Por ACN

El presidente de Bolivia, Evo Morales, condenó hoy la inhumanidad del Gobierno de Estados Unidos al separar familias en el marco de la implementación de su política migratoria.

Según reporta Prensa Latina, en un mensaje en su cuenta de Twitter a propósito del Día Mundial del Refugiado, el mandatario boliviano denunció ese proceder de los estadounidenses que recibe duras críticas en el mundo, y reafirmó que ningún ser humano es ilegal en el planeta.

En el Día del Refugiado reafirmamos que ningún ser humano es ilegal. Es inadmisible que en el siglo XXI se desplace a pueblos por guerras provocadas por el mismo imperio. Condenamos inhumanidad de EE.UU., que separa a niños de sus padres por su nacionalidad, escribió.

Según la Organización de Naciones Unidas (ONU), los refugiados son personas que huyen del conflicto y la persecución en sus naciones.

Su condición y su protección están definidas por el derecho internacional, y no deben ser expulsadas o devueltas a situaciones en las que sus vidas y sus libertades corran riesgo.

La Asamblea General de la ONU decidió que, a partir del año 2001, el día 20 de junio sea el Día Mundial de los Refugiados.