Archivos diarios: agosto 14, 2017

Juan Manuel Santos solicita a EE.UU. que descarte una intervención militar en Venezuela

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha solicitado al vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, que Washington descarte la “opción militar” contra Caracas que mencionó esta semana el inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump.

 “América es un continente de paz, mantengámoslo así”.

Respecto a su encuentro, el mandatario colombiano le expresó al vicepresidente de EE.UU. que “la posibilidad de una intervención militar no debe ser contemplada”.

Con información de RT

América Latina repudia amenazas contra Venezuela

Los países de América Latina expresaron su repudio a las amenazas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, contra Venezuela, en las cuales anunció que no descarta una intervención militar en el país suramericano.

Lee el resto de esta entrada

Delcy Rodríguez: Amenazas de Trump no son solo contra Venezuela, sino contra su liderazgo mundial

Publicado en Correo del orinoco

“La amenaza de Donald Trump no es contra Venezuela es contra toda América Latina y el Caribe, el pretender declarar la guerra como si nos encontráramos en el siglo donde ellos gobernaban como si esto era su patio trasero, no es lo mismo”, así lo expresó la presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente, Delcy Rodríguez, este sábado durante la quinta sesión del organismo.

Rodríguez resaltó las expresiones de solidaridad de Gobiernos y pueblos del mundo una vez que el presidente Trump declarara sus amenazas en contra de Venezuela. “A ellos le agradecemos, los que queremos la paz somos mayoría, los que quieren la guerra son una cúpula”, señaló.

Lee el resto de esta entrada

El hermoso mensaje a Fidel de una doctora graduada de la ELAM

Llegué a Cuba el 28 de febrero de 1999. Conocí a Fidel un día muy normal, cuando íbamos del edificio de los albergues hacia el edificio donde quedaban las aulas, y de pronto allí en ese pasillo que también conducía al mar, lleno de palmeras ( que por cierto habían crecido de un día para otro), se baja de un carro negro ese hombre alto e imponente, pero dulce en su mirada, con una voz suave y está saludando a los compañeros que pasábamos en ese momento; yo lo vi y sin saber mucho de él, me dieron unas ganas de llorar pero de admiración, de una sensación de fuerzas inmensas de quererlo abrazar. Fue tan solo unos minutos.

Lo volví a ver para el día de la inauguración de la Escuela Latinoamericana de Medicina, un mes de noviembre de ese mismo año, allí en frente siempre interactuando con los estudiantes más que con las personalidades que le acompañaban ese día.

Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: