El chiste ganador de Argentina

En Selecciones

Una pareja de ancianos va a un restaurante de comida rápida, donde con cuidado divide en dos la hamburguesa y las papas fritas.

Un camionero siente pena por ellos y se ofrece a comprarle a la esposa su propia comida. —No se preocupe —dice el anciano—, nosotros compartimos todo.

Unos minutos después, el camionero se da cuenta de que la esposa no ha probado bocado. —De verdad no me importa comprarle su propia comida —insiste. —No se preocupe, ella comerá su parte —le asegura el anciano—.

Lo compartimos todo. Poco convencido, el camionero le pregunta a la esposa: —¿Por qué no come? —¡Porque estoy esperando a que mi esposo me preste la dentadura!

Acerca de aucalatinoamericano

Auca en Cayo Hueso: Debates y reflexiones desde latinoamerica.

Publicado el febrero 2, 2018 en Cultura, Humor, Literatura, Sociedad, Variado y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: