Archivos diarios: julio 4, 2019

Bonifacio Byrne, otro poema para recordar

Hallo más dulce el habla castellana

que la quietud de la nativa aldea,

más deleitosa que la miel hiblea,

más flexible que espada toledana.

 

 

Quiérela el corazón como una hermana

desde que en el hogar se balbucea,

porque está vinculada con la idea,

como la luz del sol con la mañana.

 

 

De la música tiene la armonía,

de la irascible tempestad el grito,

del mar el eco y el fulgor del día;

 

 

la hermosa consistencia del granito,

de los claustros la sacra poesía

y la vasta amplitud del infinito.

4 de julio: la solidaridad en la Guerra de Independencia de Estados Unidos

En el diario La Nación, de Buenos Aires, el 29 de octubre de 1886, apareció publicado un artículo de José Martí, acerca del regalo entregado a los norteamericanos por el pueblo francés —la estatua de la Libertad—, en conmemoración del 4 de Julio de 1776, fecha en que Estados Unidos de América declaró su independencia de Inglaterra. Dicho trabajo resulta muy conocido por su texto inicial: “Terrible es, libertad, hablar de ti para el que no te tiene […] Los que no te tienen, oh, libertad, no te conocen. Los que no te tienen no deben hablar de ti, sino conquistarte”.1

Aunque su objetivo es describir la fiesta que fue para los norteamericanos la develación de la magnífica estatua, esculpida por el francés Fréderic-Auguste Bartholdi, nuestro Martí ensalza la figura de Marie Joseph Motier, marqués de La Fayette (1757-1834), en ese momento capitán de granaderos del cuerpo de Mosqueteros del Ejército Real de Francia, quien con solo veinte años de edad, fue el primer oficial extranjero en incorporarse a la campaña al lado de los independentistas, figura decisiva en la guerra de independencia de las Trece Colonias, y destaca, en general, el hecho de que los norteamericanos alcanzaron su libertad “con ayuda de sangre francesa”.2 Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: