Entrevista con Víctor Hugo Morales: Los pobres no tienen voz

La gentileza de Victor Hugo Morales ha hecho posible que leyera a marcha forzada, por el interés que despertaron en mí, los libros  Mentir a diario: Despidos, estafa  mediática y entrega del país en la Argentina neoliberal de Mauricio  Macri. Victor Hugo Morales en contrapunteo con Mateo Grille y Un grito en el desierto.


La primera de estas obras, de la editorial Colihue, que terminó de escribirse hace  unos tres meses, es un retrato  de la derechización del continente  latinoamericano pintado a cuatro manos y parece ser posible que circule vía digital (por lo pronto)  en Cuba dado el interés y disposición de Aurelio Narvaja,  máximo responsable de Colihue en la soñada colaboración solidaria, de la que ha hecho gala en otras oportunidades. Y también de Victor Hugo, por supuesto. Ah, el coautor, Mateo nació en Cuba, es hijo de padres exiliados uruguayos en nuestro país.

Del  otro libro  (Un grito en el desierto) escrito  en 1997 con varias rediciones, la última de 2012  y diferentes sellos editoriales, comentaré en otro momento. Sólo un adelanto: parece ser una foto del 2016. Pero, ahora, dejo al lector con las respuestas de VHM a algunas preguntas sobre su más reciente obra impresa (*):

-En una entrevista concedida a seis periodistas, uno por cada medio –  las agencias Sputnik, Reuters y Nodal, las cadenas de televisión Telesur y Al Jazeera y el periódico La Jornada- la ex-presidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó que “Hoy en el mundo, por lo menos en determinadas regiones, se ve muy claramente la aparición de un partido mediático que juzga públicamente, y un partido judicial, que es como el espejo de este partido mediático” ¿podría explicar esto, desde su experiencia profesional, para el público cubano que, mediante la web,  actualmente se asoma  a medios de prensa de todo tipo?

-El entramado neoliberal tiene hoy como quilla de su poder a los medios. Estos se han agrupado hasta ser oligopólicos en el mejor de los casos, pero el resultado es directamente  de monopolio que actúa sobre la cultura y la información con un poder devastador, puesto totalmente al servicio del neoliberalismo económico. Las directivas políticas y económicas más  trascendentes parten de los designios del poder mediático. Macri, en la Argentina, es estrictamente el resultado de la voluntad de los medios. Construyeron su partido. Adulteraron luego la democracia en las elecciones para favorecer a ese partido, club, como se le quiera llamar, que es la prolongación del brazo del poder real.

      – “Fuera del Estado, para los más vulnerables no hay mundo, no hay dignidad, no hay nada que valga la pena. Y la guerra enmascarada en los valores de la libertad de expresión es impiadosa, constante, cruel y mentirosa. Sin Estado no hay democracia, porque es el que puede arbitrar en la despareja relación de las fuerzas en pugna”, afirma en su libro Mentir a diario: Despidos, estafa  mediática y entrega del país en la Argentina neoliberal de Mauricio  Macri. Victor Hugo Morales en contrapunteo con Mateo Grille” ¿acaso no es una afirmación demasiado categórica? ¿Por qué?

– Lo es, sí. Y la reafirmo con todo el énfasis que sea posible. El neoliberalismo es el creador de la sociedad mundial injusta y desigual que tenemos. En ese marco de hambre, ignorancia y desesperación del mundo, los vulnerables no tienen voz. Hace poco el New York Times se preguntaba cómo era posible que siendo muchos más los pobres, aceptaran calladamente su destino. Sencillamente porque no tienen voz, y cuando algún atisbo de equidad aparece, sucede lo que en América Latina: O Globo, Clarín, Televisa, destruyen la esperanza interponiendo la prepotencia de su voz.

-“Estamos en medio de un periodismo absolutamente mafioso, encabezado por el Grupo Clarín, que hizo trizas la democracia, que hizo trizas la posibilidad de que la gente estuviera informada, y que ahora se ha quedado absolutamente con todo”, afirmó Usted en la presentación de su libro que escribió “en contrapunteo con Mateo Grille” ¿Por qué ese dúo?

– Tenía deseos de pensar mejor, de crecer. Cada vez que hablamos con alguien calificado, la calidad del pensamiento se supera. Quería mirar con otra persona el cielo político de América, aunque después, la Argentina, como laboratorio de la restauración neoliberal de este tiempo fue opacando aquella intención inicial, si bien reaparece cada tanto.

   – ¿En cuánto influyó la suspensión de la ley de Medios en la historia reciente de Argentina?

-Fue muy doloroso en el valor simbólico que la ley proyectaba. Era una ley que tenía un gran espíritu democratizador. No hubiera influido en el juego de poderes tanto como imaginaban sus creadores, pero restañaba heridas de un tiempo de injusticias no visibilizadas. Era un trabajo con el que se consustanciaron los jóvenes, y una puerta abierta a la creación de más voces. Unos cuantos megáfonos que, lejos de influir como el aparato del monopolio, acercasen a las gentes de todo el país, voces nuevas, que influyeran como células en la construcción de una mejor democracia. Era un ideal, cuya eficacia estaba por verse. Eso, nada menos impidieron.

alt

   – Este libro escrito a cuatro manos para  la editorial Colihue ¿fue “amasado”  a raíz de su despido de Radio Continental durante unas vacaciones forzosas  o ya venía escribiendo sobre los medios de comunicación,  aunque parte sustancial de su contenido sea una denuncia al gobierno de Mauricio Macri?

-No, en el prólogo están las fechas de la invitación a Mateo. El despido vino después, la narración lo explicita. Se convirtió, eso sí, en un capítulo del libro y quizás acelero la visión más argentinizada del libro. Quería escribir poco a poco, algo más profundo de América Latina, que aquello que impone la actualidad con su prepotencia.

    -A veces pienso que la solución planetaria sería una invasión alienígena altamente desarrollada que no esclavice a los terrícolas, y los ayude a salir de este remolino de locura,  en otras oportunidades soy optimista y pienso que el homo sapiens aún puede mostrar su inteligencia ¿Qué pasa por su cerebro cuando ve el planeta azul?

-Me alegra tener ya mis años, y tener más cerca la salida.

–  ¿En que trabaja VHM ahora? ¿Y el fútbol?

Ocurrió algo inesperado. Cuando estaba pensando en el retiro, apareció la propuesta de una radio pequeña para hacer el tipo de programas que me habían quitado. Y más tarde un canal de TV de noticias me ofreció ocupar la franja importante de las 18 a las 21. Estoy ahora tapado de trabajo en una jornada que empieza a las 6 y termina a las 21, interrumpida por almuerzo y siesta breves. Es mi última contribución a la discusión en la que estamos. Con el ánimo de quien se está despidiendo pero dando pelea. Que ya no es propia, porque nada espero para mí. Que tiene algo de automatismo porque en el fondo de mi corazón, no creo en una ayuda planetaria. Hay  tanto silencio en el espacio…

(*) El intruso, Hablemos de futbol y Victor Hugo por Victor Hugo son piezas escritas también por el reconocido narrador de fútbol.

 

Anuncios

Acerca de aucalatinoamericano

Auca en Cayo Hueso: Debates y reflexiones desde latinoamerica.

Publicado el agosto 1, 2016 en Cuba, Gobierno de Macri y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: