Capitán de la clase obrera

Regresa a la tribuna, Lázaro,

párate y habla.

Esperan la voz del carpintero

que talló su cruz como un nazareno negro.

 

Esperan tu voz, guarnecida por el yeso.

La voz que nace de las manos del herrero de las filigranas

soldadas con mucha perfección y delicadeza.

Como si, palabra a palabra, fundieras

una vega de hojas anchas, de aromáticas

y menudas flores.

Con tu fogosa y apasionada voz,

cavas en el surco huellas

que el amanecer reclama como suyas.

Tienes el crédito de los tabacaleros,

puros agitadores del humo y la canción

de gesta.

Puedes refundir y acrecentar sus ansias

en una Patria hecha, perfilada

sobre el acero mambí y las tribunas

de la clase obrera.

Regresa, Lázaro

Peña, párate y habla.

Todos escucharán

tu voz.

Por Alberto Curbelo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .