Deporte cubano impactado por bloqueo de EE.UU. busca alternativas

El bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba tiene un severo impacto en el deporte, pero no detiene su desarrollo ni la búsqueda de alternativas para enfrentarlo, afirmó hoy aquí el alto funcionario Raúl Fornés.

Al igual que al resto de los sectores de la sociedad cubana, este criminal cerco ataca tanto el alto rendimiento como a la práctica popular, señaló a Prensa Latina el vicepresidente primero del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder), quien participa en la sede de la Unesco en la séptima Conferencia de las Partes en la Convención Internacional contra el Dopaje en el Deporte.

De acuerdo con el también diputado, solo en 2018 el bloqueo norteamericano vigente desde hace seis décadas obligó a desembolsar más de cuatro millones 600 mil dólares adicionales para adquirir recursos necesarios para el deporte.

Por ejemplo, en el béisbol pudieran comprarse directamente en Estados Unidos implementos para su práctica, pero la política de Washington lo impide y el costo se multiplica al acudir a terceros países, dijo.

Fornés se refirió además a los obstáculos a la participación en competencias internacionales y eventos de formación e intercambio profesionales.

La hostilidad es igualmente notable en el área económica, a partir de la férrea persecución financiera y las presiones contra los bancos, con casos concretos como la imposibilidad de cobrar unos 84 mil dólares por la participación este año en la Serie del Caribe de béisbol y de acceder a 900 mil dólares por nuestro fútbol, subrayó.

Según el vicepresidente primero del Inder, la lucha contra el dopaje, que atrajo a la Unesco a más de 500 delegados para la conferencia sobre la convención de 2005, es otra muestra de las limitaciones causadas por el cerco que la actual administración en la Casa Blanca se empeña en recrudecer.

Cuba tiene en su capital un laboratorio certificado desde hace 16 años por la Agencia Mundial Antidopaje, para el cual es bien complejo actualizar su tecnología y obtener los reactivos, mucho de ellos de fabricación norteamericana y obligatorio uso por la entidad rectora.

Fornés explicó que la instalación antidopaje no puede funcionar a toda su capacidad en cuanto a la realización de pruebas que afectan sus ingresos y aporte a la limpieza del deporte en la región.

Por 60 años los cubanos hemos enfrentado y resistido este bloqueo, y el deporte no es la excepción, disciplina en la cual se buscan soluciones y alternativas, con sustituciones de tecnología por conocimiento y a apelaciones de la inventiva y la innovación, expuso.

El exatleta y entrenador destacó que Cuba cuenta con más de 80 campeones olímpicos y decenas de medallistas mundiales en diversas especialidades, un logro reservado para potencias y países con mucha mayor población.

El bloqueo no nos ha detenido, ni lo hará, sentenció el funcionario, quien la víspera denunció esa política agresiva en la séptima Conferencia de las Partes en la Convención Internacional contra el Dopaje en el Deporte.

 

Por Waldo Mendiluza 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .