Rosa María Paya: vino por lana y salió trasquilada.

Por R. de los Reyes (Colaborador de Auca)

Mi amigo Cantaclaro es una persona bien informada. No sé cómo se las arregla; pero lo cierto es que los colegas del barrio nos mantenemos al día de lo que ocurre tras bastidores en el mundillo de los empleados del imperio que dentro y fuera del país se presentan con rimbombantes “títulos” y como representantes de “partidos” con patronímicos que contienen más palabras en sus calificativos que miembros militando en los mismos. Nos cuenta Cantaclaro, que un señor que nos visita, proveniente del país del norte, le refirió que el viaje que realiza Rosa María Paya a nuestro país, ha tenido muy poco impacto entre los cabecillas de la contrarrevolución (CR) tradicional, tanto en el sur de la Florida, como en la zona norte y que incluso, elementos dentro de la blogosfera CR están planteando que “no hay nada nuevo que decir sobre ella, pues hasta ahora no ha logrado los propósitos de su viaje.

Dijo también que se ha sabido que los pretendidos opositores internos se niegan a suscribir su proyecto porque en opinión de varios de ellos, entre los que se encuentran José Daniel Ferrer y el propio Eduardo Cardet, cabecilla del MCL, actualmente cumpliendo condena; carece de autenticidad, está confeccionado totalmente fuera de Cuba y no cuenta con respaldo dentro del país. Algunos de estos cabecillas están planteando que refrendar el proyecto de Rosa María Paya sería como propiciarle más argumentos al Gobierno cubano para que acusen a los “opositores” internos como mercenarios al servicio de los EE.UU y de la OEA.

Se conoce, porque es la comidilla entre los llamados “opositores”, que Rosa María Paya viajó a Cuba a buscar apoyo interno con el pretexto de la celebración de un aniversario de la entrega de firmas del llamado “Proyecto Varela” en la sede de la Asamblea Nacional, acción que en realidad le trajo más problemas con la oposición interna que con el Gobierno Cubano. El visitante que habló con Cantaclaro le contó que hay muchas personas en Miami que piensan que el llamado “Proyecto Varela” no fue más que un montaje de la seguridad del Estado cubana y que Rosa María, al intentar seguir los pasos de su difunto padre, hereda también las consecuencias de esa forma de pensar de una parte de los emigrados cubanos.

¡Cómo se entera uno de cosas hablando con Cantaclaro! Lo más interesante es que como quiera que se mire, este mundo de quiméricos “opositores independientes” está minado de contradicciones internas, que se basan fundamentalmente en qué parte del pastel que reparte el imperio, le toca a cada cual. Y hay más cosas que nos dijo Cantaclaro, que les contaré en otros escritos.

Anuncios

Acerca de aucalatinoamericano

Auca en Cayo Hueso: Debates y reflexiones desde latinoamerica.

Publicado el mayo 26, 2017 en Uncategorized y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: