Archivo del sitio

Bases militares de EE.UU. en América Latina y el Caribe. El Plan Suramérica

Desde Editorial Granma

Estados Unidos tiene cerca de 800 bases militares a lo largo del mundo, de ellas más de 76 en América Latina. Entre las más conocidas resaltan: 12 en Panamá, 12 en Puerto Rico, 9 en Colombia y 8 en Perú, concentrándose la mayor cantidad en Centroamérica y el Caribe.

El Comando Sur norteamericano, en marzo del 2018, hizo pública una información sobre su estrategia para nuestra región en los próximos diez años, los principales «peligros» o «amenazas» identificadas y el modo de enfrentarlas. Así mencionó a Cuba, Venezuela, Bolivia, «la lucha contra el narcotráfico», redes ilícitas regionales y transnacionales, mayor presencia de China, Rusia e Irán en América Latina y el Caribe, auxilio ante desastres –recordemos la «ayuda» brindada a Haití cuando el terremoto-   así como el papel asignado a las fuerzas de seguridad de cada país en diferentes rubros vinculados a la seguridad interna, regional e internacional1. Lee el resto de esta entrada

Oposición ecuatoriana busca “golpe blando” contra Correa

Golpe Blando

Por: Emilio Marín

El presidente gobierna Ecuador desde 2007. Lo ha hecho en buenos términos, al punto de ganar diez elecciones. Por eso la oposición oligárquica y los medios hegemónicos, en sintonía con Washington, quieren tumbarlo con un “golpe blando”.

Rafael Correa llegó al presidencial Palacio de Carondelet en enero de 2007. Alianza-País dio comienzo a un proceso progresista y de ancha base popular bautizado como Revolución Ciudadana. En total tuvo diez victorias electorales, incluida la que en 2008 parió una Constitución moderna y plena de derechos sociales, democráticos y ambientales, plebiscitada con apoyo mayoritario.

Las franjas más pobres ganaron derechos en un proceso de “empoderamiento”, como se gusta decir en Latinoamérica. Al FMI y el Banco Mundial no les gustó nada que el modelo en marcha redujera sustancialmente su injerencia y rechazara programas de ajuste. El representante del BM fue declarado persona no grata y tuvo que irse del país.

A las autoridades norteamericanas tampoco les agradó que el nuevo presidente diera por finalizada la operatoria de su base militar de Manta, que había comenzado con el entreguista Lucio Gutiérrez. El Comando Sur debió cerrar un establecimiento que había empleado para bombardear a la guerrilla colombiana en acuerdo con Álvaro Uribe. En consecuencia, abrió otras bases militares en la misma Colombia. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: