El Papa no recibió a ultraderecha cubana partidaria del bloqueo y la invasión a su país

«Cubanos protestan fuera del Vaticano tras ser impedidos de entrar a la misa del Papa Francisco» titulaba uno de los diarios digitales de temática cubana financiados por la Casa Blanca, manifestando la decepción de la Contrarrevolución por una frustrada acción de propaganda.


La Guardia de la Santa Sede les impidió acceder a la oración del Ángelus del Papa Francisco. Entre ellos estaba el representante del partido neofascista español Vox, el cubano Lázaro Mireles, que protestaba así: «Nos arrodillamos frente al Vaticano porque no nos dejan pasar, nuestra fe no merece ser escuchada según la Iglesia Católica. Así nos segregan y dividen a quiénes pacíficamente queremos libertad y derechos humanos para nuestro pueblo». También viajó al Vaticano el youtuber extremista Alexander Otaola.

El Papa NO recibió al Diablo, como era de esperar El Vaticano dijo NO al odio

El Vaticano negó hoy la entrada a un grupo de emigrantes cubanos que iban a propagar el odio y distorsionar el carácter religioso y humano de la misa dominical del Papa Francisco.

¿Qué dirían de algo así ahora? Que el Vaticano es una dictadura donde no hay derecho a manifestarse? No, no es eso, simplemente los derechos no se pueden ejercer para promover el odio y las confrontaciones humanas, ni anular derechos colectivos como intentan hacer los de la marcha #15N. Eso lo sabe el Papa.

Durante días se había anunciado que hoy 24 de octubre habría una manifestación en el Vaticano liderada por Alexander Otaola, quien viajó a Italia para eso, en apoyo al #15N. Sin embargo, el Vaticano ejerció su derecho de admisión y la Guardia de la Ciudad del Vaticano les negó la entrada a la Plaza San Pietro, afirmando que tenían pruebas de que estos cubanos iban a llevar a cabo un ataque contra el Papa Francisco.

¡Hasta dónde puede llegar ese odio rancio!

La Santa Sede declaró esa manifestación que busca el odio y la división entre los cubanos como «un acto hostil.

El 18 de julio de este año, el Papa Francisco pidió «paz, diálogo y solidaridad» para Cuba y afirmó que se sentía «cerca del pueblo cubano en estos momentos difíciles. «Por esta razón, en los últimos días, se pronunció contundentemente contra el bloqueo económico y a favor de «puentes de amor».

Pedro Jorge Velázquez

¡No se atrevieron a violar la ley en Italia, pero convocan a sus coterráneos a hacerlo en Cuba!

Luz Del Carmen Castillo Rodríguez desde FACEBOOK

Tomado de Radio Miami TV

Hay dos detalles que no deben obviarse sobre lo ocurrido en el Vaticano, para comprender por qué se niega la manifestación del #15N:

1. El Vaticano es un Estado independiente. Hoy ese Estado negó la posibilidad de que se realizara una manifestación ¿verdad? O sea, es una negativa de Estado, una decisión política. Pero ¿por qué la Santa Sede tomó esa decisión? ¿por qué puede tomarla sin ser juzgado por los grandes medios de comunicación?

Reinier Alejandro resume de forma magistral en su perfil: «La decisión del Estado del Vaticano de negar una manifestación de odio anticubana en la Plaza San Pedro, es un ejemplo de los límites del derecho y del derecho en sí que le asiste a cualquier Estado de aceptar o rechazar eventos públicos de esta naturaleza, con fines nocivos y nada constructivos. De cara al 15N, a Cuba le asiste el mismo Derecho, frente a las mismas razones».

¿Por qué no puede Cuba negar una manifestación que persigue los mismos fines?

2. Ante la negativa de las autoridades del Vaticano al intento de boicotear la misa del Papa para lanzar mensajes de odio, ninguno de los que allí estaban solicitándolo violó lo establecido. Ninguno, ni siquiera Otaola. Ni pasaron, ni agredieron a los guardias, ni hicieron las cosas a «pepe de timbales» como ellos dicen que sí deben hacerse en Cuba. ¿Por qué? Porque saben que eso implicaría una medida judicial. Sin embargo, desde allá llaman a que los ciudadanos cubanos a que lo hagan, aún sabiendo que eso implica sanciones legales en cualquier país, como hubiese implicado sanciones hoy en el Vaticano.

Arnaldo Rodríguez (El Talismán) dijo sobre ello: «¡No se atrevieron a violar la ley en Italia, pero convocan a sus coterráneos a hacerlo en Cuba! Convocan a los demás desde la distancia y sin arriesgarse, pero miren cómo acatan como corderitos la negativa del Papa y las autoridades del Vaticano. ¡Arriba, ejerzan ahora el «derecho universal de manifestarse» en un lugar sin permiso, pa’ ver que pasa. ¡Que clase papelazo!»

En resumen, el Vaticano tiene sus leyes. Cuba también. Y como allá nadie puede pasar por encima de ellas para desestabilizar el país; aquí tampoco.

Desde Cubainformación

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.