Wow!! reseñan las redes y los medios que el próximo 23 de febrero se realizará un concierto, como contribución a la “ayuda humanitaria” para el pueblo venezolano desde Cúcuta. Me encantaría participar en un concierto donde intervendrán figuras reconocidas como Luis Fonsi, Juan Luis Guerra o Ricardo Montaner. Pero me pregunto ¿Cuáles son los fines reales de este evento? Contribuir consciente o “inconscientemente” a la pretendida agresión contra Venezuela.

No quisiera “atacar al mensajero”, porque está entre mis artistas preferidos pero, …¿desconocen estos famosos artistas las posibles consecuencias para Venezuela del “concierto humanitario”?

Llama mi atención puntos en común entre ellos: todos autores de altísima calidad, cristianos, latinos (uno venezolano), pero ninguno vive en MI VENEZUELA. Todos sabemos la influencia de estos artistas y su música en nuestro pueblo. Entonces, ¿por qué no realizar un concierto para su gente sin el trasfondo de incitar a las masas a trasladarse al sitio de la ayuda “humanitaria”? Para provocar enfrentamientos entre los hermanos venezolanos aquí sí vivimos y luchamos nuestro pan diario acá.

¿Es posible que Juan Luis Guerra, que sabe que hace mucho tiempo “el costo de la vida sube otra vez” en República Dominicana, donde la “corrupción juega ajedrez” y que predica la palabra de Cristo en sus canciones no sepa que “aquí no hablamos inglés”.

Por eso no escuchamos ni nos vale entender a Trump ni a los que lo ovacionaron el 18 de febrero en Miami, porque este pueblo no es marioneta, ni patio trasero de su país, ni su administración, como señaló uno de sus acólitos.

Por su parte, Ricardo Montaner quien manifestó en entrevista tener “muy, muy clarito” sentirse “absoluta y totalmente venezolano…zuliano”, debería reflexionar que existen otras vías para solucionar nuestros problemas sin incurrir en un enfrentamiento sangriento. De ser así, para qué le sirve el reconocimiento de “Espíritu de la Esperanza” por su labor humanitaria, si contribuye a exponer a su patria a una agresión en nombre de la “democracia”.

Como Luis Fonsi “no me doy por vencido” y no me prestaría para “la mentira”, porque ante una agresión van a caer “lágrimas del mar”, pero será demasiado tarde y parte de la sangre que se derrame en Venezuela será responsabilidad también de ellos. Además, considero que podían haber hecho más en Puerto Rico tras el paso del huracán en 2017.

Ah! Por cierto, esta MANIOBRA tiene un promotor, EL MAGNATE BRITÁNICO y fundador del conglomerado internacional VIRGIN GROUP, RICHARD BRANSON, ¿Coincidencia? No. BRANSON tiene empresas de grabación, por lo que presumiblemente ha puesto a músicos como estos para que apoyen el proyecto, está relacionado con figuras políticas como Donald Trump y su esposa y tiene negocios de aerolíneas y telecomunicaciones, ideal para poner a disposición de la subversión en Venezuela. Entonces, estábamos hablando de un concierto ¿humanitario?