“Tocar a Fidel, es tocar el Sol de la Sierra”

"Tocar a Fidel, es tocar el Sol de la Sierra"Luis Ávila Armas/Cubahora

Es domingo 27 de noviembre y a través de la línea telefónica tengo a una mujer que le cantó muchas veces sus décimas a Fidel y a la Revolución. Su corazón está destrozado por la pérdida física del Comandante invencible. Ella no puede ver con sus ojos, por eso esta dama de las musas ve con los ojos del alma.

Juana Tomasa Quiala Rojas quiso contarme cómo conoció a Fidel. Quizás para muchos ese nombre no les diga mucho, pero si digo Tomasita Quiala, entonces todos sabrán de quién estamos hablando.

Con la voz afectada por el dolor, Tomasita Quiala, la cieguita maravillosa, decidió hablarme acerca de cómo conoció a Fidel.

—Todos llevamos un Fidel dentro. ¿Cómo el alma de Tomasita Quiala ve a Fidel?

—Desde niña aprendí a ver las cosas con el alma. Fidel para mí fue grande desde siempre. Yo soy de Banes, en Holguín, y desde pequeña vine a estudiar a una escuela especial para ciegos. Esa escuela estaba en Marianao y su nombre era Abel Santamaría Cuadrado. Allí ingresé con ocho años. Cuando empecé a estudiar me di cuenta de la riqueza de la historia de Cuba. Crecí escuchando los discursos de Fidel. Yo les decía a mis compañeras de estudio: “Un día abrazaré a ese hombre”.

“En 1999, cuando la lucha por el regreso del niño Elián, comienzo a cantar en las Tribunas Abiertas. El 11 de febrero del 2000 conocí personalmente a Fidel. Lo abracé y me recosté en su pecho. Tocar a Fidel es tocar el sol de la Sierra. Para mí Fidel fue el guía, el padre, el hombre del cual recibí mucho amor. ‘Mi cieguita de las Tribunas Abiertas’, así me llamaba Fidel. Esa es la imagen que tengo en el alma”.

—¿Cuál crees que es el mejor homenaje que le podemos rendir a Fidel de ahora en lo adelante?

—El mejor homenaje es perpetuar sus ideas. Conservar los principios, preservar la dignidad. Puede morir un hombre pero no sus ideas. Debemos seguir de duelo mientras el corazón no los dicte. Claro, duelo que no impida que el país funcione.

—¿Qué le puedes decir a los jóvenes cubanos en este momento?

—Que Fidel también fue joven y dejó todo, su posición cómoda para luchar contra Batista. Era un joven cuando revivió a Martí en el año de su Centenario. Era un joven cuando vino en el Granma. Era un Cristo joven cuando vino desde La Sierra hasta el llano. Los jóvenes de hoy tienen que ser jóvenes de su tiempo. Muchachos, ustedes son los encargados de no dejarlo morir. Ahora es cuando hay que ser soldado.

—Fidel siempre se preocupó por la suerte de nuestros creadores. Por eso te pregunto: ¿Qué sucede que no te hemos visto más en Palmas y Cañas.

No estoy en Palmas y Cañas porque el director del espacio, José Miguel Mena, un buen día me llamó y me dijo que no podía cantar más sentada, que así no podía ponerme en pantalla. Esa es la razón. Sin embargo, voy a otros programas de la televisión cubana y canto sentada, porque tengo una lesión muy fuerte en una de mis rodillas que me impide estar tanto tiempo de pie.

—Le has cantado muchas veces a Fidel. Hoy, a escasas horas de su partida, ¿qué le dirías?

—Le diría:

Qué decirte Comandante,
también son tus seguidores
los que me dicen: ¡No llores!
Y me piden que te cante.

Voy a seguir adelante,
conmigo vas a seguir,
nadie se puede rendir
es hora de ser soldado,
de preservar tu legado
y no dejarte morir.

 

Anuncios

Acerca de aucalatinoamericano

Auca en Cayo Hueso: Debates y reflexiones desde latinoamerica.

Publicado el noviembre 30, 2016 en Cuba, Fidel Castro y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: