Archivo del sitio

Tras 60 años de luchas, sacrificios, esfuerzos y victorias, vemos un país libre, independiente y dueño de su destino

Del Editorial Granma

Discurso pronunciado por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, en el acto central en conmemoración del aniversario 60 del triunfo de la Revolución, en Santiago de Cuba, el 1ro. de enero de 2019,  «Año 61 de la Revolución».

(Versiones Taquigráficas-Consejo de Estado)

Santiagueras y Santiagueros;

Compatriotas de toda Cuba:

Nos reunimos hoy para celebrar el aniversario 60 del triunfo revolucionario del Primero de Enero, y lo hacemos nuevamente en Santiago de Cuba, cuna de la Revolución, aquí en el cementerio de Santa Ifigenia, donde se veneran los restos inmortales de muchos de los mejores hijos de la nación, muy cerca de las tumbas del Héroe Nacional, del Padre y la Madre de la Patria y del Comandante en Jefe de la Revolución Cubana. Lee el resto de esta entrada

Fidel en el Diálogo del 78: “Nos sentiremos siempre satisfechos de este esfuerzo que en común hemos realizado”

Palabras del Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz, al finalizar la Segunda Reunión celebrada el 8 de diciembre de 1978 con miembros de la comunidad cubana en el exterior

Ya se firmó todo, ¿no?

Decía, que quiero que me excusen por no hacer un discurso formal, protocolar, para terminar esta reunión. Solo quiero decirles que estamos conscientes todos, de que hemos trabajado duro, tesoneramente, para alcanzar estos resultados. Y estamos conscientes también, de que no era tarea fácil. Y nosotros sabemos perfectamente bien, que ustedes han tenido que enfrentar incomprensiones, incluso riesgos.

La vez anterior dije que habían tenido el valor de enfrentar esos riesgos. Creo que para cada uno de ustedes es una importante prueba de valentía moral. Yo también a veces veo un periódico de esos que se editan allí, a veces he visto alguno que otro casete de las cosas y comprendemos perfectamente bien que amargo es a veces enfrentarse a una tarea como esta, dentro de ese clima.

Lee el resto de esta entrada

Victoria de Playa Girón, ¿o la lección no aprendida?

Por La Demajagua

El día 19 de abril de 1961,  el estado mayor de la brigada invasora, desde su  última posición en Playa Girón, envió  un mensaje radial al jefe de la Operación de la CIA, en el cual aseguró que resistían el avance de las fuerzas cubanas, lo que vislumbró para algunos imaginativos oficiales estadounidenses la posibilidad de una inmolación  gloriosa, pero pronto salieron de ese imaginario al ocurrir la rendición masiva encabezada por los  propios jefes mercenarios.

Para los responsables de la Operación Pluto que encubrió la invasión, no pudo ser una sorpresa este fin. Según testimonios utilizados por el investigador estadounidense Tim Weiner en una historia sobre la CIA del 2013, Antonio Varona, seleccionado por EE.UU. para  presidir el gobierno en el exilio que se trasladaría a Playa Girón, era considerado un “granuja,estafador y ladrón” por el mismo jefe de la agencia encargado de la misión. Lee el resto de esta entrada

Mangosta no come cocodrilo (Parte I)

Por Fabia Escalante Font/ La Pupila Insomne

Próximamente  se cumplirán 55 años de la “crisis de octubre” o “crisis de los misiles soviéticos en Cuba de 1962”, que estuvo antecedida por la “operación Mangosta”, el proyecto subversivo y terrorista de mayor dimensión y envergadura que el gobierno de Estados unidos y todas sus Agencias hubiese emprendido hasta entonces. Sin embargo, en la memoria de los estudiosos y analistas del tema, solo ha quedado el episodio de los misiles y sus consecuencias, sin explicar o comprender cuáles fueron las causas y orígenes de aquel conflicto que puso al Mundo al borde del holocausto nuclear. Por ello, con éste artículo, iniciamos una serie de textos para analizar aquellos acontecimientos y colocarlos en su justa dimensión histórica, política y operativa.

El título alude imaginariamente, al combate entre dos poderosos animales,  la mangosta norteamericana con todos los recursos materiales, militares y científico técnicos a su favor y el cocodrilo cubano,  que sumergido en el agua y armado con sus poderosas fauces, cabalgado por Fidel  se tornaría invencible,  derrotándolos una vez más.

El 30 de noviembre de 1961 el presidente John F. Kennedy, en correspondencia con la sugerencia de la Comisión Taylor, aprobó el Proyecto Cuba u Operación Mangosta, un vasto programa subversivo que, con la participación de casi todos los organismos gubernamentales norteamericanos, perseguía el derrocamiento del gobierno cubano. Al unísono, el Departamento de Defensa recibió la orden de incluir en sus planes de guerra a la isla caribeña. Las principales ciudades cubanas se colocaron en la mira de los poderosos misiles nucleares norteamericanos. El general Edward Lansdale,[1] un especialista del Pentágono en guerra antisubversiva, fue designado para dirigir la nueva operación, mientras que se creó dentro del Consejo de Seguridad Nacional un grupo especial (SAG) bajo el comando directo del fiscal general Robert Kennedy, encargado de aprobar, supervisar y controlar las acciones.

Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: