Dictadura comunicacional de Macri

Dictadura comunicacional de Macri

Cubasi/Lídice Valenzuela

El presidente derechista de Argentina, Mauricio Macri, viola la libertad de prensa en su país desde que asumió el cargo el pasado 10 de diciembre, con la eliminación de los medios democráticos y alternativos —tanto a lo interno como los foráneos— dejando el campo libre a la dictadura comunicacional de los poderosos consorcios líderes del conservadurismo y la represión intelectual.

Envuelto hoy en un escándalo de blanqueo de su dinero, que la prensa derechista evade de sus páginas y radiotelevisoras, Macri decidió suspender las señales de Telesur y Russia Today del sistema público de libre acceso, lo que priva a unos 35 millones de personas de recibir información alternativa a la privada, puesta al servicio de grandes medios hegemónicos.

En el caso argentino, según evalúan analistas, la más beneficiada podría ser la cadena multinacional CNN, cuya línea editorial es la del pensamiento único estadounidense, la cual quedaría como una ventana al mundo sin pluralidad de voces.

La actitud del jefe del gobierno, que adopta determinaciones por decreto, unida al cierre de emisoras alternativas y el despido de decenas de periodistas, causó protestas no solo de las direcciones de los órganos afectados sino también de la población, que en las calles expresa su descontento con el sistema de gobierno que votó en elecciones libres, pero que ganó por menos de 300 000 votos contra el candidato del Frente para la Victoria, Daniel Scioli.

Desde que inició su mandato en la Casa Rosada, el empresario y expresidente del Club de fútbol Boca Junior, también exgobernador del Gran Buenos Aires, arremetió contra los medios locales, lo que causó un revuelo entre los profesionales de la prensa, que recordaron los métodos de las dictaduras militares en esa nación entre 1976 y 1983.

Una de sus primeras medidas fue la anulación de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) y la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

Líder de un gobierno repudiado por el 49 % de la población, debido a sus antipopulares medidas, el pasado día 7 la Radio y Televisión Argentina Sociedad Estatal (RTA SE) comunicó que dentro de 15 días dejará de transmitirse Telesur por la Televisión Digital Abierta (TDA) sistema público y gratuito que creó el anterior Gobierno de Cristina Fernández para que más personas tuvieran acceso a una pantalla parrilla pluralista, democrática y libre.

La pasada semana, en otro golpe contra la libertad de prensa, un anuncio similar fue hecho a la cadena Russia Today (RT), —en el aire mediante la TDA— la cual disfruta de popularidad entre los telespectadores argentinos, y que debe salir en agosto próximo de la red estatal.

 “El punto de vista alternativo es incómodo para el nuevo Gobierno argentino que busca el acercamiento con Estados Unidos, opinó la directora de Emisión de RT en Español, Victoria Vorontsova, en la edición digital de la agencia rusa de noticias Sputnik.

Sin embargo, y en aras de aliviar la tensión creada con el gobierno ruso por el cierre de RT, en declaraciones a Sputnik el pasado martes, el ministro de Medios y Contenidos Públicos de Argentina, Hernán Lombardi, expresó que era una decisión reversible, ya que las autoridades, dijo, planean analizar el futuro de RT con sus representantes.

El titular del comité de Relaciones Internacionales de la Duma estatal de Rusia, Alexéi Pushkov, celebró este miércoles la nueva postura gubernamental sobre RT, con presencia allí desde 2014, informó Prensa Latina desde Moscú.

En octubre de ese año el presidente ruso, Vladímir Putin, y la expresidenta Fernández de Kirchner, iniciaron la emisión de RT en Argentina durante una videoconferencia.

Hasta ahora, Telesur no corre la misma suerte. La inconformidad de ese canal de noticias lanzado en 2005 por el fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías, se planteó por la presidenta de la cadena multinacional Patricia Villegas desde la sede central en Caracas, quien denunció ante el mundo la censura impuesta por Macri respecto a la comunicación popular. Se estima que un 80 % de los argentinos tiene acceso a la plataforma TDA.

Argentina se convierte así en el primer socio fundador de Telesur en abandonar ese medio alternativo del Sur, financiado por Buenos Aires, hasta ahora, Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua, Ecuador, y Uruguay.

También la representante legal de esta cadena latinoamericana, Carolina Silvestre, expresó que la decisión del Ejecutivo argentino “viola la libertad de expresión, la libertad de prensa y de información” y exhortó a las autoridades argentinas a “dejar sin efecto la rescisión unilateral de los convenios”.

Las intenciones del gobierno macrista la brindó Lombardi, quien al comunicar la desvinculación con Telesur argumentó que “nuestro país no tenía ninguna injerencia en los contenidos de la señal ni en su gerenciamiento. Esta determinación va en línea con lo que nos hemos propuesto para los medios públicos en términos de pluralismo y austeridad”.

La emisión de Telesur, que era de inclusión obligatoria en las parillas de todos los teleoperadores de Argentina, dejará sin alternativa periodística a más del 80 % de los telespectadores del país.

 

Anuncios

Acerca de aucalatinoamericano

Auca en Cayo Hueso: Debates y reflexiones desde latinoamerica.

Publicado el junio 17, 2016 en #TELECOMUNICACIONES, Neoliberalismo y etiquetado en , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: