Logros del MAS refuerzan su triunfo en octubre

Desde que Juan Evo Morales Ayma fue elegido en 2005 para asumir como el primer mandatario de origen indígena en la historia de Bolivia, trazó una estrategia soberana y progresista para su país. Su programa de gobierno impulsó la nacionalización de las empresas básicas, de los recursos naturales y el desarrollo social, lo que ha contribuido una correcta distribución de la riqueza del Estado. Esto último  propició que en los últimos 13 años se elevaran los índices económicos de la nación boliviana, ubicándose entre los primeros países de la región.

Un balance necesario:

En lo social se han duplicado las ganancias y servicios a la población. En cuanto a la educación, a nivel escolar y universitario, los jóvenes tienen reciben mejor enseñanza y mayores oportunidades laborales.

Ha evolucionado la posición de la mujer y su cambio en la vida con una paritaria participación en la política y la toma de decisiones, representadas en el 51 por ciento en la Asamblea Legislativa Plurinacional. Sobre esto último, según las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujeres (ONU-Mujeres), Bolivia es el segundo país del mundo con mayor representación femenina en un parlamento.

Igualmente Naciones Unidas certifica que en los últimos años en Bolivia, país con un censo que no llega a los 11 millones de personas, han salido de la pobreza 3 millones.

En infraestructura se han ejecutado más de cinco mil kilómetros de carretera, lo que constituye un ascenso al comparar la cifra de mil kilómetros que existían en 2005.

Lograron bajar ampliamente los niveles de su deuda externa, llegando a estar por debajo de los límites establecidos (50), reconocido por organismos internacionales como CEPAL y FMI.

Otro parámetro a destacar fue el aumento del ahorro interno, que llegó a 174 mil 953 millones de bolivianos (25 mil 308 millones de dólares aproximadamente), en comparación a los 29 mil 424 millones de 2005 (unos cuatro mil 256 millones de dólares).

Generaron nuevas reservas de hidrocarburos, con un índice de vida de 14 años y que significan al menos 70 mil millones de dólares, los cuales apuntalarán el desarrollo del país.

La producción de más de 13 millones de toneladas en una superficie de 2,5 millones de hectáreas.

Ampliando estas cifras, se reporta que el modelo económico se sostiene en la inversión pública que en 2018 superó los 8.000 millones de dólares, 25 veces más que en 2005.

Para el presidente Morales, la primicia es que “el pueblo boliviano viva cada vez mejor”, antesala para este período que aspira por el aumento positivo de las cifras, como garantía del proyecto que propone el MAS.

Cuando se avecine octubre, estos datos deberán fortalecer la decisión de los votantes, ya que la representación opositora poco ha influido en el orden social y económico de esta nación que impulsó su economía gracias a la labor del actual líder indígena.

Escrito por Camila Moreno

Con información de Cubadebate

Acerca de aucalatinoamericano

Auca en Cayo Hueso: Debates y reflexiones desde latinoamerica.

Publicado el febrero 15, 2019 en BOLIVIA y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: