Los presidentes de siete naciones de Suramérica dan vida este viernes al bloque Prosur, con la pretendida idea de incrementar la integración regional, pero que analistas concluyen será un nuevo instrumento promovido por el Gobierno de Estados Unidos (EE.UU) para, entre otros fines, agredir a Venezuela.

Prosur, de acuerdo con los expertos, busca cambiar la correlación de fuerzas en América Latina y con una matriz ideológica claramente de derecha pretende sustituir a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que fue conformada por gobiernos progresistas.

En la cita a celebrarse este viernes en Santiago de Chile estarán los presidentes de Colombia, Iván Duque; de Argentina, Mauricio Macri; de Brasil, Jair Bolsonaro; de Ecuador, Lenín Moreno; de Paraguay, Mario Abdo; de Perú, Martín Vizcarra, y el anfitrión, Sebastián Piñera.

En la cumbre que dará vida a Prosur estarán ausentes Bolivia, Uruguay, Guyana y Venezuela, que no fue invitada.

Este nuevo proyecto buscaría legitimar una intervención en Venezuela. Hay un cerco diplomático, económico, político y militar contra Venezuela, contra su Gobierno, contra su pueblo, y Prosur se inscribe en esa dirección, según los expertos.

El analista político Martín Pastor, entrevistado en el programa EnClave Política, transmitido por teleSUR, afirmó que Prosur es un instrumento de los gobiernos de derecha de la región.

“Es un nuevo foro público de presión política (que se enfocará) contra Venezuela, va a ayudar si en algún momento se buscara algún tipo de intervención en Venezuela”, manifestó Pastor.

Observó que el bloque se genera bajo la tutela del presidente de EE.UU., Donald Trump, “que no tiene miedo en aplicar la Doctrina Monroe, pues entiende a América Latina como su patio trasero”. “Lo que vemos en Prosur es un concurso de ver quién es más sumiso a Donald Trump”, aseveró Pastor.

En el programa Jugada Crítica, también de teleSUR, la analista mexicana Margarita Vargas observó que “hay un resurgimiento de una derecha conservadora (…) con un claro sesgo muy afín a las políticas del actual presidente de Estados Unidos”.

El experto Chistián Rodríguez aseguró que algunos mandatarios tratan de “terminar con la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur)”, con el llamado Prosur, “que es un retroceso”.

Los especialistas coincidieron también en que Prosur es un esfuerzo de EE.UU. de desplazar a China y a Rusia de América Latina, ya que ambas potencias mundiales han consolidado relaciones económicas y políticas con la región en los últimos años.

En Centrovisión