Una fiesta para alumbrar el camino

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por: Diana Concepción

Año tras año, Santiago de Cuba se inspira en las tradiciones caribeñas para transformarlas en una celebración cultural: el Festival del Caribe o Fiesta del Fuego. Desde sus inicios, en 1981, el Festival apostó por el reconocimiento a la cultura popular de la región que hasta entonces había sido relegada.

A poco más de un mes de haberse celebrado en La Habana la Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe, la Fiesta del Fuego constituye más que una celebración. Se trata de un incentivo a la identidad regional en medio de la diversidad que caracteriza al territorio.

Inaugurada el 3 de julio, el Festival está dedicado a Ecuador, un país que aunque geográficamente no es reconocido como parte del Caribe, tradiciones y prácticas religiosas lo integran a la región en un concepto más anclado a la espiritualidad caribeña.

Hoy, cuando los procesos de globalización cultural amenazan con apagar manifestaciones autóctonas del área, la Fiesta del Fuego arde en su afán genuino de recordar de dónde venimos y alumbrar hacia dónde vamos.

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .