¡Cuídate del sol!

Andar sin preocupaciones al aire libre y con ganas de correr por la arena o no salir del mar son deseos de verano a los que no podemos resistirnos. Y aunque los consejos de protección a veces se esfuman ante las urgencias y los caprichos, más vale que te prevengamos de límites que no puedes vulnerar. Así te divertirás, pero con unas advertencias bajo el brazo.

Recuerda que hay verdades esenciales que dependen de la rutina que asumas. Si estás en algún sitio de descanso por varios días, entonces puedes escoger el horario para visitar el mar. Asegúrate de hacerlo en la mañana antes de las 11 y por la tarde después de las 5, en dependencia del clima. Pero siempre evita el mediodía.

Si tu contacto con el mar es solo por una jornada, lleva cómo guarecerte del inclemente resplandor: una sombrilla, una casa de campaña o lo que sea que improvises.

¡Sí al protector solar!

Muchas personas creen que es asunto de niños, pero esta sustancia es imprescindible paras todos, sin importar que no pretendas ponerte a tomar sol. Adquiere uno que contenga SPF (Factor de Protección Solar) mayor de 15. Eso determina la eficacia con la que te protegerás de los rayos ultravioletas. Aplícalo media hora antes de la exposición y espera a que penetre. Repite la operación cada dos horas y no lo pongas sobre colonias, maquillajes u otras lociones.

Humectar después

Para evitar la resequedad que da paso a las lesiones, exfóliate con una esponja a la hora del baño para que la crema penetre más. El agua fría es mejor; la caliente solo te agravará. Usa un gel que contenga aloe vera o aceite de rosa mosqueta para regenerar la piel. Si la quemadura es grave, coloca compresas con vinagre para desinflamar.

Labios a salvo

Lo mejor es un sombrero que impida todo contacto directo del sol. Pero si aun así te dañas, se dice que una buena solución es consumir Aciclovir antes de lanzarte al sol. No dejar de tomar agua ayuda.

¡Cuidado con el afeitado!

Sabemos que debes rasurarte, pero evita cualquier tipo de loción para después. Usa un jabón antibacterial y completa con crema humectante.

¡Ni una irritación!
Los sarpullidos en esta etapa son muy comunes. Frótate bien cuando llegues a casa con tal de que no queden células muertas y puedas transpirar sin dificultades. Si notas una erupción, coloca una compresa fría durante unos minutos y luego ponte crema humectante.

Acerca de aucalatinoamericano

Auca en Cayo Hueso: Debates y reflexiones desde latinoamerica.

Publicado el marzo 2, 2018 en Curiosidades, Salud, Sociedad y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: