El Golpismo fabrica guerra civil y acelera invasión

Por Oscar Barrantes Rodríguez

Las señales de aceleración de la violencia han ido evolucionando como una marea asfixiante.

Con eventos fratricidas y vandálicos se deja ver a todas luces las intenciones de los grupos contrarrevolucionarios venezolanos.

Los explosivos lanzados a bases de la Fuerza Armada Bolivariana,   el ataque con helicóptero al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), y Ministerio del Interior, oficiales del Ejército Bolivariano haciendo vida  civil y en plena vía pública acribillados, emboscadas  con explosivos de alto poder en avenidas de Caracas. Son algunas claves de la situación.

Las declaraciones desvergonzadas de cabecillas de los partidos fascistas de la MUD y sus correrías en Washington justificando e rogando, se ejecute  con prontitud la invasión a la República Bolivariana  de Venezuela.

La connivencia de La fiscal Luisa Ortega  Díaz con la Embajada de Estados Unidos pieza de ensamble en el engranaje de golpe de Estado, desestabilización en la urdimbre de la guerra civil y la invasión; disimulando  el terrorismo desenfrenado como si las ciudades venezolanas fueran tierras de nadie o territorios inhóspitos aptos para desencadenar la bestialidad.

La actitud de esta señora, que curiosamente fue exonerada de sospechas y medidas de precaución por entidades judiciales de EE UU y borrada de la lista de virtuales sancionadas, promueve la impunidad, incita al salvajismo y alimenta el odio, con el encubrimiento de los criminales de guerra de la MUD contrarrevolucionaria.

En el antejuicio de mérito  que se le iniciado en el TSJ, recurso introducido por el diputado Pedro Carreño,  se han vertido pruebas que implican a la Fiscal General en la conjura y la intervención extranjera con el propósito de tumbar al Gobierno Constitucional de Nicolás Maduro Moros, y derribar la Revolución Bolivariana.

Con una bipolaridad obscena y ultrajando la inteligencia general, se dice chavista y ataca con virulencia y tirria al Gobierno Bolivariano. “Atentado, lesionado o amenazado la ética pública y la moral administrativa”. 

Con un discurso grotesco reivindicando el legado de Hugo Rafael Chávez Frías, ataca la política del Gobierno chavista y se empeña en denostar el proceso constituyente convocado por el Consejo Supremo Electoral.

La titular del Ministerio Público se ha enfangado  en un juego político impúdico de engaño, peligroso y artero, porque utilizando su condición ventajosa de aparente neutralidad, objetividad y equilibrio, ejecuta una manipulación ambigua, de doble carátula, para obtener ventajas políticas a la medida de sus ambiciones políticas.

La señora fiscal General  ansía  la presidencia  de la república, sin importar sean los supuestos chavistas descontentos con la administración bolivariana de Nicolás  Maduro, desde la MUD, o el mismo diablo,   quienes la lleven  al Palacio de Miraflores.

El tenebroso montaje de Ortega Díaz es una atrocidad que promueve el terrorismo, los crimines de lesa humanidad y la barbarie fascista que ejecuta la oligarquía reaccionaria, porque en nombre de la Carta Magna Bolivariana agrede y obstaculiza la democrática, legal, plenipotenciaria y poderosa Asamblea Nacional Constituyente sustentada en el soberano poder originario, que ejerce el pueblo de forma directa y universal.

Porque La Fiscal General de manera cínica, deliberada y malintencionada  recurre reiteradamente las legítimas acciones, medidas decretos, dictámenes  o resoluciones del Ejecutivo, el TSJ, el CSE o desde el Poder Popular y la FFAA.

Porque promueve la ingobernabilidad y porque con sus ambigüedades, disimulo,  doble rasero, enmudecimiento intencionalmente  ante la violencia sangrienta de la MUD en su  enconada violencia   diaria contra el pueblo trabajador, que   enluta decenas de hogares venezolanos, se suma a la sedición,  instiga la guerra civil y favorece la estratagema del Comando Sur de EEUU para un invasión.

Estos actos que sólo caben en la siniestra  sinrazón  de una crápula son intolerables desde cualquier ángulo de los derechos humanos, de la dignidad y  la preservación de la independencia y de las conquistas sociales del pueblo bolivariano y chavista.

Es un ingrediente sintomático de los planes intervencionistas desde las galeras pretorianas del norte imperialista. Por ello, es imperativo y urgente que opere la legalidad de la República Bolivariana Venezuela y desde la Constitución  sosegar semejante complot  y felonía, solapado en el Ministerio Público.

Los poderes de la República Bolivariana de Venezuela no deben antagonizar tienen que por el contrario cooperar entre ellos. Lo que dicen los ideólogos constitucionalistas burgueses de la división de poderes es una trampa que favorece los intereses ruines del capital.

Julio Borges se escuda en la presidencia de la Asamblea Nacional en desacato, entorpecida y usurpada por los golpistas de la MUD, para una cruzada internacional por parlamentos y gobiernos de la misma calaña oligárquica y subalterna a los mandones de Washington, para conseguir apoyo al golpe de Estado y la intervención extranjera.

Otro diputado sedicioso y entreguista del partido fascista Primero Justicia Juan Requesens, confirma a viva voz en la Universidad Internacional de Florida (FIU), que los motines y la brutalidad  emprendida como estrategia opositora al Gobierno Chavista, es la ruta escogida para justificar la intervención armada de EE UU contra la República Bolivariana de  Venezuela.

Estos agentes de la oligarquía sediciosa jefes terroristas en las zonas exclusivas de la burguesía venezolana, convertidas en alamedas de las bestias,  donde montan masacres guarimberas con mercenarios comprados con los dólares de los opresores imperialistas   enemigos de los pueblos, se mueven como garduñas envenenadas por las cloacas del Senado y el Pentágono, en antros universitarios privados y con las mafias de la maquinaria mediática corporativa, suplicando por que se acelere la incursión de las flotas  del Comando Sur o de ejércitos privados y bandidos internacionales.

Propalan el cuento de la formación de un gobierno de unidad nacional debido a la  inminente la salida de Nicolás Maduro y el fin del gobierno chavista. El plebiscito que sacaron de la manga los nigromantes de la intriga lo presentan como  un referendo anti-constituyente, que supuestamente es rechazada  por un 90% de venezolanos.

Los rumores y murmuraciones  alrededor de las FFAA bolivarianas,  el ataque a  la Constituyente que se difama como el método para “perpetuar al madurismo y la camarilla que dicta en Venezuela”, así como,   la detracción de los llamados  gubernamentales al diálogo, la maliciosa  afirmación de que se dictará cárcel para Luisa Ortega Díaz.

Esas lenguaraces falsificaciones esparcidas hasta la saciedad por CNN y las cadenas destempladas de la desinformación  a nivel global, son   las bases de una intervención armada abierta.

Recuérdese similares  argumentos apócrifos se repitieron como mazazos mecanizados  para justificar la intervención en Yugoslavia, Libia, Irak, Malí, Yemen y Siria.

Es una aplicación repetida de somalización del conflicto con doctrinas de Estado fallido, la domesticación y del caos, con el librillo de las guerras de IV y V generación.

Otro elemento a considerar es la obstinación de los fascistas de contrarrevolución venezolana, en  destacar las amenazas de vandalismo, tumulto y con inundar de sangre a Venezuela el 16 fecha del insultante, irregular   e ilegal “plebiscito” y el 30 de julio día de elección de los delegados y delegadas  en el marco del proceso de la Asamblea Nacional Constituyente.

No es casual que se revelara la existencia de un arsenal en las instalaciones de la Asamblea Nacional, donde  los diputados amotinados de la MUD, esconden armas y explosivos  para sus fechorías contrarrevolucionarias.

Las señales de invasión se anuncian como clarinadas en el tenso clima político con que se rodea  la República Bolivariana de Venezuela. 

Pero, como en la tonada de Alí Primera “Canción mansa para un pueblo Bravo”:

“A veces pienso que todo el pueblo

es un muchacho que va corriendo

tras la esperanza que se le va

la sangre joven y al sueño viejo pero dejando de ser pendejo

esa esperanza será verdad”

En sus versos el cantautor revolucionario advierte que en  Venezuela crece  un pueblo noble  que erradicó las cadenas de la vergüenza.   

Anuncios

Acerca de aucalatinoamericano

Auca en Cayo Hueso: Debates y reflexiones desde latinoamerica.

Publicado el julio 24, 2017 en América Latina, Venezuela y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: