febrero 19, 2016 en EE.UU., Política, Subversión contra Bolivia y etiquetado en , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: