¿Jóvenes estadounidenses estudian Medicina con beca de Cuba? La ELAM como pieza central de la filosofía cubana de salud


Es una escuela de medicina como ninguna otra: la más grande de su tipo en el mundo. La Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) en La Habana, Cuba, acoge a estudiantes de más de 100 países y cada año, a docenas de estudiantes estadounidenses se les paga para ir allí para capacitarse como médicos. Pagados, es decir, por el gobierno cubano con la condición de que regresen a los Estados Unidos y sirvan a comunidades desfavorecidas. En general, los estudiantes provienen de entornos desfavorecidos y no habrían podido asistir a la escuela de medicina en los Estados Unidos por razones financieras. Según la Asociación de Colegios Médicos Americanos, el costo promedio de la capacitación en el estado en una universidad pública estadounidense es de casi $ 35.000 por año, y las universidades privadas cobran más de $ 50.000. Las mujeres y las personas de color constituyen la clara mayoría de los solicitantes.

Cuba es constantemente demonizada por el gobierno de los Estados Unidos y los medios de comunicación. Washington dejó en claro su oposición a la revolución de 1959 al intentar una invasión desafortunada en la Bahía de Cochinos en 1961. Las décadas de bloqueo ilegal han minado la fortaleza y la riqueza del país. Sin embargo, sigue ideológicamente comprometido a oponerse al imperialismo estadounidense y proporcionar ayuda médica a países igualmente pobres. Mientras Estados Unidos envía tropas a otros países, Cuba invariablemente envía profesionales médicos.

La ELAM es la pieza central de esta política. En medio de una pandemia mundial de COVID-19, la isla de 11 millones ha estado golpeando por encima de su peso, liderando la lucha. Una droga cubana, el interferón Alfa 2b, ha demostrado tener éxito en estimular el sistema inmunológico de los pacientes con coronavirus. Temiendo una derrota en las relaciones públicas, el gobierno de los Estados Unidos está tratando de presionar activamente a los países para que rechacen la ayuda de Cuba. A pesar de esto, la semana pasada, 140 integrantes del personal médico salieron del país para viajar al norte de Italia, el epicentro actual del virus. «Esta es una batalla global y tenemos que luchar juntos», dijo Carlos Armando García Hernández, un enfermero que se ofreció como voluntario para la misión. También se han enviado médicos a muchas islas vecinas, así como a Venezuela, Surinam y Nicaragua.

 «Fue como ir a la ONU»

MintPress News habló con dos asistentes estadounidenses a la ELAM para entender por qué eligieron Cuba y cómo se encontraron en la pequeña isla caribeña que ha sido rechazada por los medios y la política exterior estadounidenses. «Fue como ir a la ONU», dijo Sarpoma Sefa-Boakye, una ghanesa-estadounidense que estudió allí entre 2002 y 2009.

La Dra. Sefa-Boakye ahora practica medicina familiar en San Diego. Caminando a la escuela todos los días, dijo, pasó por los dormitorios llenos de africanos, latinoamericanos y estudiantes de otras islas del Caribe, todos hablando diferentes idiomas. «La enseñanza aquí es de la más alta calidad», me asegura Olive Albanese, con tamaños de clase similares a los de las escuelas de medicina estadounidenses. Albanese es una estudiante de quinto año de Milwaukee, Wisconsin, que actualmente estudia en ELAM. «En realidad reclutan a estudiantes de las comunidades más humildes del mundo, personas cuyas familias nunca podrían pagarles una educación médica, porque somos los que seremos los médicos más humildes y concienzudos», agrega.

Mientras Albanese solicitó estudiar porque quería una experiencia universitaria que la desafiara en otras maneras además de académicamente, la Dra. Sefa-Boakye no tenía idea de la existencia de tal posibilidad hasta que pasó un tiempo en Ghana y se sorprendió al encontrarse con médicos cubanos que hablaban el idioma twi de sus padres. Se sorprendió aún más cuando le dijeron que, como estadounidense, podía estudiar gratis en Cuba. En pocas semanas, se había inscrito.

Bernie Sanders fue condenado rotundamente por alabar la destreza médica y de salud del país. «Estos son dictadores rotundos, punto, y deberían ser llamados, directamente», le dijo el ex vicepresidente Joe Biden en el debate demócrata más reciente en Miami. Cuba predica la idea de la medicina socialista, que se remonta al revolucionario Che Guevara, él mismo médico. Pero la isla, acosada por la pobreza y por décadas de sanciones estadounidenses, ha tenido que desarrollar métodos únicos para lidiar con la salud pública.

Después de la caída de la Unión Soviética en 1991, Cuba quedó aislada de un importante socio comercial y una fuente vital de petróleo. De manera similar a sus acciones actuales contra países como Irán y Venezuela, Estados Unidos aumentó en gran medida las sanciones a la isla, imponiendo un embargo unilateral (e ilegal). Sin petróleo y sin la capacidad de pagar alimentos o bienes importados, la economía quedó devastada y Cuba entró en lo que eufemísticamente llama «el período especial». En todo el país hubo hambre generalizada, con una ingesta calórica que disminuyó drásticamente y una pérdida generalizada de peso entre la población. La tasa de mortalidad entre los ancianos aumentó considerablemente. 

La necesidad se encuentra con la invención

Por necesidad, Cuba abandonó la agricultura mecanizada y sedienta de petróleo y adoptó los huertos orgánicos locales, la agricultura a pequeña escala, la permacultura y una dieta más vegana. Como tal, los cambios, forzados a la población por la desesperación, finalmente llevaron a cambios positivos en la dieta, la industria y el estilo de vida. Hoy, los cubanos disfrutan de una esperanza de vida más larga que los estadounidenses. El período se explora en el documental El poder de la comunidad: cómo sobrevivió Cuba al pico del petróleo.

La industria de la salud también se vio obligada a cambiar a un sistema más barato de medicina preventiva. A los profesionales de la salud de todo el país se les asignaron vecindarios locales y se les pidió que visitaran y consultaran con cada residente, cortando los problemas de raíz antes de que se convirtieran en enfermedades costosas. Por lo tanto, la obesidad en la adolescencia fue tratada de manera económica a través de consejos sobre cocina, dieta y ejercicios antes de que pudiera transformarse en una cirugía cardíaca extremadamente costosa.

La Dra. Sefa-Boakye llegó al final del Período Especial. «Pasamos seis meses con la diabetes en mi primer año en la escuela de medicina porque las autoridades decían NO PODEMOS tener una epidemia de diabetes aquí, entonces lo que sea necesario en la comunidad [para combatir una condición extremadamente costosa de por vida], fue un enfoque especial en nuestro entrenamiento», dijo. Para combatir el Dengue, señaló, los médicos y estudiantes de la comunidad local, como ella, hicieron visitas a domicilio para asegurarse de que nadie tuviera grandes reservas de agua que pudieran ser un caldo de cultivo para los mosquitos.

El beneficio de esto, dice Albanese, es que las autoridades médicas tienen estadísticas increíblemente detalladas sobre problemas de salud en cada vecindario. Cada vecindario tiene sus propios médicos locales y oficinas de consulta, lo que significa que todos pueden ver a un médico de forma gratuita, uno que también vive a una corta distancia a pie. «Nadie se desliza por las grietas», dice ella.

Esto se ha convertido en un sistema mucho más integral. «Teníamos que aprender sobre los determinantes sociales biológicos y psicológicos de un ser humano. Eso significaba que no solo tenía que tratar a la persona por sí misma, sino que debía tratarla dentro del contexto de la comunidad. Y dentro de la comunidad estaba la capacidad de usar medicamentos como la acupuntura, los alimentos a base de plantas, la acupresión y más», agrega Sefa-Boakye. 

Un tipo diferente de atención médica

Ciertamente, hay inconvenientes en estudiar en Cuba, entre los cursos intensivos de español que los no hablantes deben tomar. Internet sigue siendo exasperantemente lento y desigual en la isla; el gobierno sigue desconfiando mucho de ello. Quizás tengan razón para hacerlo; el gobierno de los Estados Unidos está secretamente detrás de múltiples redes sociales de aspecto amistoso dirigidas a los cubanos, que eran, de hecho, intentos de fomentar el cambio de régimen desde dentro, enviando propaganda anticomunista a los usuarios y motivándolos a asistir a manifestaciones antigubernamentales. El resultado es que «requiere un gran esfuerzo mantener relaciones a larga distancia con amigos y familiares en casa», según Albanese. Debido al embargo, también hay escasez de kits de prueba y otros equipos, lo que significa que practicar en Cuba tiene sus desafíos.

Sin embargo, no hay necesidad de verificar y confirmar constantemente si las compañías de seguros permitirán que los médicos traten a los pacientes con ciertos medicamentos. Debido a que no existe un motivo de lucro, los médicos también pueden pasar el tiempo que consideren necesario consultando a los pacientes. De hecho, la Dra. Sefa-Boakye afirmó que conocía los nombres de todos sus pacientes y sus familias y se le enseñó a tratarlos como si fueran seres queridos. Y, por supuesto, el sistema es gratuito tanto para médicos como para pacientes. «¡Imagine enfermarse y no tener que preocuparse por el seguro y las facturas del hospital!» dijo Albanese.

En los Estados Unidos, uno de los temas de conversación más comunes entre los médicos son los préstamos estudiantiles. Sefa-Boakye dice que sus colegas la miran con asombro cuando ella les dice que no tiene deudas porque Cuba pagó sus estudios.

El país no solo trae estudiantes de todo el mundo, sino que también exporta sus propios médicos a países pobres. Decenas de miles de médicos cubanos trabajan en docenas de países, generando ingresos significativos para la isla con problemas de liquidez. Si bien a menudo se los describe como poco más que esclavos en la prensa estadounidense, las tasas de deserción para aquellos en el extranjero parecen ser minúsculas. Sin embargo, el efecto que han tenido no lo es. Cuba, por ejemplo, ayudó al venezolano Hugo Chávez a construir un sistema nacionalizado de salud desde cero. «No se puede hablar sobre el cuidado de la salud en América Latina sin hablar de Cuba», dijo Sefa-Boakye, estimando que actualmente en África hay increíblemente más médicos cubanos o entrenados en Cuba que médicos africanos entrenados en la región.

Cuba, como la mayoría de los países, se encuentra en medio de un problema creciente de COVID-19. El gobierno confirmó 139 casos el domingo. The Guardian también informó que se enfrenta a una escasez de jabón. Sin embargo, Albanese cree que está más equipado que la mayoría para hacer frente a una pandemia: «Estoy muy segura del sistema de salud pública y epidemiología de Cuba, todo está muy organizado: nacional, provincial, regional y local», dijo.

«Desearía que cada ciudadano estadounidense pudiera experimentar las cualidades sociales de Cuba. He notado que, a pesar de todas las dificultades cotidianas de vivir en un país bloqueado, generalmente hay menos ansiedad y depresión aquí, que las personas son, en general, sociales, extrovertidas, amigables, tranquilas, se ríen a menudo y encuentran tiempo para relajarse y disfruta la vida. No hay tanto aislamiento social y miedo a los extraños aquí como en los Estados Unidos».

Por CubaInformación

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Nuestro Buen Vivir

Desde Ecuador y para Latinoamérica

La pupila insomne

...Oh, la pupila insomne y el párpado cerrado. Rubén Martínez Villena

Santiago Arde

Es Santiago y siento orgullo

La Hora del Recuento

"Es la hora del recuento, y de la marcha unida, y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes". José Martí

ZonaFranK

“… General, el hombre es muy útil. Puede volar y puede matar. Pero tiene un defecto: puede pensar”... Bertold Brecht

Guerrero Boliviano

Desde Bolivia nuestro corazón cubano...

El Estanquillo

La verdad de Cuba y el mundo en un solo click

delimaalahabana.wordpress.com/

Defendiendo la realidad cubana

El Blog de Patricio

Antiimperialista y Luchador por la Patria Grande

La Esquina Roja

Desde Venezuela, mi corazón con Cuba...

VenCuba

UNA MIRADA A CUBA DESDE LA NUEVA VENEZUELA

La Covacha Roja

Donde encontramos ideas avanzadas

Punto de Vista

Una mirada a Latinoamérica

Lente Latino-Americano

La unidad de nuestros pueblos no es simple quimera de los hombres, sino inexorable decreto del destino

Golpeando el Yunque

«Algún día el yunque, cansado de ser yunque, pasará a ser martillo»

Generación Cubana XC

Las ideas y pensamientos de las nuevas generaciones de cubanos

paraquenotemientan

te hacemos este blog

Tudo Para Minha Cuba

" Quem se levanta hoje por Cuba, levanta-se para todos os tempos"

La Santa Mambisa

Promoviendo la FE de nuestra cubanísima Revolución

A %d blogueros les gusta esto: