Decreto de Macri permitirá el uso de datos de la seguridad social para propaganda oficial

Los precios de sectores básicos como el gas y el transporte han aumentado a niveles exhorbitantes durante el mandanto de Macri. Foto: AFP.

Stella Calloni/Cubadebate

El gobierno del presidente argentino, el derechista Mauricio Macri habilitó mediante decreto que los datos personales que registra la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses), sean manejado por la Secretaría de Comunicación Pública, lo que fue calificado como un escándalo y una ilegalidad por toda la oposición.

Se denuncia que esta secretaría podrá utilizar información de Anses para mejorar el impacto de su aparato de propaganda, empleando los datos personales que figuran en ese organismo.

El decreto fue publicado en el Boletín Oficial y provocó una fuerte reacción opositora, tanto del Frente para la Victoria (FpV), el Partido Justicialista y el Frente Renovador, porque abre la posibilidad de utilizar los datos para tareas de espionaje, invadiendo la privacidad y confidencialidad de más de 32 millones de argentinos registrados allí. La Anses remitirá a la secretaría periódicamente información existente en sus bases de datos.

El gobierno queda habilitado para utilizar esa información para su maquinaria propagandística. La base de datos es una herramienta elemental para conocer a la población, saber qué quiere y con esa información organizar una campaña publicitaria que le vuelva a dar la victoria electoral, advierten los analistas del portal Diarioregistrado.com.

La base de datos de la Anses tiene información fehaciente sobre unos 32 millones de personas e incluye detalles precisos sobre la composición del núcleo familiar, los ingresos y la vivienda de los beneficiarios de todos los planes sociales, las jubilaciones y las pensiones que paga el Estado. Su importancia es tal que los servidores que la contienen están protegidos contra cualquier contingencia, desde incendios o inundaciones, hasta accesos indebidos o sin autorización.

Es un escándalo. Es indignante. Es una vergüenza que se vulneren así los derechos constitucionales de cada ciudadano, dijo Beatriz Busaniche, responsable de la Fundación Vía Libre que trabaja por la transparencia y seguridad de los datos personales relacionados con nuevas tecnologías, en una entrevista con Infobae TV.

Anses o Afip (Administración Federal de Ingresos Públicos) tienen datos de todos nosotros porque estamos obligados a entregarlos. No es una elección consignarlos. Nosotros no podemos salirnos de esa obligación. Pero esa base de datos está confeccionada para un fin determinado y específico y la ley prohíbe que puedan utilizarse para otras cuestiones, advirtió la especialista, que no descartó la posibilidad de recurrir judicialmente esta decisión del poder Ejecutivo.

Además sostuvo que esto es una estrategia de comunicación del PRO (Propuesta Republicana, el partido derechista de Macri). Es una estrategia muy moderna de trabajar sobre redes sociales. Simplemente es un desprecio importante por la privacidad de las personas. Es una forma de pensar que se basa en que, como ya todo se sabe, qué le hace una mancha más al tigre.

Orwel 1984

Por su parte, el jefe del bloque del FpV, Héctor Recalde, sostuvo que la medida tomada por Macri, es Orwell 1984 -en referencia a la novela de George Orwell sobre el control absoluto de una sociedad- y adelantó que se realizarán cadenas de pedidos de ampro ante la justicia. Tratará de realizar una cadena de amparos para que la justicia frene el convenio y la utilización de datos sensibles porque se trata de una vulneración a la intimidad de las personas.

A esto se sumaron las protestas y denuncias de todos los sectores opositores. Se debe priorizar la privacidad, porque el límite difuso entre el hostigamiento y la penetración en temas partidarios es peligroso, aseguró la diputada socialista Alicia Ciciliani.

Este martes además el ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, presidieron una reunión de la que también tomaron parte el nuevo secretario de Tecnología de la Información y las Comunicaciones, y el presidente del muevo Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), Miguel de Godoy, y altos funcionarios de las empresas privadas Telefónica y Telecóm que, acordaron trabajar en conjunto para identificar a los titulares de las líneas de telefonía celular, así como agilizar el suministro de información sobre su uso a requerimiento judicial.

Las empresas se comprometieron a colaborar con las medidas necesarias para identificar a sus clientes, particularmente aquellos con línea prepaga así se podrá contar con información sobre su titular así como de su uso. Fue como arrojar gasolina sobre una llamarada. Y ya se preparan denuncias desde diversos sectores porque también esto es anticonstitucional.

Es mucho más grave si se tiene en cuenta los compromisos adquiridos por el Ministerio de Seguridad de Argentina y los Departamentos de Justicia y de Seguridad Nacional de Estados Unidos, donde se acuerda la entrega de bases de datos para la supuesta lucha contra el crimen, el terrorismo y otras. Una serie de acuerdos se han firmado sin ningún conocimiento del Congreso, en el último semestre, que como han denunciado varios organismos afectan gravemente la soberanía del país.

Anuncios

Acerca de aucalatinoamericano

Auca en Cayo Hueso: Debates y reflexiones desde latinoamerica.

Publicado el julio 27, 2016 en Gobierno de Macri y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: