Publicado en Radio Reloj

Ahogado por una inflación galopante, el gobierno de Mauricio Macri tomó la peor decisión que podía: pedir un préstamo al Fondo Monetario Internacional.

El pedido trajo de vuelta a Buenos Aires a los más feos fantasmas del neoliberalismo, luego de que la administración de Néstor Kirchner cancelara en 2006 la deuda de 9 mil 800 millones de dólares que retenía a Argentina en las redes del FMI. Lee el resto de esta entrada