Archivos diarios: diciembre 1, 2016

El corazón de un país

fidel-nina-1Leticia Martínez Hernández/Cubahora

Cuando crees que respondiste las preguntas más difíciles, ella te lanza otra, la más terrible: “¿Mamá, que hay en esa cajita?”. El corazón de un país, mi niña, le respondo con inmensas ganas de llorar. Ella se acerca, me abraza. Sabe que algo feo pasa, porque se supone que los padres no lloren.

No hablé más, pero quise decirle que ahí va Fidel, que esas son sus cenizas, que esa es su bandera y su pueblo; que su familia está destruida; que el rostro de Dalia, su esposa, es el rostro del dolor más hondo; y que el saludo marcial de Raúl al despedirlo es el compromiso en estado puro.

Lee el resto de esta entrada

Cabalgando con Fidel

fidel-y-camilo-y-martiPor: Camila Moreno

Cantemos juntos para recordar a nuestro eterno líder que luchó para que fuéramos libres y tuviéramos un servicio de salud gratuito, para que nuestros niños puedan estudiar sin preocupación, para que nuestros profesionales se superen, para que el deporte sea glorioso, para que la cultura transmita valores, para lograr la unidad de América Latina, para ser recordado siempre por el pueblo cubano.

Canción compuesta por: Raúl Torres

Lee el resto de esta entrada

Fidel se una a su entrañable hijo y discípulo

fidel-y-maduro-2Tomado de: Granma

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, valoró de impresionante la manifestación de amor del pueblo de La Habana y de Cuba en «esta noche de victoria de la patria común». «Se desbordó La Habana de amor», dijo. Un amor profesado, de acuerdo con Maduro, por la juventud, las mujeres, los militares, los niños…. El pueblo en general. Un amor fideliano, llamó a aquella congregación multitudinaria.

El mandatario, emocionado, varias veces alzó su voz tarareando como canción el nombre Fidel, mientras el pueblo le seguía y acoplaba en un coro el estribillo: Fidel, Fidel, qué tiene Fidel que los imperialistas no pueden con él. Sentenció con una certeza inquebrantable que no pudieron con Fidel, ni podrán con el pueblo de Cuba, ni con los sueños de esperanza y vida de la Patria Grande.

Lee el resto de esta entrada

Fi(d)eles a su ejemplo

fidel-castro-f-archivoLuis Toledo Sande/La Pupila Insomne

Desde el seno mismo de la obra revolucionaria que él fundó, de distintos modos se ha dicho que nadie volverá a tener en Cuba la autoridad que décadas de consagración a su pueblo concentraron legítimamente en Fidel Castro. Al vaticinio se suma la comprensión de que se trata de un ser humano cuyos cargos podrán o deberán necesariamente ser ocupados por otros, pero él —de tan excepcional— es insustituible. El propio Raúl Castro, que por méritos propios y de manera constitucional lo remplazó al frente del Partido y de los consejos de Estado y de Ministros, ha proclamado que únicamente un equipo de trabajo podría dar continuidad a la brega que protagonizó el líder cuya existencia física ha cesado.

Lee el resto de esta entrada

Fidel es ya millones

fidel-es-fidelÁngel Guerra Cabrera/La Jornada

Es la conclusión a que llega quien conozca Cuba y la materia prima de que están hechos su pueblo, sus hermanos latino-caribeños y los de todo el mundo. Fidel se ausenta físicamente para multiplicarse en las dolidas y fervorosas multitudes de niños y jóvenes, de hombres y mujeres cubanos de todas las edades, que la noche del martes proclaman ¡yo soy Fidel! en la Plaza de la Revolución y en todos los rincones de Cuba. Pero igual podían haber sido venezolanos, bolivianos, ecuatorianos, argentinos, brasileños, nicaragüenses, salvadoreños, mexicanos, caribeños.

Lee el resto de esta entrada

¿Dónde está Fidel? ¿Dónde está Fidel?

fidel-y-daniel-ortegaTomado de: Granma

«¿Dónde está Fidel? ¿Dónde está Fidel? ¿Dónde está Fidel?», preguntaba desde el podio el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra. Y la Plaza, esta vez multiplicada en las voces de miles de cubanos allí reunidos, coreaba una y otra vez «Yo soy Fidel».

Duele dejarte de ver. Duele ese tránsito hacia la inmortalidad, dice. Pero Fidel está en la juventud. Viene creciendo con los niños. «Está en la conciencia y en el corazón de las mujeres cubanas, de los obreros, de los agricultores, de los técnicos, científicos. Está en la conciencia de ese gigantesco capital humano que forjó: el pueblo comunista de Cuba».

Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: