Minuto a minuto: ¿Qué piensan los jóvenes de Cuba sobre democracia, economía y derechos humanos?

Desde Editorial Granma

9:15 -. Este encuentro de las juventudes cubanas rinde homenaje al líder estudiantil Julio Antonio Mella, en el aniversario 115 de su natalicio.

[Recomendamos los textos: Mella, el líder natural de su generación, Mella: asesinato de un líder de América Latina, Legado de Mella en la América que queremos y Mella, pasión de fundador]

En 1921 matriculó Derecho y Filosofía y Letras en la Universidad de La Habana (UH). Gustaba de practicar deportes y representó a la UH en remo, atletismo, baloncesto y fútbol americano. Fundó una revista que aún se publica, Alma Mater, de la que era administrador, corrector de prueba, reportero y editorialista.

Cuando supo que al embajador yanqui, el injerencista Enoch Crowder, le iban a otorgar el doctorado Honoris Causa, encabezó actos de repudio secundados por la masa estudiantil. El 20 de diciembre de 1922 fundó la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y meses después, organizó el Primer Congreso Nacional de Estudiantes, que, entre otros acuerdos, promovió la creación de la Universidad Popular José Martí, para ayudar a los jóvenes de bajos ingresos a graduarse en las distintas enseñanzas.

En 1925, junto con Carlos Baliño y otros destacados revolucionarios, fundó el primer Partido Comunista de Cuba. Un año más tarde, publicó el folleto Glosas al pensamiento de José Martí, un análisis desde la óptica marxista de la obra del Maestro. Mella sienta con este título una hermosa tradición dentro del movimiento revolucionario cubano: llegar a Marx y Lenin a partir del Apóstol y una vez pertrechado de la ideología del proletariado, aprehender cabalmente en toda su extraordinaria magnitud el ideario martiano.

En 1927, ya Mella constituía un peligro para el tirano Gerardo Machado y un mal profesor montó una provocación al ofender a la muchacha. Entre Mella y el tarifado maestro se produjo un altercado, pretexto usado para expulsar a Julio Antonio de la UH. Luego el régimen lo arrestaría bajo falsos cargos de terrorismo. El joven se declaró en huelga de hambre y ante el reclamo popular, el sátrapa ordenó retirarle los cargos, no sin antes planear su asesinato. El Partido orientó a Mella su partida al extranjero.

En México militó en el Partido Comunista y colaboró asiduamente en su órgano oficial, El Machete. Organizó campañas de solidaridad con Sandino y la lucha del pueblo nicaragüense contra la injerencia yanqui. Comenzó a considerársele un líder continental.

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .