La tercera edición del Festival «Lula Libre» comenzó este domingo en Sao Paulo con la participación de una treintena de artistas, movilizados por la excarcelación del expresidente brasileño.

El exdirigente obrero y cofundador del Partido de los Trabajadores se encuentra preso desde el 7 de abril del año pasado en la sede de la Policía Federal de Curitiba, en el sureño estado de Paraná, por supuestos actos de corrupción no probados, además.

La causa de Lula une al progresismo nacional y resume el sentimiento de muchos brasileños acerca de que no existe normalidad democrática en el país si su mayor líder político continúa preso.

Los organizadores del concierto buscan llamar la atención sobre la urgencia de su causa y demostrarlo de la forma más legítima posible: tocando y cantando por la libertad del presidente más amado de la historia de Brasil y de cambiar el régimen derechista de Jair Bolsonaro.

En Radio Reloj