Sucesión de Cunha divide a todos: Planalto, aliados y oposición

Nunca una disputa por la presidencia de la Cámara de Diputados (tras la renuncia de Eduardo Cunha, del PMDB) y por un mandato de apenas seis meses, tuvo tantos candidatos.
Tampoco hay precedente de tantas divisiones para elegir a quien tendrá como principal misión estabilizar y reunificar la Cámara. La disputa -literalmente- partió al medio la base de apoyo al gobierno interino de Michel Temer.

De un lado está la mayoría de los diputados encolumnados atrás de uno de los candidatos favoritos (Rogerio Rosso, PSD/DF), y media docena de actores secundarios. Del otro, los partidos de la antigua oposición a los gobiernos petistas, como  PSDB, DEM, PSB y PPS, más propensos a apoyar a Rodrigo Maia, del partido Demócratas, si bien también apuestan a Heráclito Fortes, del PSB.
Desde el Palacio del Planalto, el ministro jefe de la Secretaría de Gobierno, Geddel Vieira Lima, trabaja a favor de Rogerio Rosso, quien durante el mandato de Cunha ganó notoriedad e influencia. Moreira Franco, a cargo del programa que coordina las asociaciones público-privadas, apuesta por su yerno, Rodrigo Maia. Y el Jefe de Gabinete, Eliseu Padilha, sigue a Michel Temer y garantiza que asumirá una posición neutral.
La oposición con cerca de 100 votos podría ser un diferencial, inclinando la balanza a favor de uno de los dos candidatos, pero también está dividida.
En el PT, la corriente cercana a Lula Rodrigo Maia como mejor opción para derrotar al grupo que aún está influenciado por Cunha; paradójicamente, Maia siempre fue un antipetista fervoroso y trabajó intensamente a favor del impeachment de Dilma. Otra corriente del PT prefiere a Marcelo de Castro, del PMDB, aunque Cunha está actuando para impedir que el partido tenga candidato propio; a su juicio -como ya les dijo a cercanos por Whatsapp-, la oposición no aceptaría al PMDB a cargo del Planalto, la Cámara baja y el Senado. Pero ya Castro se anotó como candidato y los petistas que lo apoyan recuerdan su independencia ante Cunha y el hecho de que fue leal a Dilma cuando era su ministro, dejando el cargo para asumir el mandato y votar contra el impeachment.
El PT está dividido y el PCdoB no se queda atrás. El diputado Orlando Silva y el ex ministro Aldo Rebelo también articulan a favor de Rodrigo Maia, pero la líder de la minoría, Jandira Fengali no acepta ese nombre.
Con divisiones hacia donde se mire, las promesas de “reunificar la Cámara” suenan vacías. Pero quien tiene más que perder es Temer si su base de apoyo en diputados se resquebraja.
Las disputas dejan secuelas y si Temer es confirmado como presidente necesitará pronto de una base cohesionada para aprobar su pauta parlamentaria.
Anuncios

Acerca de aucalatinoamericano

Auca en Cayo Hueso: Debates y reflexiones desde latinoamerica.

Publicado el julio 12, 2016 en Internacionales, Juicio Político contra Dilma Rousseff y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: