Opinión. Argentina parapolicial en el bicentenario (Parte II)

090901_xl

Como forma traicionera típica de los cobardes, en la Argentina con Macri se está imponiendo el estilo parapolicial.

2- Ataque a la parroquia de Isla Maciel: frente al mensaje auténticamente cristiano, coherente y sincero, de los Curas por la Opción por los Pobres, la respuesta fue el saqueo de la parroquia de la isla Maciel (frente a la Capital Federal), en la madrugada del domingo 3 de Julio. Esta parroquia es la misma que visitó la ex presidenta C.F.K. en abril pasado.

El sacerdote Francisco “Paco” Olveira, que la conduce, declara: “me quedan poquísimas dudas de que el robo fue armado para advertirnos y ensuciarnos, no solo a mi sino al Grupo de Curas en Opción por lo Pobres que públicamente manifestamos nuestro no acuerdo con un gobierno que atenta contra la vida de los pobres”.

3- Ataque a Tiempo Argentino: frente a la victoria indudable de los trabajadores del diario Tiempo Argentino y de la Radio América, que vienen sosteniendo a esos medios de comunicación en contra del vaciamiento patronal (a principios de año la empresa propietaria abandonó todo, dejando sin conducción a esos medios y a decenas de familias sin salario), la respuesta fue la agresión de un estafador de dilatada trayectoria que dice ser el nuevo “dueño”, estafador llamado Juan Mariano Martínez Rojas. Éste, con una numerosa patota parapolicial, entró en la madrugada del lunes 4 de Julio por la noche en las instalaciones del diario y destruyó gran parte de las mismas, en el segundo acto de un mismo accionar.

Lo hizo con cobertura política, policial y judicial por parte de PRO (el partido de Macri) y del conjunto de la alianza de los cipayos. La patota forzó una de las puertas con un cerrajero, y luego de entrar expulsó a los tres trabajadores que se encontraban resguardando el lugar. Los trabajadores de prensa y compañeros solidarios se iban concentrando en la calle para intentar recuperar lo que éstos individuos habían usurpado, mientras la Policía Federal allí presente nada hacía porque, según la confesión de los agentes, “la fiscal contravencional nº 6, Verónica Andrade, les había ordenado esperar”.

Horas más tarde, cuando ya la situación había cobrado amplio estado público y cada vez más gente acudía en solidaridad en una noche de intensa y persistente lluvia, la fiscal, ya muy presionada, autorizó que los trabajadores ingresaran con la Policía, que custodió la retirada de la patota sin detener a ninguno de sus integrantes, ya que así lo había ordenado Verónica Andrade.

Gustavo Cirelli, director del diario, es contundente: La gravedad de esto es que se trata de un ataque sin precedentes a la libertad de expresión”.  Valeria Sampedro, periodista de Canal 13, el canal insignia de la antipatria, se ve obligada a reconocer la diferencia de actitud de las autoridades cuando meses atrás hubo un incendio en Canal 13 y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, se apersonó rápidamente en el lugar. “Ahora espero que se apersone también acá, si no queda evidenciada su sobreactuación, porque acá sí hubo negligencia”, relata Sampedro, que todavía está esperando a la ministra.

Sábado 2, domingo 3 y lunes 4 de Julio. Una sucesión de hechos de violencia con protección estatal, con una clara direccionalidad política, que confirma totalmente el clima de “violencia de época” que denunciara la ex-presidente Cristina F. de Kirchner cuando durante Junio rompieron a patadas, en Río Gallegos, la puerta de entrada de la casa de los padres de su fallecido esposo.

Cárcel a Milagro y persecusión judicial y mediática contra el kirchnerismo

Este clima de “violencia de época” no lo es sólo por la violencia parapolicial, sino además por el accionar del “Partido Judicial” que, ya siendo la Justicia burguesa injusta de por sí, ahora directamente no sólo tiene sello de clase sino además sello de banda, porque hoy prácticamente los jueces más que jueces parecen jefes de grupos de tareas, al mejor estilo de la dictadura militar.

C.F.K., en uno de sus últimos artículos, titulado “Bonadío, Stolbizer y asesora, una verdadera asociación ilícita”, denuncia este accionar faccioso. Así describe C.F.K. el sistema operacional con el que actúan, en el que intervienen no sólo los individuos nombrados (un juez, una diputada nacional y su asesora), sino además todo el pool de medios de comunicación del cipayaje: “Bonadío secuestra documentación en una causa denunciada e inventada por la propia Stolbizer y se la entrega en forma ilegal. La Sra. Stolbizer tergiversa y falsea maliciosamente el contenido de la misma, en una nueva operación mediática y posteriormente realiza una ‘nueva denuncia’, que dará lugar a otra nueva ‘causa judicial’; constituyendo un círculo sin fin que se retroalimenta a sí mismo y mantiene titulares de diarios y procedimientos judiciales cinematográficos en forma permanente”. Constantes “operaciones de acción sicológica”, tal como las llaman en los manuales yankis.

El miércoles 6 de Julio, C.F.K. fue citada a tribunales en la Capital Federal a notificarse de la resolución del juez Bonadío que dispuso la inhibición total de los bienes de la ex presidenta (resolución de la que podía notificarse por exhorto a su domicilio en Santa Cruz, a más de 2000 kilómetros de distancia, pero que el juez resolvió, para montar el escenario de la operación mediática, que C.F.K. lo hiciera personalmente). En ese mismo momento la ex Presidenta denunció penalmente a los tres personajes nombrados y manifestó que “el hostigamiento por parte de cierto sector del Poder Judicial ya reviste caracteres casi ridículos”.

Mientras tanto, en Jujuy, la dirigente popular Milagro Sala desde hace más de siete meses está secuestrada en las cárceles del gobernador del partido radical, Gerardo Morales, aliado de Macri, gobernador que ahora amenaza a Sala con cambiarla de cárcel como castigo por dar entrevistas a periodistas. Y digo secuestrada porque no hay ley que haya dejado de violarse para encarcelarla, y todo el proceso y los cargos presentados contra Sala son absolutamente ilegales y tendenciosos.

Una vez más, es la ex presidenta C.F.K. la que explica claramente el porqué de este hostigamiento: “¿Vos creés que, por ejemplo, haber decidido recuperar las AFJP, haber decidido recuperar YPF, haber decidido recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores en paritarias libres, haber decidido por ejemplo que lo que reclamaron los organismos de Derechos Humanos toda la vida que era precisamente el juicio y la responsabilidad de quienes cometieron genocidio durante la dictadura… vos creés que todo eso no tiene un precio? Yo sé que todo tiene un precio. Si yo hubiera hecho lo que hicieron otros no tendría problemas. De hecho De La Rua no tiene ningún tipo de problemas sin embargo terminó con el megacanje, el corralito y 30 muertos en la Plaza de Mayo”.

“Usurpadores”

Nadie tiene derecho a usurpar lo que no es de uno, declaró el presidente Mauricio Macri cuando le preguntaron sobre el ataque contra el diario Tiempo Argentino. Con sentido común podríamos deducir que se refería al estafador Juan Mariano Martínez Rojas el que, por otra parte, nunca acreditó ninguna propiedad sobre Tiempo Argentino. Pero no: se refería a la Cooperativa Por Más Tiempo, cooperativa que conformaron los trabajadores ante el abandono del empresario Sergio Szpolski. Si aún desde el punto de vista del Código Penal lo que dice Macri es imposible, todavía menos legítimo lo es desde el punto de vista político. Pero en el mundo de los lamebotas todo está invertido. Para Macri los usurpadores son los trabajadores que consiguieron, venciendo a la deserción empresarial, que el medio de comunicación siga existiendo. Para Macri los usurpadores son los habitantes ancestrales de la Comunidad Iacu Chiri-Bajo Hondo, no el millonario Orlando Canido que pretende arrebatarles las tierras. Para Macri el festejo del Bicentenario debe hacerse invitando al monarca emérito de la potencia conquistadora y genocida contra la cual se hicieron las guerras de la Independencia, el dimitido rey Juan Carlos de Borbón, y no a los mandatarios de los países de Nuestra América, la que se independizó de España en una misma guerra continental.

“For he’s a jolly good fellow”

Como no podía ser de otra manera, en los recientes festejos que el 4 de Julio hizo la Embajada de los Estados Unidos en Argentina por el 240 aniversario de su independencia del Reino Unido, donde se concentró lo más granado del cipayaje vernáculo, el juez Bonadío fue la estrella del evento. Ese mismo día, pero por la madrugada, había ocurrido el ataque al diario Tiempo Argentino y a la Radio América, precedidos por las otras operaciones parapoliciales en Santiago del Estero e Isla Maciel. Y sólo dentro de poco más de 24 hs. concurriría la ex presidenta C.F.K. a notificarse a tribunales de la inhibición de bienes que Bonadío dispuso, como cabeza de turco de la persecusión contra una ex presidenta que desafió a Estados Unidos.

“Mi discurso para el 4 de julio del año pasado transmitió gran optimismo acerca del futuro de las relaciones entre los Estados Unidos y la Argentina, pero el cambio positivo que ha ocurrido desde entonces probablemente ha superado todas nuestras expectativas”, afirmó el embajador norteamericano en Argentina, Noah Mamet, en sus palabras durante la gala por la independencia de los EE.UU. Junto con Macri, Bonadío es uno de los lamebotas que más se ha afanado en satisfacer los deseos imperialistas, y esa noche el resto de los cipayos se lo hizo sentir. Sólo faltó que, como al Coronel Varela, el masacrador de los obreros patagónicos, le cantaran el mismo “for he’s a jolly good fellow” con que la Sociedad Rural homenajeó al militar por haber fusilado a cientos de peones rurales hace casi cien años.

Según C.F.K., esto es “toda una definición”. “Partido Judicial y Partido Mediático, con pata política: un modelo de intervención regional contra las políticas democráticas, populares y nacionales”, sentencia la ex Presidenta. Y el jefe no es Macri: es EE.UU.

Estamos como hace 200 años: el partido de los patriotas y el partido de los realistas. ¿Podremos vencerlos sin polarización, diluyendo como pretenden los “justicialistas” traidores, los que hoy cogobiernan con Macri y desconocen a Cristina? ¿Podremos vencerlos sin una conducción contundente, como a veces pretenden los cultores del espontaneísmo, llámeselo “ciudadano” o “sindicalista”, o los cultores del “institucionalismo”, ese mismo institucionalismo tramposo que hoy persigue a la ex presidenta?

Son preguntas que flotan en el aire enrarecido por la violencia de los que decían venir a cerrar pretendidas “grietas” y que hoy, por su exclusiva acción, no hacen más que abrir hondas heridas que sangran.

Anuncios

Acerca de aucalatinoamericano

Auca en Cayo Hueso: Debates y reflexiones desde latinoamerica.

Publicado el julio 15, 2016 en Uncategorized y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: