Ajiaco cubano en Sochi

Eduardo Sosa y Annie Garcés interpretan Cabalgando con Fidel en una de las sesiones del xix Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes. foto de la autora

De Granma

No hay mejor forma de honrar la jornada por la Cultura Cubana que como lo ha hecho la delegación artística en Sochi, en el xix Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes

Da igual si es un foro de solidaridad, un encuentro entre delegaciones, un matutino especial de la delegación cubana, una plaza o una conferencia donde se exponen los crímenes del imperialismo, en cada espacio de este XIX Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes la delegación artística cubana ha defendido la causa de su pueblo desde esa savia de la libertad que es la cultura.

No ha habido mejor forma de representar la Jornada por la Cultura Cubana del otro lado del mundo, que con la espontaneidad de Buena Fe, Moncada y Casabe, cantando Gallo de Pelea; o con las lágrimas que no se contienen si se trata de escuchar a Eduardo Sosa y Annie Garcés, con el ya histórico Cabalgando con Fidel. No ha habido mejor forma de hablar de Cuba que en la décima improvisada de Héctor Rodríguez y Aramís Padilla, o en el lenguaje del arte que atrae a jóvenes de cualquier continente para «dar un pasillo» en la calurosa villa de los cubanos, que ya se olvidó del frío.

Es la tercera vez en un evento de este tipo para el trovador Eduardo Sosa, quien participó en las ediciones de Caracas y Ecuador. Para él ha sido muy interesante «constatar cómo va el pensamiento de la juventud, conocer, confraternizar» desde los preceptos artísticos que defiende. «La música de Cuba tiene un reconocimiento muy grande», afirma, al tiempo que menciona el repertorio presentado, que incluye canciones alegóricas a Fidel y el Che, figuras a las que se dedica el XIX Festival.

Al autor de temas emblemáticos como A mí me gusta, compay, le entusiasma el hecho de poder compartir con la vanguardia de la juventud, «escuchar qué piensan de su historia, de lo que está por hacer», porque para él, más allá de teorizaciones, lo que define a un artista es su función en la sociedad, que además de entretener, debe ayudar a crecer. «La música y el arte son un aliciente espiritual para el mejoramiento humano. Por eso hay que defender más nuestras raíces y cultura».

Compartió escena con Eduardo Sosa en el XIX Festival en Venezuela el dúo Buena Fe, y vuelve hacerlo ahora en Sochi, esta vez con esa suerte de regalo que popularizó junto a Casabe y Moncada. Es un tema «que se volvió de la gente», afirma Israel Rojas sobre Gallo de Pelea. «Significa un honor representar la obra que hace Cuba, un país lleno de músicos excelentes. Sabemos el componente meritorio que tiene cada uno de los delegados cubanos, su procedencia desde las bases, que es donde late la fortaleza de esta tierra», añade.

Desde el grupo Moncada, el ganador del premio de la popularidad del segundo concurso de Sonando en Cuba, Duani Ramos, refiere que el Festival ha sido el momento de aprender de otras culturas. «Este encuentro te puede cambiar la vida, como lo hizo Sonando en Cuba, como lo hizo Moncada».

A Arnaldo Rodríguez, director de la agrupación Arnaldo y su Talismán, por su parte, la alegría más grande que le ha aportado «es la posibilidad de estar con un ejército de jóvenes y alzar la voz por su ideología, su política, sus derechos, en un espacio para unir y defender la cultura cubana, que es un ajiaco como dijera Fernando Ortiz, pero tiene una identidad muy grande», y conforma el mosaico raigal del arte en América Latina y el Caribe.

Con una décima siempre en la punta de los labios, Héctor Rodríguez, quien ha hecho en más de una ocasión juntar fuertes las palmas en este encuentro, asegura que tener el privilegio de vivir en el tiempo de Fidel le hizo «interiorizar el amor por todas las cosas lindas de la Patria».

El repentismo, que refiere hace algunos años subió a la tribuna en la lucha por la devolución del niño Elián González, ha estado presente ahora en el estrado del XIX Festival, esta vez para defender los valores más auténticos de la palabra cubanía. «La décima ha demostrado que moviliza multitudes», admite.

En estos hombres y mujeres ha estado representada la cultura, así como en Gabriel Reyes, director del proyecto musical Casabe, el artista de la plástica Sándor González y el laudista Eduanes González. Ellos son también frutos de la revolución cultural que Cuba promoviera desde el 1ro. de Enero de 1959, y que hoy calienta la temperatura en Sochi.

Anuncios

Acerca de aucalatinoamericano

Auca en Cayo Hueso: Debates y reflexiones desde latinoamerica.

Publicado el octubre 20, 2017 en Cuba, Educación, Internacionales y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: