Archivo del sitio

¿Por qué se celebra el 25 de diciembre?

navidad-historia-y-origen-pesebre

Por Sobre Historia

La explicación más consistente de los historiadores es que el origen de la Navidad estuvo relacionado con una serie de decisiones tomadas por los altos mandos de la iglesia cristiana en los siglos III y IV. Entre ellas, se considera como la más determinante, la moción del Papa Julio I en 350 para establecer la navidad el 25 de diciembre. Esto fue decretado 4 años después por el Papa Liberio.

El por qué de la elección de esta fecha se relaciona con la necesidad de la recientemente oficializada religión cristiana de imponerse sobre los tradicionales cultos paganos romanos. En diciembre se celebraba -en el gran espacio ocupado por el Imperio Romano- el culto a Saturno, dios de la agricultura (principal sustento y actividad económica de estos pueblos). Las Saturnales se realizaban del 17 al 23 de diciembre, los días más cortos del año, y luego el 25 de diciembre se consideraba en nacimiento del nuevo sol. Lee el resto de esta entrada

La tumba de Cristo está al descubierto por primera vez en siglos (+ Fotos)

La lápida original del lugar donde la tradición cristiana sitúa la tumba de Jesús ha quedado al descubierto por primera vez en cinco siglos.

Tomado de: El Comercio

Los científicos abrieron por primera vez en al menos dos siglos el lugar considerado por los cristianos como la tumba de Jesús, en la iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalén. La placa de mármol que recubre la tumba fue desplazada durante tres días para las obras de restauración en esta iglesia, situadas en la ciudad vieja, constató un fotógrafo de la AFP.

Lee el resto de esta entrada

Leal a La Habana (#Cuba, #LaHabana, #Eusebio Leal)

Por: Chelsea Del Sol / Tribuna de La Habana / Fotos: Jorge Luis Sánchez Rivera

 leal-2-Small

Conversar con Eusebio Leal, hombre de elegantes modales y sencillez de espíritu, es sumergirse en la existencia misma del patrimonio material e inmaterial de La Habana, conservado durante años para el beneficio de la ciudad y el disfrute de sus visitantes y moradores.

Viajero cómplice, gusta desandar las calles de La Habana y deleitarse entre sus riquezas infinitas, grabadas en el simple adoquín de una plaza o en el corazón mismo del campanario más alto.
“Soy un hombre de costumbres cubanas y tendría que plagiar a Martí para decir que amo la sonoridad del verso escultórico. A cualquier parte del mundo que voy, la cubanía de las personas y las cosas se me revela con facilidad pero, como habanero más ecuménico, si algún dolor tengo es no conocer los lugares recónditos de mi país, cuya belleza me conmovería profundamente… como cuando fui por vez primera a Baracoa y dije esta es la Cuba profunda… o cuando vi la Ciénaga y las bandadas de pájaros… soy un amador de la belleza, pues es una necesidad tan grande como la justicia”.

¿Cuáles son, a su entender, las maravillas que ostenta La Habana?

Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: